El Papa aludió a problemas que afectan a la juventud guatemalteca, dicen obispos

La corrupción, la violencia y las migraciones forzadas fueron algunos de los temas que el papa Francisco abordó en su segundo día de actividades en Panamá, donde participa en la Jornada Mundial de la Juventud; esos problemas, afirman obispos de la Conferencia Episcopal, atañen a la realidad guatemalteca.

El papa Francisco se reunió con los obispos de Centroamérica en la iglesia San Francisco de AsÍs. (Foto Prensa Libre. EFE)
El papa Francisco se reunió con los obispos de Centroamérica en la iglesia San Francisco de AsÍs. (Foto Prensa Libre. EFE)

El Pontífice ofreció un mensaje a los obispos de Centroamérica, entre quienes estaban casi todos los de Guatemala, a quienes instó a vivir de cerca con sus pueblos y minutos antes, frente a autoridades panameñas y al cuerpo diplomático acreditado en ese país, hizo un llamado a los gobiernos e iniciativa privada para “huir” de la corrupción.

El Papa les invitó a “vivir con austeridad y transparencia; —y— llevar una vida que demuestre que el servicio público es sinónimo de honestidad y justicia, y antónimo de cualquier forma de corrupción”.

Al respecto, el obispo de la Diócesis de Escuintla, Víctor Hugo Palma, indicó que el mensaje del papa Francisco sobre la corrupción dio “al centro de Guatemala” así como del resto de Latinoamérica.

“El tema es que la política y los servidores públicos son necesarios, pero hay que reconstruir la personalidad del servidor público de manera que sirva y no se sirva”, expuso Palma.

Lea también: El papa Francisco hace llamado a vencer los miedos y recelos en cuanto a la migración

Enfatizó en el proceso electoral de este año y afirmó que será necesario buscar un perfil adecuado de alguien que tenga una buena moral porque “nadie puede ser buen esposo o padre de familia y un mal servidor público”.

Rodolfo Valenzuela, obispo de la Diócesis de las Verapaces, indicó que el mensaje del Papa fue “clarísimo y reiterativo”, en el sentido de que los obispos de Centroamérica apoyan y apoyarán los esfuerzos para combatir la corrupción.

Coincidió en que la corrupción es uno de los principales problemas que afectan a los guatemaltecos.

El papa Francisco sale de la reunión que sostuvo con los obispos de Centroamérica. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Concretamente en Guatemala, es cierto que ni la Cicig ni el Ministerio Público ni incluso la Corte de Constitucionalidad son perfectos, pero son instancias que están luchando y han hecho esfuerzos, y se ven frutos en contra de la corrupción e impunidad”, precisó Valenzuela.

Añadió que el mensaje del Papa es para decir que en Guatemala “aunque los esfuerzos no sean perfectos y que hay gente que pueda encontrarle, sin duda, fallas a estos mecanismos, están haciendo un camino que no se había hecho nunca antes y que merece apoyo”.

Lea también: El Papa visitará una cárcel de menores y un hogar para jóvenes con VIH en Panamá

Recientemente, los obispos de Guatemala emitieron un comunicado donde lamentaron la confrontación entre el Gobierno y otros organismos del estado “legítimamente constituidos”, en referencia a la franca oposición del

Ejecutivo con la Corte de Constitucionalidad (CC), que llevó incluso, a que la Procuraduría General de la Nación (PGN) presentara una solicitud de antejuicio en contra de tres magistrados de la máxima corte.

Migración

Uno de los aspectos a los cuales el Pontífice se refirió en la reunión que sostuvo con los obispos centroamericanos fue de las migraciones.

El papa Francisco habló a los obispos de migración, violencia y crimen organizado. (Foto Prensa Libre: EFE)

En ese sentido, invitó a los líderes religiosos a trabajar para eliminar los miedos y recelos a la migración, a la vez que remarcó “muchos de los migrantes tienen rostro joven” y buscan un mejor futuro para sus familias a pesar de los riesgos y de dejarlo todo en sus países de origen.

Gonzalo de Villa, presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala, consideró que, aunque el mensaje del Papa no estaba dirigido a un país en específico, fue un llamado a los obispos para que se encarguen del trato personal y pastoral de los dramas humanos como la migración forzada y cómo esta afecta a las diócesis.

Valenzuela afirmó que el Papa está muy claro en que los migrantes deben recibir apoyo y no ser considerados como delincuentes, puesto que han migrado por causas difíciles y merecen respeto.

Para el obispo de las Verapaces los jóvenes guatemaltecos no encuentran trabajo y aunque algunos estudian y tienen títulos al no hallar estas oportunidades se frustran y se ven forzados a buscar otras opciones de superación.

Miles de jóvenes migrantes huyen de sus países por falta de oportunidades. (Foto Prensa Libre. EFE)

Aparte, en muchos lugares estos huyen de las pandillas y la violencia.

“Son un sector de la población vulnerable —los jóvenes— que merece atención particular desde el punto de vista, no solo pastoral, sino también social y político”, añadió Valenzuela.

En esto coincidió el obispo de la Diócesis de Escuintla, quien afirmó que el mensaje del Papa fue una denuncia por la falta de trabajo y oportunidades que enfrentan los jóvenes del istmo, entre ellos los de Guatemala, y añadió que el país aún tiene rezagos.

“Hay problemas que no están superados y por eso es la migración, como la falta de oportunidades, la violencia y el poco cuidado que se tiene de la familia”, añadió Palma, para quien a estos problemas se suma el que los jóvenes son muy dependientes de las redes sociales las cuales no siempre tienen contenidos constructivos y los confunden.

El tema de las redes sociales también fue abordado por el papa Francisco, quien advirtió de la “desinformación” y la “distorsión consciente y selectiva de los hechos” en Internet.

“Hay que reconocer que las redes sociales, si bien sirven para comunicarnos más por un lado, y para permitir encontrarnos y ayudarnos mutuamente, por otro, también se prestan para la manipulación de datos personales, con el objetivo de obtener ventajas políticas o económicas, sin el respeto debido a las personas y sus derechos”, aseveró el Papa.

Sufrir con la gente

Los obispos guatemaltecos tienen claro que el principal llamado del papa Francisco fue a atender a la juventud y estar cerca de la población en sus problemas y sufrimientos.

El Papa llamó a los prelados a “robarle” a la calle a los jóvenes antes de que la cultura de muerte se aproveche de su imaginación “vendiéndoles humo” y mágicas soluciones.

Francisco se encuentra en Panamá donde celebra la Jornada Mundial de la Juventud, a donde asistieron más de 265 mil personas, según cálculos oficiales, de los cuales más de 110 mil son jóvenes peregrinos que se inscribieron para participar en las actividades oficiales de la Jornada.

Contenido relacionado

> La erupción del Volcán de Fuego fue la peor tragedia natural del 2018

> Jimmy Morales y Joviel Acevedo defienden firma de nuevo pacto colectivo

> Sacerdotes que viajaban a Esquipulas sufren atentado y salen ilesos

 

0