Sandra Torres busca mantener el control de la UNE, pero diputados buscan separarla

Un bloque del partido no quiere presiones para elegir magistrados y abrir espacios dentro de la organización.

El partido Unidad Nacional de la Esperanza busca distanciarse de Sandra Torres. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El partido Unidad Nacional de la Esperanza busca distanciarse de Sandra Torres. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Dirigentes de la organización política buscan autonomía en la próxima legislatura y aunque confían en que Sandra Torres será beneficiada con arresto domiciliario, esperan que se le prohíba tener contacto con los diputados, de manera que no pueda incidir en el trabajo parlamentario. Esto supondría una lucha de poderes en las próximas semanas por el control del partido.

El perder la presidencia significó para Sandra Torres una derrota, tanto en lo personal como en lo político. A esto se suma su proceso penal por financiamiento electoral no registrado que la tiene en prisión preventiva.

Ante estos hechos, la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), el partido con el bloque de diputados electos más grande empieza a tomar distancia de quien fuera su máxima líder. Las aspiraciones van más allá y quieren perder cualquier vínculo directo con ella y ganar autonomía en las decisiones que se deben tomar en el Congreso. Esto supone también el reclamo de nuevos liderazgos, algo que no se ve en el partido desde que terminó su gobierno, en el 2012.

La lucha de poder se libra afuera de la cárcel Mariscal Zavala. Por ahora, Torres comparecerá el próximo 16 de octubre en el Juzgado de Mayor Riesgo A, que está a cargo de Claudette Domínguez, para que le informen si la ligan a proceso penal o le dictan falta de mérito. De darse lo primero Torres solicitará a través de su defensa legal que le otorguen arresto domiciliario, ahí es donde también se contempla un escenario que le restaría poder sobre la UNE: restricciones para acercarse a la sede del partido o tener contacto con los diputados.

Un grupo de diputados espera no tener presiones para, por ejemplo, elegir a la nueva Corte Suprema de Justicia (CSJ) y al alejarse de la figura de Torres, abrir espacios políticos que renueven el partido que, por ahora, es el más grande del país.

Mantiene privilegios

La excandidata presidencial se encuentra recluida en la cárcel militar Mariscal Zavala, pero en el área de hombres. Gustavo Alejos es quien le proveyó un apartamento en esa área, con aire acondicionado, televisor y un lugar para su cocina, según cuentan algunas fuentes cercanas a la expresidenciable.

Alejos se encuentra en ese mismo recinto carcelario y es quien aconseja a Torres de las acciones que deben tomar sus diputados en el Congreso. Órdenes a las que ya se han resistido los parlamentarios. Un ejemplo claro es el ala dirigida por el diputado Estuardo Vargas quien junto a seis diputados más dieron su voto para conformar la comisión que investiga lo actuado durante los 12 años de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Gustavo Alejos también mantiene privilegios, según la fuente, él sale de la cárcel Mariscal Zavala dos veces por semana para someterse a tratamientos médicos que lo hacen llegar al edificio de multimédica, lugar donde también tiene sus oficinas y mantiene contacto con personas de interés. También tiene reuniones en la zona 2, en el mismo hospital donde estuvo recluida Torres.

Los diputados buscan distanciarse de Sandra Torres ya que prevén que la cercanía con Alejos los obligue a elegir a magistrados que han sido señalados o no idóneos.

Parte de la cárcel militar Mariscal Zavala en donde se encuentran recluidos los hombres. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Controlar el partido

Los diputados que buscan que Torres no se acerque a la organización partidaria se debe a que en marzo del próximo año habrá asamblea nacional para elegir a los nuevos dirigentes de la agrupación política.

Por lo que en las próximas semanas se publicarán las convocatorias para las asambleas municipales, departamentales para luego hacer la nacional.

Quien es Sandra Torres

El ejercicio del poder y la administración de recursos son dos ejes que definen a Sandra Julieta Torres Casanova, máxima dirigente de la Unidad Nacional de la Esperanza.

Su gestión como jefa de campaña de la UNE en 2007, que llevó a la Presidencia a su entonces esposo Álvaro Colom Caballeros, y su coordinación de los programas sociales durante ese gobierno, sin ser funcionaria, son parte importante de su historial político, pero que la han llevado a perder dos veces la presidencia.

La gestión de Sandra Torres en los programas sociales durante el gobierno de la UNE (2008-2012), desde el Consejo de Cohesión Social, fue la plataforma que consolidó su imagen a escala nacional, aunque a la vez le significó un fuerte desgaste mediático y político, por las críticas sobre el posible uso clientelar de los programas.

Ahora encara señalamientos, no solo contra ella, sino contra su partido por financiamiento electoral no reportado. Por ahora la UNE es el partido más grande del país en representación política.

 

 

Contenido relacionado

> Jueza envía a Sandra Torres a cárcel Mariscal Zavala

> Sandra Torres se pone a disposición del juzgado del caso de financiamiento a la UNE por Q27.7 millones

> Solicitud de cancelación del partido UNE ha sido recibida por el TSE