Libramiento de Chimaltenango, la millonaria obra que ya presenta fallas en uniones y taludes

Costó cerca de Q500 millones, pero en menos de un mes la gran obra de infraestructura del gobierno de Jimmy Morales presenta fallas en su construcción. El gobierno cree que los deslizamientos e inundaciones son normales para esta inversión.

Trabajadores sigue en la construcción de una cuneta en el lugar donde se inundó el Libramiento de Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Trabajadores sigue en la construcción de una cuneta en el lugar donde se inundó el Libramiento de Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Un recorrido por el Libramiento de Chimaltenango permitió identificar que los taludes, es decir los cortes que se efectúan en el terreno para hacer la carretera, pueden fallar en corto tiempo debido a la clase de suelo, explicó Flor González, consultora en medio ambiente y quien fue asesora de medio ambiente en la Dirección General de Caminos.

La experta, afirmó que los taludes del libramiento tienen cavernas de arena, “la arena tiende a desplazarse y posee un ángulo de rozamiento nulo, al saturarse de agua, el suelo consolidado por medio de arenas es incapaz de mantener el talud vertical”, explicó.

En otro sector de la obra, los taludes están compuestos de arcilla negra y piedra laja quebradiza, “por lo que al saturarse de agua tienden a derrumbarse por rotura planar, es decir que toda la cuña de material se desgaja y se desliza a lo largo del talud”.

Otro de los aspectos técnicos señalados es que, en algunos kilómetros, el pie del talud está en el aire sobre las cunetas, pero normalmente tiene que haber un hombro de separación.

Además, el ángulo de corte es casi vertical y no tiene la inclinación necesaria para que funcione el ángulo de rozamiento.

La experta también detalló que las juntas o uniones asfálticas están mal ejecutadas.

Lea también: Fotos | Se inunda el libramiento de Chimaltenango

De hecho, a pocos días de haberse habilitado, algunos taludes ya mostraban erosión y cárcavas, que son depresiones en las superficies a manera de cicatrices.

“Es urgente tomar las medidas de prevención necesarias para que dichos taludes no fallen, pues al fallar tienen como consecuencia interrumpir los tramos carreteros con material deslizado o caer sobre vehículos”, instó la ingeniera.

Gonzáles dijo que algunas medidas a tomar pueden ser el uso de geotextiles, para confinamiento lateral del material, reforzados con hidrosiembra y que dichas técnicas son las más económicas.

Otros dos ingenieros, quienes prefirieron no identificarse debido a que tienen contratos con el Estado, explicaron que según su diagnóstico las pendientes fueron forzadas para cobrar más por el movimiento de tierra.  “La falla es de diseño geométrico” debido a que lo que más costo tiene en una construcción de carretera es el movimiento de tierra.

Lea también: Luego de la inundación, así agilizan las obras en el Libramiento de Chimaltenango

Otro de los expertos explicó que el Libramiento de Chimaltenango “está diseñado con especificaciones de los años 50 y no adecuado al suelo de la región”.

Además, los ingenieros mencionan que “no hay estudio hidrológico, geológico, y climatológico” y refuerzan que en los taludes es deficiente “la falta protección o recubrimiento de concreto lanzado, por el tipo de tierra del lugar”.

El ministro de Comunicaciones, José Luis Benito, aseguró que sí hay estudios técnicos para la obra, “definitivamente los estudios existen, es una serie de estudios. Son estudios ambientales, hidrológicos, del tránsito también. Hasta se hace un estudio de tránsito para determinar el grosos de la capa de asfalto. Toda esta serie de estudios se realizan y son el principio de las bases de licitación”, indicó.

Según Benito, para consultar los documentos se debe hacer una solicitud a través de Acceso a la Información.

Fallos en el talud del proyecto son visibles. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

No fue inauguración

El presidente Jimmy Morales, aseguró este 10 de mayo que han recibido muchas críticas por la inundación en el Libramiento de Chimaltenango, pero indicó que la obra no está terminada y que el 12 de abril, cuando se hizo una actividad en el lugar, no se inauguró, sino que se aperturó para poder aprovechar el feriado de Semana Santa y poder dar una solución rápida” a quienes viajan por esa ruta.

Ese 12 de abril, el mandatario habilitó el tramo de 14.5 kilómetros.

A través de un mensaje en Twitter, la empresa Renova, encargada de la construcción en el kilómetro donde ocurrió la inundación, indicó que “material de limpieza que estaba en el área obstruyó unas cunetas e hizo que se rebalsara el agua que ocupó unos 120 metros”.

Pese a esa declaración, al solicitar información sobre la situación, uno de los ingenieros encargados del proyecto, que se identificó como parte de Renova, pero fue contactado por la empresa Conasa – la empresa que fue contratada con anterioridad para el proyecto-, indicó que las cunetas no existían y es ahora cuando se construyen.

“Justamente en esa área no tenemos construidas las cunetas, que nos funcionan para encausar el agua y poderla evacuar de la carretera, al estar estas cunetas ya construidas ya no vamos a tener ese problema”, indicó Jonathan Orellana, ejecutor ambiental de Renova.

Lea también: A pocas horas de inaugurarse, Libramiento de Chimaltenango aún está inconcluso

Los taludes del Libramiento de Chimaltenango necesitan mejoras. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

“Tenemos pendientes una última capa de asfalto en algunos tramos de este tramo de Renova -que abarca del kilómetro 57 al 59- y terminar las cunetas para poder evacuar el agua que está cayendo en este invierno”, recalcó.

Orellana también justificó que lo ocurrido se registró en menos del cinco por ciento del total del proyecto. “La longitud total del tramo es de 15.32 kilómetros, esos son 15 mil 320 metros y el problema lo tuvimos en 120 metros, no llega ni siquiera al 5% del total del libramiento”, indicó.

Además, aseguró que se sabía del riesgo que se corría al abrir el paso pese a que no estuviera terminada. “Todos sabían del riesgo que conllevaba inaugurar la obra y no estuviera terminada, esto fue un acto de buena fe del gobierno, lo vamos a decir así porque si esto no se abre, Chimaltenango seguiría siendo un caos”.

La adjudicación original a la empresa Constructora Nacional S.A. (CONASA). se hizo por Q451 millones, pero el costo final se incrementó en Q139 millones más por los retrasos que enfrentó el proyecto. El último tramo de 2.5 kilómetros, fue adjudicado a la empresa Renova Ingenieros S.A.

Lea también: TSE abre expediente contra Jimmy Morales por inauguración de libramiento de Chimaltenango

Total normalidad, dice el Gobierno

El ministro afirmó que “es normal” lo que ocurrió debido a que “son 56 metros lo que se excavó y no hay ninguna forma que todo el material que queda suelto después del movimiento de tierras se pueda recoger. Entonces, se da un lavado con las primeras lluvias, esto es normal”.

Benito, al igual que el presidente, recalcó que el Libramiento de Chimaltenango no se ha inaugurado, debido a las restricciones del Tribunal Supremo Electoral y porque no se ha terminado.

“Están trabajando obras complementarias, dentro de esas obras complementarias se están trabajando las cunetas, y hacen falta algunos bordillos”, indicó el funcionario, quien espera que para finales de mayo la obra esté totalmente terminada.

Contenido relacionado

Con el Libramiento de Chimaltenango puede ahorrarse tres horas de camino hacia el occidente

“Supervisiones” y discursos de Jimmy Morales violan la Ley Electoral, según exmagistrados del TSE

Jimmy Morales sobre su caso: La gente dirá: ¡Qué injusticia la que cometieron!