Guatemala y Brasil reiteran llamado a elecciones libres en Venezuela

Los cancilleres de Guatemala, Pedro Brolo, y de Brasil, Ernesto Araujo, efectuaron este miércoles un llamado urgente a que se restablezca la democracia en Venezuela y se efectúe el cambio de poderes.

El ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Pedro Brolo (a la derecha), y el canciller de Brasil, Ernesto Fraga Araujo (izquierda), se reunieron este miércoles 19 de febrero en Guatemala. (Foto, Prensa Libre: Efe).
El ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Pedro Brolo (a la derecha), y el canciller de Brasil, Ernesto Fraga Araujo (izquierda), se reunieron este miércoles 19 de febrero en Guatemala. (Foto, Prensa Libre: Efe).

Los funcionarios se reunieron el 19 de febrero del 2020 en Guatemala durante una visita que efectuó el diplomático brasileño, un día antes de las reuniones del Grupo de Lima programadas para llevarse a cabo en Canadá y en donde se prevé analizar medidas contra el régimen venezolano encabezado por Nicolás Maduro.

“Tenemos, con países como Colombia, una preocupación de seguir con una presión muy fuerte sobre el régimen de (Nicolás) Maduro de no aceptar ninguna negociación que sea un aplazamiento de una solución. En el pasado reciente se han intentado diferentes tipos de negociación con el régimen de Maduro que no han resultado porque solamente son instrumentos para que gane tiempo y sigan en el poder, y sigan creando miseria e inseguridad” dijo Araujo.

En tanto el canciller guatemalteco mencionó que apoya la visión de Brasil respecto de Venezuela.

Expuso que el gobierno de Guatemala retiró en enero del 2020 el último representante que tenía en la embajada de Venezuela y se concretó el rompimiento de relaciones diplomáticas con el gobierno de Maduro.

Recordó también que tanto él, como el actual presidente de la República Alejandro Giammattei intentaron (antes de tomar posesión en el Gobierno) ingresar a Venezuela en el 2019 a dicho país para expresar su apoyo al presidente encargado Juan Guaidó, pero que se les impidió el ingreso por las autoridades migratorias.

Tanto Araujo como Brolo criticaron el Gobierno de Maduro y una supuesta “simbiosis” con el crimen organizado, que han provocado el éxodo de millones de personas.

Brolo explicó en conferencia de prensa en el Ministerio de Relaciones Exteriores, que con Venezuela no se comparte la visión política ni ideológica y tampoco las relaciones comerciales.

En tanto Araujo agregó en declaraciones brindadas en la embajada brasileña en Guatemala que “Brasil ha sido uno de los países que ha tenido esa línea de que la negociación con Maduro tiene que ser solamente de la fecha en que se va (del cargo) y no algo que permita que siga en el poder indefinidamente, y como una condición para la realización de elecciones libres, abiertas, con observación internacional y que será por supuesto el instrumento fundamental de constitución de la democracia en Venezuela”.

El funcionario brasileño explicó que los países del Grupo de Lima quieren ayudar a que se realicen elecciones libres en Venezuela y que se deben crear las condiciones para ello ya que las barreras actuales no lo permiten.

“Nos parece que es necesario seguir con toda la presión para que se vaya la dictadura, ese régimen que ha creado tanto mal a su país para que haya a partir de una actuación muy importante del presidente encargado Juan Guaidó, se hagan elecciones libres” insistió Araujo.

El caso de Nicaragua es diferente, dice Brolo

Respecto del gobierno de Nicaragua, presidido por Daniel Ortega, Brolo indicó que la postura de Guatemala es distinta no solo porque ambos son miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), sino que coinciden en varios puntos ya que ese país mantiene libertad económica y hay inversiones de guatemaltecas muy importantes.

Araujo mencionó que en el caso de Nicaragua, Brasil sigue con mucha preocupación su situación que califica como “desafíos muy claros a la institucionalidad democrática”.

Sin embargo, dijo que en distintos momentos Nicaragua ha dado señales de una apertura para que se trate su situación de una manera constructiva a través de la Organización de Estados Americanos (OEA), por lo que “lo importante es seguir incentivando que el Gobierno a una articulación internacional que permita resolver los problemas”.

“El Canciller Brolo hablaba de las diferencias entre los casos y las reconocemos, al mismo tiempo creemos que es necesaria una presión y atención internacional muy clara sobre Nicaragua. En el caso de Brasil ha sufrido la muerte de una estudiante brasileña en manos de fuerzas paramilitares ligadas al régimen (de Ortega), eso ha sido muy traumático para el país. Eso lo vemos con mucha atención” dijo Araujo.

“Venezuela para nosotros es un tema muy presente, es un país de frontera (con Brasil). Nicaragua es más cercana a Guatemala y ha sido muy importante escuchar la visión que expuso el canciller Brolo respecto de Nicaragua para hacer la articulación correcta acerca de qué puede hacer Brasil para contribuir con el tema. Hoy hay una conciencia muy clara en toda Latinoamérica de que tenemos que ir hacia una democracia integral de los distintos que haya en los países Venezuela es el gran desafío, pero hay otros, tiene que resolverse, sino nunca llegaremos al punto donde queremos estar que es una región reformada, de libertad y de prosperidad” declaró el diplomático brasileño.

Por aparte Brolo respondió a periodistas que aún no ha definido el voto de Guatemala para elegir al nuevo secretario de la OEA y que el tema no se tiene previsto discutir en las reuniones del Grupo de Lima esta semana.

La visión de Brasil respecto de Guatemala

Araujo entregó a Brolo una carta de invitación girada por el presidente de su país, Jair Bolsonaro, para que el mandatario Alejandro Giammattei visite Brasil.

Expuso que observan que los planes del gobierno de Giammattei convergen con los de Bolsonaro en diversas aristas, incluyendo la seguridad ciudadana y lucha contra el crimen como lo menciona en el extracto de esta entrevista.

El canciller Brolo indicó que desde el 2004 no venía un canciller de Brasil a Guatemala. ¿Qué despierta ahora el interés?

Así es, es una muestra de que estamos abriendo nuestros horizontes, Brasil ha estado muy cerrado al mundo desde hace mucho tiempo, no solamente en la parte económica, pero estamos cambiando eso de una manera muy firme generando nuevas posibilidades ya que no se aprovechaba la relación o la aprovechábamos muy poco.

Estamos yendo a todas partes del mundo, estuvimos ya en Asia, en Medio Oriente, y recientemente en África. Centroamérica y Guatemala muy especialmente es un horizonte que no teníamos presente como es necesario en nuestra política exterior como un todo y en nuestra política comercial muy específicamente.

Así que es parte del esfuerzo de proponer una presencia de Brasil en el mundo con la confianza de un país que quiere crecer y compartir prosperidad, que quiere trabajar por la democracia, por la libertad económica y política.

Vemos a Guatemala como un país muy esencial en todo esto, Guatemala se destaca en esa lucha por la democracia en Latinoamérica, por la lucha contra el terrorismo y la criminalidad, que son objetivos prioritarios esenciales para nosotros también, aunque quizás no fuera tan claro en administraciones anteriores también en Brasil.

Estábamos mirando hacia abajo en Brasil durante mucho tiempo y ahora que miramos hacia arriba y vemos el mapa de países que tienen una conexión, una identidad con nosotros y una convergencia de valores vemos entre otros a Guatemala de manera muy especial.

¿Qué expectativas tienen del nuevo gobierno del presidente Alejandro Giammattei?

Tenemos excelente expectativa, todo lo que conocemos del proyecto del presidente Giammattei, vemos algo muy similar al que tiene el presidente Bolsonaro. Incluso traje una invitación del presidente Bolsonaro para que el presidente Giammattei Brasil pronto.

Creo que ya había una frase muy buena de Brasil y Guatemala, pero ahora con la convergencia que claramente hay entre los presidentes tenemos que aprovecharlo.

Vemos además de los intereses económicos e inversiones que hablábamos, esa preocupación de los Gobiernos a partir de las prioridades del pueblo, y no a partir de las prioridades de una élite, por lo menos en el caso de Brasil, una élite política muy alejada de los sectores del pueblo. Un Gobierno auténtico que tiene en Brasil que no tiene vergüenza a los valores convicciones e ideales de su pueblo y que quiere hacer lo que es importante para la gente como seguridad, libertad, capacidad de emprender, de generar empleo y soberanía sobre el ejercicio de la identidad nacional.

Vemos desafíos semejantes como el combate contra el crimen organizado es una gran parte la plataforma del presidente Bolsonaro ha sido de cesar de ignorar al crimen, cesar de dejar que el crimen prosperara, aunque se combatiera de una manera un poco difusa, pero hacer de eso una prioridad.

Está el hecho muy claro de que está dando resultados en Brasil, en el 2019, primer año del Gobierno, cayó en promedio 20% la tasa de homicidios en Brasil con políticas más activas de apoyo a la Policía, de autodefensa es decir permitir que la gente se defienda y no atar las manos a los agentes del orden o de la ley, como pasaba muchas veces anteriormente, es un gran desafío porque pasa por toda una complejidad jurídica e institucional en Brasil.

Pero ha cambiado, y eso también queremos compartir de que cuando hay una determinación política las dificultades que existen se superan.

¿Se fijó fecha para la visita del presidente de Guatemala a Brasil?

La fecha se dejó abierta para cuando sea posible, pero es un gesto que el presidente Bolsonaro me pidió que trajera una carta suya con una invitación al presidente Giammattei, creo que sería muy útil marcar ese nuevo momento con las relaciones con un encuentro entre ellos.