Reducen Q110 millones para reparación de carreteras

Una reducción de Q110 millones para el Fondo Social de Solidaridad (FSS) podría atrasar la construcción de varios tramos carreteros.

Daños que se observan en la ruta que comunica San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, con San Marcos. (Foto Prensa Libre: C. Ventura)
Daños que se observan en la ruta que comunica San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, con San Marcos. (Foto Prensa Libre: C. Ventura)

La disminución la registra el Sistema de Contabilidad Integrada Gubernamental (Sicoin), y fue confirmada por Manuel López, director del fondo. Aunque no se sabe a dónde se transfirió, esa cantidad podría haber sido otorgada a otro ministerio. Según transportistas de Quiché pudo haber sido reasignada al Ministerio de Educación.


A la dependencia, que es parte del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), le fueron asignados Q488 millones 216 mil en el presupuesto del 2018; pero con la modificación, el presupuesto vigente llega a Q378 millones 216 mil.

Hasta el 8 de marzo, solo se había ejecutado el 1.26 por ciento de ese presupuesto.

El Fondo Social de Solidaridad tiene 12 obras a su cargo para el 2018, de las cuales dos ya fueron finalizadas.

Confirma traslado

La Gremial de Transportistas de Quiché denunció que el 50 por ciento de ese dinero se trasladó a la cartera de Educación, según ellos esos recursos servirían  para la compra de refacción escolar.

Delfino Natareno, de esa gremial, comentó que la falta de esos recursos impactará en las carreteras hacia San Antonio Ilotenango y San Pablo, San Pedro Jocopilas, las cuales continuarían abandonadas.

“Esto perjudicará enormemente a Quiché, ya que esperamos que se comiencen los trabajos de reconstrucción de las dos carreteras, pero ahora ya solo habría disponibles Q154 millones para todos los proyectos que tiene el Fondo Social de Solidaridad y, entonces, tememos que nuevamente el departamento sea el perjudicado, como ha sido desde que tomó posesión Jimmy Morales como presidente”, señaló Natareno.

LEA TAMBIÉN | Animales del circo Hermanos Ponce fueron trasladados a Chimaltenango

Manuel López, director del Fondo Social de Solidaridad, informó que por órdenes del Ministerio de Finanzas se tiene que retener el 50 por ciento del presupuesto asignado a esa entidad. Manifestó que el total asciende a Q308 millones, —distinto a lo que reporta el Sicoin—. También dijo desconocer si se utilizaría para la refacción escolar.

Prensa Libre buscó la opinión del ministro de Comunicaciones, Aldo García, pero su teléfono se encontraba apagado.
Inaugurado 5 veces

El inicio de trabajos del tramo de San Mateo Ixtatán a Santa Cruz Barillas, Huehuetenango, ha sido inaugurado cinco veces, aseguran vecinos.

Carlos Mérida, poblador del lugar, recuerda los trabajos desde el período de Álvaro Arzú. Sin embargo, la carretera no recibe mantenimiento por litigios.

En el portal Guatecompras aparece este mismo tramo con el NOG 220582, a cargo del Fondo Nacional para la Paz, en liquidación, cuyo evento fue creado el 13 de marzo del 2006, con un monto de Q79 millones 936 mil 977.410.

Gilberto López, alcalde de Barillas, indicó que en reiteradas ocasiones han solicitado agilizar los trabajos, pues ese proyecto fue inaugurado en varias ocasiones, y la última se dio durante el gobierno de Otto Pérez Molina.

El Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) reconoce el proyecto con la unidad ejecutora del Fondo Social de Solidaridad y adjudicada a la Constructora Jireh, Sociedad Anónima, el 28 de julio del 2014.

Selvin López, integrante del Consejo Comunitario de Desarrollo de la zona 6 en Barillas, dijo que por ser el municipio más alejado han sido olvidados históricamente por las autoridades.

Los vehículos tienen dificultades en dos tramos de San Lorenzo, San Marcos, porque aún no han sido concluidos. (Foto Prensa Libre)

Presupuesto asignado y vigente

  • Q488.2 millones tenía asignados el Fondo Social de Solidaridad, pero le redujeron Q110 millones, según el Sistema de Contabilidad Integrada.
  • Q378.2 millones es el presupuesto vigente, según el reporte del Sicoin del 8 de marzo último.

Avance en San Marcos

Otro caso es el del trabajo del tramo de siete kilómetros que permaneció por tres años abandonado entre el monumento a Justo Rufino Barrios y la cabecera municipal de San Lorenzo, San Marcos.

Los trabajos se reiniciaron, y hacen falta unos cien metros de pavimento que, según los trabajadores de la constructora, se planea finalizar en la última quincena de marzo.

Sin embargo, los vecinos de las comunidades cercanas a la carretera tienen temor de que la empresa no finalice un tramo de 70 metros y otro de 30 metros en un carril que hace falta y que lo habrían dejado inconcluso desde hace unos 15 días.

ENTÉRESE | Hay más guacamayas en cautiverio que en libertad, según Conap

“Siempre existe el temor de que suceda como en el gobierno del Partido Patriota, que a medias lo dejaron, porque ahorita lo único que hace falta para completar la carretera son dos pedazos que dejaron así desde hace tres semanas, y nadie nos ha dicho nada”, comentó la vecina Dorotea Tomas Coronado.

Por el contrario, en Sololá, pobladores se quejan por el mal estado de la ruta que comunica San Marcos La Laguna, San Pablo La Laguna, San Juan La Laguna y San Pedro La Laguna, un tramo de cuatro kilómetros, debido que hace dos meses levantaron el resto del asfalto sobre el tramo y quedó de nuevo en abandono, lo que afecta la economía local.

El gobernador de Sololá, Alejandro Salazar, comentó que un trayecto de cuatro kilómetros de la ruta que se había quedado en abandono hace 17 años se logró asfaltar en estos días.

Por el estado de la ruta que comunica cuatro de los municipios de la cuenca del Lago de Atitlán, vecinos se quejan por la baja considerable de turistas. (Foto Prensa Libre)

Benedicto Ixtamer, artesano local, dijo que la ruta es esencial para el desarrollo turístico, actividad que brinda la mayor cantidad de ingresos a los vecinos.

El efecto ha sido notable, porque el turismo ya casi no llega a esos municipios por el estado de la carretera.

“Hemos sufrido con este tramo. El aumento de accidentes por el mal estado de la ruta, los repuestos, la delincuencia, bajas en el turismo, el tiempo y el traslado de enfermos es complicado. Consideramos que ya es tiempo que las autoridades terminen de asfaltar la ruta, porque es un derecho”, refirió el piloto Marcelo Pérez.

Asimismo, el proyecto carretero que conduce del puente El Motagua hacia la aldea Llano Grande, Salamá, Baja Verapaz, es una promesa que viene desde el gobierno de Pérez Molina.

Vecinos, incluso, ya perdieron la esperanza de que se realice, por lo que tomaron la decisión de construir un puente provisional, de madera, en la aldea La Canoa, el cual está sobre la estructura en donde tendrá que ubicarse el nuevo puente.

Modelo colapsado

Tanto la disminución registrada al Fondo Social de Solidaridad como el pésimo estado de las carreteras son muestra de la urgencia que hay de cambiar el modelo de inversión en infraestructura, opinó Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa).

El empresario recordó que parte de la estrategia de seguimiento a lo que se propuso en el Encuentro Nacional de Empresarios (Enade) 2017 es redactar una ley general de infraestructura vial que le permita al país contar con un modelo distinto.

“Lo que hemos visto dentro del Ministerio de Comunicaciones es que, en este momento, tanto por temas de la Ley de Contrataciones y de procesos que se van atrasando, ellos mismos se dan cuenta de que no van a poder invertir todos estos recursos y por eso resulta que se hacen muchas veces estas transferencias”, expuso Zapata.

Otros contenidos

> Cuáles son las cuatro carreteras más dañadas en Guatemala

> Al menos el 84 por ciento de las carreteras está deteriorado

 
Con información de H. Cordero, M. Castillo,  W. Barrera, A. Julajuj y E. Sam