Jimmy Morales ignora a sus diputados en el Congreso

Durante la sesión solemne de este jueves para juramentar a la nueva Corte de Constitucionalidad (CC), el presidente Jimmy Morales, evitó saludar a los diputados oficialistas; incluso prefirió saludar a otros parlamentarios.

El presidente llegó al Congreso y evitó saludar a la bancada oficial. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)
El presidente llegó al Congreso y evitó saludar a la bancada oficial. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

Los desacuerdos y roces del presidente con la bancada oficial no son cosa nueva, de hecho estos se comenzaron a evidenciar hace más de dos meses, cuando el partido oficial decidió adoptar tránsfugas.

La medida era una clara contradicción con lo ofrecido por Morales cuando estaba en campaña de que no iban a aceptar diputados tránsfugas en el partido.

El caso llego al extremo de que el presidente confirmó que el partido oficial no debería tener tránsfugas, pero su jefe de bancada declaró que “ellos no habían hecho esa promesa”.

Otro precedente es el que ocurrió hace pocos días, derivado de los señalamientos de presiones indebidas por parte del diputado tránsfuga e integrante de FNC-Nación Manuel Giordano, tema donde Morales sugirió que fuera expulsado de esta, sin embargo la dirigencia entró en pugna por ese tema.

Lamenta señalamientos

Previo a su ingreso al Hemiciclo, Morales fue abordado por periodistas quienes le pidieron su opinión por la solicitud de antejuicio que el Ministerio Público (MP) hizo en contra de ocho congresistas del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación).

“Ustedes han escuchado que yo siempre he dicho que los debidos procesos son los que se deben dar. Para mí que todas las instituciones cumplan con la función que les ha encomendado el pueblo. Es triste, pero lo que haya que hacerse debe hacerse”, contestó el mandatario.

Al finalizar el acto el presidente salió del Hemiciclo sin dar mayores saludos. Afuera los periodistas intentaron entrevistarlo pero este no accedió a atenderlos y se retiró apresuradamente, acompañado por sus escoltas.
Sobre el caso de presiones a la Gobernadora Jafeth Cabrera, vicepresidente, dijo: “Desde el momento que se dio el problema, dije que lo íbamos a analizar y que era lamentable viniera de cualquier miembro del Congreso”.

Cabrera destacó que los diputados “deben de defender la credibilidad de esta nación” y no deben “estar interrogando a funcionarios de Gobierno, en este caso gobernadora”

“Lamentable, como les digo, es una situación que hay que respetar las leyes y si ellos resultan culpables que sean oídos y vencidos en juicio, la cosa tendrá que caminar para bien de Guatemala”, declaró el vicepresidente.

*Con información de Geovanni Contreras