Estiman que estado de Sitio en Ixchiguán y Tajumulco no cumpla expectativas

La prórroga al estado de Sitio decretado en Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos, vencerá el 7 de agosto y varios sectores estiman que no se lograrán los objetivos de resolver el conflicto limítrofe. 

El estado de Sitio en Ixchiguán y Tajumulco finalizará el 7 de agosto. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El estado de Sitio en Ixchiguán y Tajumulco finalizará el 7 de agosto. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El estado de Sitio fue declarado en dos municipios que han sido escenario de un histórico conflicto limítrofe que ha desencadenado enfrentamientos armados vinculados al cultivo de amapola, con pocas posibilidades de solución.


El estado de sitio finalizará el 7 de agosto. Antes de esa fecha, el Gobierno debe conseguir que el Legislativo apruebe una Ley para la demarcación del territorio entre los municipios, causas que desencadenaron el conflicto que data de 1933 en esa zona fronteriza con México.

Las autoridades municipales de Tajumulco se han opuesto a firmar el acuerdo, lo que genera incertidumbre y preocupación, según algunos sectores.

El diputado de San Marcos, Luis Contreras, dijo: “Sin la firma del alcalde de Tajumulco, aquí no habrá paz. Eso es tan claro como el agua”.

Ismael Ramos, alcalde de Tajumulco en un saludo con Daniel López, jefe edil de Ixchiguán, San Marcos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Es un problema histórico y uno de los municipios ha rehusado firmar un acuerdo de solución, lo que denota falta de voluntad. Esto es preocupante porque significa que la desconfianza y hostilidad perdurarán”, dijo a la agencia DPA, Christians Castillo, analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (Ipnusac).

Castillo aseveró que “aparatos criminales tienen interés en que no haya una solución pacífica”, en referencia a grupos que controlan las extensas plantaciones de amapola (materia prima de la heroína) que existen en el área.

El estado de sitio fue decretado por el presidente Jimmy Morales el 10 de mayo, con una vigencia de 30 días y ampliado por primera vez con el apoyo del Congreso el 6 de junio. Este 7 de agosto vence la segunda prórroga de 30 días.

Desde hace casi dos meses, el Ejército se desplegó para retomar el control y destruyó fortificaciones o búnkers que los pobladores construyeron para defender sus posiciones en medio de los cultivos de amapola.

Durante el estado de Sitio han erradicado plantaciones de amapola valoradas en unos Q6 mil 337 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

A su vez, la Policía Nacional Civil (PNC) ha dado reportes de la erradicación de extensas plantaciones de amapola cuyo valor se estima en al menos US$ 845 millones –unos Q6 mil 337 millones-.

El estado de Sitio busca restablecer el control y la gobernabilidad en ambos municipios, pero también realizar los estudios que definirían los límites territoriales, como fundamento para el restablecimiento de la paz y la confianza entre ambas comunidades.

Israel Ramos, alcalde de Tajumulco, se niega a firmar el acuerdo para el reconocimiento de los límites. En principio argumentó amenazas de muerte y luego manifestó que antes espera conocer qué tipo de compensación y reparación recibirán las comunidades de su jurisdicción.

Durante una reunión de un colectivo de 12 instituciones que conocen el tema, la semana pasada, el Ejecutivo informó que antes de que venza el estado de sitio debe enviar al Congreso la iniciativa de ley que establece los límites territoriales, pese a la negativa de Tajumulco.

Los enfrentamientos entre pobladores de Ixchiguán y Tajumulco han sido constantes desde 1933. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El tiempo es corto, tras recibir la iniciativa del Ejecutivo, el Legislativo deberá llamar a ambos alcaldes para escuchar sus observaciones.

Castillo consideró que hubo un “fracaso en el sistema de diálogo” que el Ejecutivo promovió desde 2016 y que en mayo debió declarar agotado.

“La destitución del comisionado presidencial del Diálogo, Rocael Cardona”, indicó Castillo.

El ministro de la Defensa, Williams Mansilla, dijo a DPA que esperarque el Congreso pueda legislar y dejar en firme “de una vez por todas” la delimitación territorial. “No podemos dejar que pasen otros 83 años para hacerlo”, dijo Mansilla.

Las autoridades han advertido de que la conflictividad en el área no se reduce al tema de límites territoriales, pues muchos pobladores se dedicaron a cultivar amapola y consiguieron armas facilitadas por organizaciones de narcotraficantes, posiblemente mexicanas.