Solo Q1 de cada Q10 destina la DGAC para mantenimiento de aeropuertos

Solo el 1.4 por ciento el presupuesto de la DGAC se destina a servicios de mantenimiento aeroportuaria.

Publicado el
El Aeropuerto Internacional La Aurora ha reportado fallas en el fluido eléctrico las últimas semanas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El Aeropuerto Internacional La Aurora ha reportado fallas en el fluido eléctrico las últimas semanas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) tiene un presupuesto de Q173.4 millones. Pero, de ese dinero, solo 2.3 millones, que equivalen al 1.4 por ciento, se destinan a realizar servicios de mantenimiento a la infraestructura aeroportuaria, según refleja el Sistema de Contabilidad Integrada del Ministerio de Finanzas.

Para usuarios, la poca inversión en el mantenimiento rutinario son la causa de las deficiencias en la infraestructura que a diario se observan en el Aeropuerto Internacional La Aurora, donde el pasado 25 de junio ocurrió fallas en el fluido eléctrico por dos horas y afectó a alrededor 1 mil 500 pasajeros. Esto se debió, según la Empresa Eléctrica de Guatemala (EEGSA), a un equipo dañado en las instalaciones.

 

Según se refleja en la contabilidad de la DGAC, otros Q12.7 millones se destinan a la seguridad aeroportuaria, Q23.3 millones a servicios de navegación aérea y Q134.5 millones a actividades de dirección y coordinación

La DGAC es el órgano encargado de normar, supervisar, vigilar y regular los servicios aeroportuarios, de apoyo a la navegación y transporte aéreo y todas las actividades de aviación civil en el territorio y espacio aéreo guatemalteco.

La otra entidad del CIV que tiene presupuesto para construcción, ampliación, reposición y mejoramiento de infraestructura aeroportuaria es el Fondo de Social de Solidaridad, el cual cuenta con Q106.5 millones, pero a la fecha solo se ha ejecutado el 5.5 por ciento de este presupuesto. Según autoridades de la DGAC, este está destinado principalmente para trabajos de recapeos en la calle de rodaje.

Sin embargo, en los últimos años se ha cuestionado su administración debido a que los servicios que se ofrecen no son de la calidad esperada.

Motty Rodas, directora ejecutiva de la Asociación Guatemalteca de Líneas Aéreas (AGLA), considera que el poco presupuesto que se destina a mantenimiento preventivo y correctivo es preocupante.

Explicó que, a diario, las aerolíneas recaudan impuestos y tasa aeroportuaria a los viajeros sin cobrarle nada a la administración pública, pero este dinero no se reinvierte en el aeropuerto.

“No son con el director actual, sino en administraciones anteriores hemos sugerido que se gestione el ingreso de más recursos. Hemos pedido que lo que se recauda en el aeropuerto se reinviertan allí, porque todo lo que ingresa va al fondo común y de ahí el Ministerio de Finanzas dispone cómo lo distribuye”, dijo Rodas.

Dijo que es urgente que se ponga atención a este tema, puesto que en el caso del Aeropuerto La Aurora tiene la categoría de internacional y si no se atiende el problema se corre el riesgo de perder competitividad en el mercado.

“La industria aérea es un negocio y las aerolíneas han pensado en venir a Guatemala porque es mercado importante en región. Sin embargo, si un negocio no funciona, desapasionadamente buscan otros sitios donde vayan a tener mejor rentabilidad. De momento aún no lo han hecho y lo agradecemos, pero nos preocupa porque no solo se afecta los ingresos, sino la imagen” agregó Rodas.

Además, comentó que hay áreas que son urgentes de reparar. Por ejemplo, las pistas de aviación, las plantas eléctricas, aire acondicionado, gradas eléctricas, limpieza y equipamiento de salas, entre otros.

“Es necesario tener todos los servicios que se necesitan para la operación eficiente porque de contrario la aerolínea no puede brindar un servicio eficiente al usuario. El usuario le echa culpa a aerolínea y no al aeropuerto y ahí se afecta su imagen”, dijo la entrevistada.

Por su parte, Mark Rogers, de la Gremial de Operadores de Turismo, explica que les interesa que el Estado tenga un aeropuerto digno para poder atender a los turistas en Guatemala, ya que es la primera impresión para quienes visitan el país.

“Primero, tenemos que mejorar la limpieza. Los baños están hechos un asco, a veces no hay papel higiénico ni jabón y son cosas que un edificio público de la magnitud de este, que es visitado por millones de personas al año, debería tener”, dijo Rogers.

Agregó que es preocupante que el aeropuerto no cuente con una planta eléctrica, ya que a menudo hay quejas de usuarios por fallas en el fluido eléctrico, lo cual afecta todos los servicios. También la pista está en malas condiciones y son aspectos que deberían enmendarse.

Rogers explica que para un turista un retraso de dos horas en su vuelo puede implicar perder un tour en uno de los destinos turísticos del país, por ejemplo, y ello afecta el mercado de la región. Puso como ejemplo aeropuertos de la región, como Honduras, El Salvador o Costa Rica, los cuales se encuentran en mejores condiciones que el de Guatemala.

“Estamos dando una imagen del país del cuarto mundo”, manifestó Rogers.

Francis Argueta, director de la DGAC, reconoce que el presupuesto destinado al mantenimiento es insuficiente y aseguró que próximamente se estará requiriendo un aumento.

“Estamos preparando la propuesta al requerimiento de presupuesto para el siguiente año en la cual incrementaremos inversión y mantenimiento. El incremento que se estará pidiendo es de alrededor de Q300 millones adicionales para el sistema aeroportuario ya que no solo es La Aurora, sino tenemos inversiones en el Mundo Maya, Puerto Barrios y Quetzaltenango”, dijo Argueta al ser consultado sobre el tema.