Organizaciones sociales rechazan reformas a la Ley de Reconciliación Nacional y anuncian impugnaciones

Organizaciones sociales manifestaron en el Centro Histórico capitalino su rechazo a la reforma a la Ley de Reconciliación Nacional que conoce el Congreso, la cual ampliaría la amnistía a delitos que no fueron incluidos cuando se aprobó esa legislación, la cual es considerada como un retroceso en la búsqueda de justicia por violaciones a los derechos humanos durante el conflicto armado.

Víctimas del conflicto armado interno colocan fotografías frente al Congreso de sus familiares desaparecidos o  muertos durante el conflicto armado interno. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Víctimas del conflicto armado interno colocan fotografías frente al Congreso de sus familiares desaparecidos o muertos durante el conflicto armado interno. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Daniel Pascual, “Ellas y ellos -las víctimas mortales del conflicto armado interno- nos enseñaron el camino y sus huellas jamás se borrarán”, gritaron ciudadanos y activistas durante la manifestación. La caminata empezó en la Corte Suprema de Justicia, en el Centro Cívico.

Por el Paseo de la Sexta, la manifestación paró en tres ocasiones para exponer sus demandas a los diputados. Las activistas Otilia Lux, Rosalinda Tuyuc y Rigoberta Menchú fueron quienes encabezaron la marcha.

“Esta historia debe ser el motivo de la unidad de las organizaciones sociales y los ciudadanos que guardan intacto la memoria histórica. No podemos permitir que los diputados traten de trasgredir y manipular la historia, la verdad, por medio de la manipulación de las leyes”, criticó Lux.

Daniel Pascual, dirigente del Comité de Unidad Campesina (Cuc), señaló que la reforma a la Ley hay es “la protección a violadores de derechos humanos y como un tema que se expondrá en campaña electoral”. El activista analizó que los cambios a la Ley pueden ser usados como “promesa electoral” en las elecciones.

La marcha llegó a la Plaza de la Constitución y frente al Palacio Nacional de la Cultura se expusieron inconformidades. Luego se trasladaron a Catedral Metropolitana y Menchú advirtió a los congresistas que no dejarán que se aprueben los cambios a la legislación.

“Esa provocación que hacen mucho de los responsables de vejámenes durante el conflicto armado de querer aprobar una Ley en el Congreso con ayuda de diputados no es un hecho porque lo vamos a impugnar. Lo vamos a impugnar una y otra vez, no vamos a dejar que esa Ley pase”, advirtió Menchú.

Las organizaciones se plantaron frente al Congreso durante tres horas y no fueron atendidos por ningún congresista miembro de la Junta Directiva. Los dirigentes entregaron al personal del Legislativo unas cartas en la que exponen su rechazo a la aprobación de los cambios a la Ley.

Las reformas

La bancada oficialista Frente de Convergencia Nacional (FCN-NACIÓN), es la que impulsa en el Congreso la discusión en segundo debate de la iniciativa 5377, que contiene las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional, la propuesta ha generado una serie de roces dentro del hemiciclo desde su aprobación en primera lectura y en la Instancia de jefes de bloques. Además, Estados Unidos la cuestiona.

Los cambios a la Ley van dirigidas a extender la amnistía a delitos que no fueron incluidos en el texto original, tales como genocidio, desaparición forzada y tortura. Además, propone absolver a los condenados por estos hechos, aplicando la retroactividad de la ley cuando favorece al reo que establece la Constitución.

Herbert Melgar Padilla, subjefe de la bancada oficial y ponente de la iniciativa, ha descartado que se trabaje en cambios a la iniciativa original.

Lea además: Polémico ascenso en el ministerio de Desarrollo Social

Diputados insisten

Pese a todas las muestras de rechazo la alianza oficialista del Congreso insiste en que las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional sigan su camino para convertirse en ley.

Luego de una crispada reunión de jefes de bloques la alianza, como lo ha hecho en las últimas ocasiones, logró que las reformas se agendaran en la sesión que se celebrará el próximo miércoles a las 14 horas.

Durante la sesión de la instancia de jefes de bloque los diputados volvieron a tener puntos contrarios sobre dicha iniciativa.

Walter Félix, de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), y Nineth Montenegro, de Encuentro por Guatemala (EG), pidieron sacar de agenda dicha iniciativa.

Los congresistas señalaron que, aunque esta sea aprobada el problema llegará al Corte de Constitucionalidad (CC), pues a su criterio esta choca con varios tratados internacionales.

El presidente del Congreso, Álvaro Arzú Escobar, recordó que esta iniciativa tiene dos dictámenes, uno a favor y uno en contra, y el Pleno eligió el favorable. “Se está tratando de hacer que un tema donde unos estén a favor o en contra se ponga a discusión”, afirmó.

El diputado Fernando Linares-Beltranena, ponente de la iniciativa, defendió el proyecto y volvió a argumentar que la Ley de Reconciliación Nacional actual viola la Constitución pues los delitos de genocidio y otros no existían cuando se cometieron.

Al final la mayoría de los jefes de bloque aliados al oficialismo lograron que la iniciativa se colocara nuevamente en el orden del día del próximo miércoles.

Más rechazo

Ramón Cadena, de la Comisión Internacional de Juristas, acudió al Congreso previo a que se celebrara la sesión de la instancia de jefes de bloques para dejar una cata para que los diputados “conozcan una argumentación jurídica y no política sobre las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional”.

“Son tres argumentos principales, pero puede haber muchos más, en primer lugar, he escuchado al diputado Linares-Beltranena, decir que hay irretroactividad de la ley. No hay irretroactividad de la ley, está muy claro; por favor, lean el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el artículo 15.2 establece claramente por qué no hay irretroactividad”, afirmó el jurista.

Agregó que en este caso no hay irretroactividad “porque se trata de un delito, de acciones, que la comunidad internacional ya consideraba como delitos mucho antes de que sucedieran”.

“En segundo lugar el tema de la amnistía, hay jurisprudencia vasta sobre el tema, no se puede dar una amnistía en estos casos y delitos. El último es el principio de deber de garantía, que es un principio de la costumbre internacional que es parte de las normas imperativas, obligatorias que no se pueden cambiar”, afirmó Cadena.

Aseguró que lo único que busca con esta misiva es que los jefes de bloque “conozcan los argumentos y que en base a ellos llamen a la reflexión a sus diputados, esto vendría a afectar aún más al Estado de Guatemala”.

“Les diría que tienen una enorme responsabilidad como jefes de bloque, para comportarse conforme el derecho interno e internacional. No es un tema de soberanía, se los hacemos ver, no es tampoco un tema político, es jurídico, simplemente no pueden hacerlo. Que lean la doctrina y la jurisprudencia, no se puede dar una amnistía general, no se pude en este tipo de crímenes graves bajo el derecho internacional”, afirmó Cadena.

Contenido relacionado

“Es un volumen descomunal de pacientes”: hacinamiento en emergencias llega al límite

Ante el Grupo de Lima, Jimmy Morales cuestiona el trabajo de la ONU sobre la crisis en Venezuela

Congreso buscará convocar a elección de cortes y aprobar préstamo para Crecer Sano

 

3

Mario Acevedo Hace 4 semanas

Aparecio Rigoberta, crei que estaba en Nicaragua apoyando a su amigo Ortega a arreglar Nicaragua.

Javier Castejon Hace 4 semanas

LAS REFORMAS A LA LEY DE RECONCILIACION NACIONAL, ES SIMPLEMENTE UN CIRCO DEL GOBIERNO DEL NARCOPAYASO APOYADO POR EL CHANGO DE LATA ARZU, PARA ASI LIBERAR A LOS CHAFAROTES ASESINOS GENOCIDAS CONDENADOS YA POR LA JUSTICIA GUATEMALTECA. ESTOS CORRUPTOS CONGRESISTAS SOLAMENTE ESTAN BUSCANDO QUE CORRA MAS SANGRE EN EL PAIS.

    Mario Acevedo Hace 4 semanas

    Creo que sera necesario que corra mas, ya habemos muchos en este pais