Q11.6 millones han costado las tres comisiones del presidente Giammattei

En el primer año de existencia, las comisiones de Centro de Gobierno, Asuntos Municipales y contra la Corrupción acarrean cuestionamientos sobre su pertinencia.

Miguel Martínez, Óscar Dávila y Luis Ruano dirigen las comisiones creadas por el presidente Alejandro Giammattei. (Foto Prensa Libre)
Miguel Martínez, Óscar Dávila y Luis Ruano dirigen las comisiones creadas por el presidente Alejandro Giammattei. (Foto Prensa Libre)

Las comisiones de Centro de Gobierno, Asuntos Municipales y Contra la Corrupción, cuya creación ha sido cuestionada por diversos sectores, han representado este año un costo de Q11 millones 604 mil 402 en pago de sueldos y funcionamiento.

Estos datos constan en el portal de información pública de la Secretaría General de la Presidencia, de dónde obtienen el presupuesto las tres comisiones.

En total las tres entidades tienen un presupuesto vigente de Q23 millones 285 mil 149. La más costosa, a la fecha, es Centro de Gobierno, que hasta hoy ha ejecutado Q5 millones 075 mil 126. Le sigue la Comisión contra la Corrupción, con Q4 millones 453 mil 113 erogados y Asuntos Municipales, con Q2 millones 076 mil 163. El dinero únicamente se puede gastar en pago de salarios u honorarios y funcionamiento.

La existencia de estas comisiones, que estarán vigentes hasta 2024, ha sido cuestionada por diversos sectores que dudan sobre su pertinencia.

En particular sobre el Centro de Gobierno, el mismo vicepresidente Guillermo Castillo solicitó su desintegración el pasado 20 de noviembre en una conferencia de prensa, cuando también le pidió al presidente Alejandro Giammattei que ambos presentaran su renuncia tras la aprobación del presupuesto 2021.

“Le he solicitado al presidente que desintegremos Centro de Gobierno. Hay mucha exigencia ciudadana y, aunque a mí no me afecta (la existencia de la comisión), creo que es una estructura que le está generando, no solo costos extraordinarios (al gobierno), sino también abona muy poco”, afirmó Castillo.

De igual forma, el Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas Andrade, solicitó el cierre de la Comisión contra la Corrupción el pasado 27 de octubre, luego de que las autoridades del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda no supieran explicar el destino de una transferencia de Q135 millones en esa cartera.

Rodas recomendó al presidente evaluar el cierre de la entidad “dada su evidente ineficiencia”, según un comunicado público.

Sin embargo, pese a los cuestionamientos, el gobierno no evalúa el cierre de ninguna de estas entidades, según informó Francis Masek, secretaria de Comunicación Social de la Presidencia.

Masek aseguró que la labor, funcionamiento y resultados de las instituciones y funcionarios del Organismo Ejecutivo se encuentran en constante análisis. No obstante, el Ejecutivo considera que las tres comisiones han cumplido con sus objetivos.

“Al momento han respondido cada uno a sus competencias establecidas en sus acuerdos de creación, y no se ha planteado el cierre de estas, antes de la fecha establecida”, afirmó Masek.

Las comisiones son dirigidas por Miguel Martínez, en el Centro de Gobierno; Oscar Dávila, contra la Corrupción y Luis Ruano, en la Comisión de Asuntos Municipales.

Cargando

¿Son necesarias?

La politóloga Marielos Chang considera que la mejor forma de determinar la eficacia del Centro de Gobierno y el resto de las comisiones es a partir de indicadores que demuestren si el funcionamiento de estas entidades ha generado resultados específicos para los ministerios.

Ahora bien, desde una perspectiva política, es necesario analizar si existe duplicidad en las funciones que desempeñan estas comisiones, particularmente entre el Centro de Gobierno y Vicepresidencia, dice Chang.

“Se debe evitar duplicar funciones y, si hay otras secretarías que realizan esas funciones, hay que evaluar cuáles entidades se pueden ahorrar”, afirma Chang.

La entrevistada opina que actualmente no existen condiciones institucionales que garanticen que las personas que lleguen a cargos directivos cumplan con los requisitos profesionales para desempeñar el cargo. Por eso hay que hacer reformas al servicio civil, afirma.

Por su parte, el politólogo Christians Castillo explica que las tres comisiones en cuestión son poco efectivas. Además, considera que existe duplicidad de funciones, en el caso de Centro de Gobierno, y en el caso de la Comisión Contra la Corrupción, no ha sido proactiva.

Respecto a la Comisión de Asuntos Municipales, el riesgo es que, en vez de fungir como un enlace del Ejecutivo y las municipalidades, se convierta en un mecanismo “espurio de negociación”, afirma el entrevistado.

Castillo considera que el presidente, como una muestra de buena voluntad a la población, debiese clausurar Centro de Gobierno al término de su primer año.

En total las comisiones tienen 81 trabajadores en los renglones 011, 022, 021 y 029. Las remuneraciones mensuales de los directores alcanzan los Q43 mil 125. En octubre el pago de salarios y honorarios ascendió a Q1 millón 477 mil 564. La más costosa fue Contra la Corrupción, que tiene 31 trabajadores que en suma devengaron Q639 mil 439.5.

Las tres comisiones obtienen su presupuesto de la SGP, aunque no es que estén adscritas a esta secretaría sino figuran como una actividad presupuestaria, dijo Leyla Lemus, titular de la SGP.