Roberto Carpio Nicolle: “El que clame que se registró un fraude es porque tiene intereses particulares o políticos”

Roberto Carpio Nicolle, exvicepresidente de Guatemala (1986-1991), fue uno de los constituyentes que ayudó a diseñar el sistema electoral que nos rige. Ahora, considera que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) debe analizar a fondo los problemas que ocurrieron en la primera vuelta para que no se repitan en la segunda y el alto tribunal se fortalezca.

Roberto Carpio Nicolle primer vicepresidente de la nueva era democrática que comenzó en 1986. Foto Prensa Libre: Francisco Mauricio Martínez)
Roberto Carpio Nicolle primer vicepresidente de la nueva era democrática que comenzó en 1986. Foto Prensa Libre: Francisco Mauricio Martínez)

 

Usted formó parte del primer Gobierno electo en la nueva era democrática, después de las dictaduras militares. ¿Cuál es su opinión de la polémica que hay después de las elecciones del 16 de junio?

 

Considero que el Tribunal Supremo trabajó con una Ley Electoral y de Partidos Políticos (Lepp) bien complicada, por lo que se cometieron algunos errores, que con la experiencia adquirida, deberá corregir.  De lo que estoy seguro es que no hubo fraude, muestra de ello es que todos estuvieron de acuerdo, como el G13, de que no hubo anomalías de este tipo.

El que clame que se registró un fraude es porque tienen intereses particulares y políticos; sin embargo, insisto en que los errores que se cometieron deben estudiarse a fondo para que en las próximas elecciones, en la segunda vuelta, el 11 de agosto, todo esté solucionado y la elección se efectúe sin contratiempos y el alto tribunal se fortalezca.

¿Cree que debe reformarse la Ley Electoral y de Partidos Políticos?

En el momento preciso se debe efectuar un análisis profundo y enmendar algunos problemas que tiene la Lepp, por ejemplo, el hecho de que favorece a los partidos grandes en detrimento de las organizaciones pequeñas.

Dentro del grupo de partidos que participaron (26), ¿considera que tienen rasgos de verdaderas organizaciones políticas, por ejemplo, ideología?

Hasta ahora no he encontrado uno que tenga ideología, algunos tienen pequeños toques de eso. Antes  teníamos cátedras sobre lo que era el partido en el que militábamos y se discutían sus pensamientos, criterios y si todos estábamos en la misma línea. La Democracia Cristiana Guatemalteca (DCG) con la que llegué a la Vicepresidencia, en 1986, tenía mucha organización y ayudábamos a las personas a estructurar sus organizaciones. Un ejemplo de eso es que en la colonia La Ruedita, teníamos organización a cargo de Danilo  Barillas y aún se conservan las gradas y una escuelita que construimos usando azadones y piochas, para  lo cual nos reuníamos con los vecinos.

Son los pilares del sistema democrático representativo en el mundo actual, de eso no hay duda. Sin su solidez no es posible la democracia. Son los intermediarios en la contienda. En términos generales son instituciones en franco deterioro que socaban el sistema democrático.

¿Realmente vivimos en democracia, o solo es una palabra que repetimos sin analizar?

Además: Las respuestas del director de Informática del TSE ante cuestionamientos de diputados

La democracia es una forma de vida, es cuando el sistema nos proporciona educación, trabajo, alimentación y respeta los derechos humanos democracia, entre otros puntos, pero si todo esto no beneficia a la población tan solo es una palabra y por eso que las personas comienzan a migrar.

¿O sea que esa es una de las causas por la cual migran los guatemaltecos?

Es una desgracia que se vaya nuestra gente, se va porque no tiene alternativas. Con cada uno que se marcha a Estados Unidos perdemos un guatemalteco y qué terrible. A mí se enturbian los ojos cuando veo los  horrores que pasan para llegar al gigante del norte, pero lo más lamentable es que solo los mencionan como un número, una estadística, porque eso es lo que se escucha cuando fallecen, cinco, diez, quince o los capturan. Guatemala se despedaza cuando se van los migrantes.

¿Qué opina de que se pretende que Guatemala sea considerado un tercer país seguro para los migrantes de El Salvador, Honduras y Nicaragua?

Es lo mas absurdo que he escuchado, si no podemos dar trabajo a nuestra propia gente cómo vamos a darle a otra de Centroamérica para que se quede aquí. Si México lo quiere hacer en su territorio, que es un país más poderoso, que lo haga, pero en Guatemala sería una barbaridad, porque nos obliga efectuar una gran inversión en los cientos de migrantes, porque hay que alimentarlos, dar trabajo, así como también seguridad.

Lea además:  Fiscal Curruchiche: “No puedo entrometerme en los resultados del TSE”

¿Y que pasaría con el documento CA-4 que permite el libre tránsito entre estos países?

Repito es de lo más absurdo que he escuchado. Estaríamos destruyendo la integración Centroamericana que está a medias. De nada nos serviría el Sistema de Integración Centroamericano, en El Salvador, la Corte Suprema de Justicia, en Nicaragua; el Banco Centroamericano de Integración, en Honduras y el Parlamento Centroamericano, en Guatemala. Todo esto lo estaríamos quebrantando. ¿Por qué debemos ponerles condiciones a nuestros hermanos para que vengan, si para eso está el CA-4, ¿para que los migrantes no viajen a EE. UU.?

¿Qué recomendaría a los nuevos funcionarios que tomarán posesión el 14 de enero del 2020?

Que por lo menos conozcan la Constitución Política de la República, porque a cuenta de qué los diputados deben consultar a la Corte de Constitucionalidad (CC) si una ley es inconstitucional, si su obligación es conocer por lo menos conocer la Carta Magna. Esto quiere decir que muchos diputados no conocen nuestra máxima ley, por eso es que pierden el poder con la CC. Nosotros hasta publicamos una edición de la Constitución con dibujos, para que se conozca desde la niñez.  Hay normas mínimas que tenemos que cumplir.

¿Qué opina de los programas sociales que han impulsado los últimos tres gobiernos?

Yo no dudo de que tienen que ejecutarse, pero deben darse a quienes de verdad lo necesitan, pero no se trata de solo eso, hay que desarrollar el país por medio de las políticas públicas y eso es lo que le ha faltado a todos los gobiernos.

¿Qué le recomendaría a los próximos gobernantes?

Lea además: Manifestantes frente al MP dicen que el TSE no puede prohibirles decir que “hubo fraude” en el proceso electoral

Estoy pensado en organizar una reunión con  los partidos políticos que posiblemente se van a mantener activos en los próximos cuatro años, independientemente de quien vaya a ser el próximo gobernante,  y sentarnos  a discutir las políticas públicas que deben permanecer fijas y que se comprometan a hacerlo por lo menos tres gobiernos consecutivos, porque si no se registran de manera sostenida vamos a llegar al año 2032, 2042 o 2052 y cada vez con índices de desnutrición más altos.

¿Cuáles serían las principales que debe impulsar el próximo gobierno?

La Secretaria General de Planificación tiene toda la información y la hoja de ruta a priorizar para terminar con la pobreza en todas sus formas. Es tan enormeme que sin políticas publicas nunca la vamos a erradicar, es imposible. Por eso digo que debe ser un esfuerzo en conjunto de toda la sociedad.

Se trata de temas de salud, educación, el hambre, vida sana y bienestar; igualdad de género, las mujeres y los niños. El tema del agua y el saneamiento económico sostenible, el empleo de calidad, así como reducir la desigualdad entre los países.

Tarea titánica que requiere un profundo diálogo social, decisiones políticas de por lo menos tres gobiernos que respeten las políticas públicas pactadas previamente y actúen en consenso, teniendo la libertad, desde luego, de desarrollar sus propios programas.

¿Qué recomendaría al nuevo Presidente?

Cada quien tiene su programa; sin embargo, les diría que su programa tiene que estar vinculado con políticas públicas y que las trabajen con el apoyo del Congreso de la República.

 

Breve historial

Roberto Carpio Nicolle (89 años) fue vicepresidente de la República durante el gobierno de Vinicio Cerezo Arévalo (1986-1991).

El binomio fue postulado por el partido Democracia Cristiana Guatemalteca (DCG).

Carpio Nicolle fue el fundador y primer presidente del Parlamento Centroamericano (Parlacén) -1991-1992-

Fue presidente alterno de la Asamblea Nacional Constituyente 1984-1985.

Es presidente de la Asociación de la Paz y de la Democracia -Asopaz-.

Fue galardonado con la Orden Esquipulas II por la Fundación Esquipulas.

Notas relacionadas:

>TSE confirma que Sandra Torres y Alejandro Giammattei van a segunda vuelta el 11 de agosto

Fiscal Curruchiche: “No puedo entrometerme en los resultados del TSE”

>Es urgente modernizar al Tribunal Supremo Electoral

1

Pablo Diablo Hace 3 semanas

DEMOCRACIA con la C+O+N+S+T+I+T+U+C+I+O+N de 1945 la de la revolución del XX octubre de 1944 Pues el resto son ilegales e ilegitimas, esa la de 1944 ese pacto político social izo más por guate que cual quiere otro en toda nuestra historia, y gracias a ese pacto el voto fue para todos incluyendo mujeres, y de la forma que fue cancelado fue ilegal. La censura de Prensa libre no tiene gracia, o tales filtros es lo mismo cómplices del fracaso. NO AL FRAUDE, pero el fraude es esta democracia que con la complicidad de todos propios y ajenos que este sistema en 30 años ha marginado al 83% de la población y nos ha endeudado 163,000 millones, lo más triste es que nuestra elite política justifica la ayuda internacional mientras esa misma elite se paga sueldos insostenibles en los cuales más del 90% del presupuesto se va en pagar sueldos y el resto se lo roban. Tenemos sobrepago de sueldos a todo nivel, municipal, departamental y nacional. Pero de esto nada ni nadie nacional o extranjero pone el dedo en la llaga. Ni la heroica CICIG, San Carlos y mucho menos CACIF o Cámara de Gerentes, la pregunta es por qué, y si el sector privado pagara esos mismos sueldos y beneficios como estarían sus finanzas