Contribuyentes pagarán el aumento a los pensionados

Tres días de presiones bastaron para que los diputados accedieran a cambiar las reformas a la Ley de Incremento Económico a las Pensiones del Estado, que aprobaron en febrero, y que obligaban a los trabajadores activos a aportar dos puntos porcentuales más para incrementar en Q500 las jubilaciones de los adultos mayores que devengan menos del salario mínimo, pero ahora cargaron ese monto a los contribuyentes.

Maestros celebran a las afueras del Congreso por el rechazo al descuento salarial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Maestros celebran a las afueras del Congreso por el rechazo al descuento salarial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La Ley estableció un incremento de Q500 para los jubilados que devenguen menos del salario mínimo, el cual en un año se incrementará en Q500 más. Aunque diputados y docentes coincidían en la necesidad del alza, estos últimos se negaron a aportar más dinero de su retiro.

Joviel Acevedo, líder magisterial, justificó que muchos maestros ganan unos Q3 mil 500, “tienen muchas deudas y pagan sus pasajes para ir al pueblo donde dan clases”, por lo que no les queda poco  para aportar.

En la actualidad, los maestros en el escalafón A devengan Q3 mil 646 al mes; de ello aportan el 11 por ciento (Q401.06)  para su pensión, y con los cambios debían pagar Q72.92 más; es decir, Q473.98.

Con las reformas aprobadas ayer, el incremento ya no será cubierto por los trabajadores. Estos seguirán aportando el porcentaje establecido en la ley aprobada en 1988, y la carga se sumará al Presupuesto de la Nación, el cual tiene tres vías de financiamiento: impuestos, bonos del tesoro y préstamos.

Cambio bajo presión

Mientras  Acevedo salió triunfante del Congreso, los diputados, que días antes defendían su decisión, indicaron que habían cometido un “error” al cargar el aumento a los trabajadores estatales activos.

Marcos Yax, diputado del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), se mostró triunfante y aplaudió el cambio de fuente de financiamiento. “Los maestros nos dieron una lección”, dijo. Pero al  ser cuestionado sobre la falta de recursos del Estado e indicarle que las pensiones de los empleados en la iniciativa privada los cubren ellos mismos, titubeó por varios segundos, como pensando la respuesta; incluso cerró los ojos y dijo: “Estas son componendas que se vienen desde el año pasado contra este gobierno… creo que cometimos un error”.

 Agregó: “Espero que el señor presidente —Jimmy Morales— le pueda dar una solución”.

En cambio, Selvin García, subjefe de Compromiso, Renovación y Orden, considera que fue una “ligereza” del Congreso la fuente de financiamiento inicial.

 Boris España, jefe del Movimiento Reformador, también dijo haber cometido un error al no haber estudiado las fuentes de financiamiento.

Sin fuente

El presidente  Morales, durante la visita al centro de monitoreo de la Comisaría 12, se refirió a la reforma a la Ley de pensiones del Estado: “Desde el principio se debió buscar leyes que solucionen la problemática y no que la agudicen”.
“¿De dónde tiene que salir ese dinero? Entonces, ahí es donde las ponencias deben venir completas y nos tienen que dar una fuente de ingresos de donde nosotros lo podamos sacar”, subrayó el mandatario.

Añadió que de la recaudación fiscal es imposible, porque está por debajo de las necesidades que tiene el Estado. “Entonces tiene que ser una fuente de financiamiento de algún préstamo que se pueda ejecutar con la velocidad y transparencia que sea necesaria”, expresó.

CC rechaza acciones

La Corte de Constitucionalidad (CC) denegó las tres inconstitucionalidades que presentaron en forma individual los maestros Bernardo Caal, Humberto Solares Morales y Jorge Misael Pérez contra el decreto 11-2016, en el cual se establecía un descuento a los empleados públicos para incrementar la pensión de los jubilados del Estado. Las acciones fueron rechazadas sin haberlas entrado a conocer, por considerarlas prematuras.

Martín Guzmán, secretario general de la CC, informó ayer que fueron presentadas dos nuevas acciones en contra del mismo decreto, por parte de Efrén Sandoval y Édgar Horacio Portillo, las cuales serán conocidas en los próximos días.