Cómo el TSE busca evitar la conflictividad electoral

En 2015, se repitieron las elecciones en 11 municipios por violencia electoral y hubo 20 muertes, 15 de esas víctimas estaban vinculadas a partidos políticos. El TSE busca que esto no vuelva a ocurrir.

Algunas de las papeletas que fueron quemadas frente a la Municipalidad de Conguaco, Jutiapa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Algunas de las papeletas que fueron quemadas frente a la Municipalidad de Conguaco, Jutiapa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Para evitar la conflictividad el día de los comicios generales y ataques contra candidatos a elección popular, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) busca firmar un pacto de ética con los líderes de los partidos políticos para evitar ese tipo de incidentes.

No obstante, el proceso ya cuenta con víctimas.

El candidato a la Presidencia por el partido Fuerza, Mauricio Radford,  expuso que su partido ya perdió un candidato, por lo que considera que con violencia no es la forma de resolver las diferencias.

“Nosotros fuimos la institución política que ya tuvo la pérdida de un candidato a alcalde, la pérdida de candidato de La Tinta, Alta Verapaz, -Arturo Juc Caal- y por lo tanto creemos que no es la forma en que se debe resolver las diferencias que podamos tener. Esta debe ser una fiesta cívica, van a ser tres meses intensos de mucho trabajo; más de confrontación, que sea de propuestas”, refirió.

El político hizo un llamado a todos los participantes de las organizaciones políticas para que realmente se haga del proceso electoral una fiesta cívica.

“Que sea algo que no conlleve violencia, confrontación, sino que dé propuestas que podamos llevarle al pueblo de Guatemala y estamos seguros de que la gente va a saber elegir, va a escoger lo que vale la pena”, señaló Radford.

Lea también: ¿El ambiente político podría ser menos conflictivo en el futuro?

Atacada

Mientras tanto, Sandra Torres, presidenciable de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), indicó que tuvieron un conato de violencia con una candidata a alcalde de Santa Catarina Mita, Jutiapa.

“Esperamos que no haya violencia electoral y esperamos que haya paz social que es lo que se necesita. Estamos muy involucrados en capacitar a nuestros afiliados para respetar la Ley Electoral”, dijo Torres.

Sin candidaturas

El candidato presidencial del partido Vamos, Alejandro Giammattei, manifestó que algunos de sus candidatos han renunciado debido a las amenazas que han tenido y que eso los ha llevado a no presentar candidaturas a alcalde en cinco municipios.

“Hemos hecho las denuncias al Ministerio Público de un par de amenazas. En cinco o seis municipios perdimos candidatos que se bajaron —retiraron— por las amenazas y esperaríamos que este proceso se desarrolle en paz, pero más que eso, lo veamos como una oportunidad para construir una Guatemala diferente, y no es con ataques, violencia, ni con campañas negras ni con descalificaciones”, resaltó el candidato.

Lea además: Por qué el año electoral preocupa a quienes toman las decisiones económicas

El presidenciable espera que sea una campaña de propuestas, más que de protestas, en la que se pueda tener un debate de ideas sobre planes y equipos de gobierno para que se conozca a quienes quieren gobernar el país y de la forma en la que lo quieren hacer.

Tanto el MP como la PDH informaron que no tienen reportes sobre violencia o amenazas contra candidatos a elección popular, a pesar de que los dirigentes de las agrupaciones políticas indicaron que denunciaron las amenazas.

Prevenir la conflictividad

La magistrada María Eugenia Mijangos es la que lidera la mesa sobre conflictividad, en la cual participan los jefes y directores del TSE, el Ministerio Público (MP), la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (Ifes, en inglés), Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, la Cooperación Alemana, y esta semana, la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) y ONU Mujeres.

“La mesa para la prevención de la conflictividad electoral es un espacio interinstitucional que se ha conformado otros años, en el que se trabajan algunos temas que van a ser de utilidad, como el pacto ético político, entre otras cosas”, explicó Mijangos.

Durante la reunión entre los magistrados y los fiscales de los partidos políticos, Mijangos los invitó para que presenten sugerencias que puedan contribuir a mitigar la conflictividad electoral.

“Desafortunadamente el escenario político que ha sido bastante agitado a nivel nacional se está trasladando al escenario electoral. Ustedes que son los principales actores de esta contienda y nosotros tenemos que dar el ejemplo de una conducta que tenga una madurez y un equilibrio muy especial”, dijo la magistrada a los fiscales.

Añadió: “Definitivamente no vamos a tener una contienda fácil y sería bueno que se abone en el desarrollo democrático en Guatemala y que no volvamos a tener escenarios de conflictividad y enfrentamientos inútiles, que realmente como partidos políticos que son ustedes y que son los enlaces con la población den ese gran ejemplo de objetividad para el desarrollo democrático de Guatemala”.

Tres momentos

Celia Luna, politóloga de Asíes, indicó que la mesa es un esfuerzo multisectorial para evitar y prevenir la violencia y conflictividad electoral para que se le pueda asegurar a la ciudadanía que el proceso se realizará en paz y con toda la confianza del caso.

“El trabajo se va a realizar en tres momentos, antes de las elecciones, durante los comicios y posterior a los resultados. En el primero se busca prevenir con informarle a las personas cuáles son los delitos electorales y tener un mapa de dónde se pueda dar violencia. El segundo se refiere a la quema de urnas y toma de centros de votación, y el tercer momento es en la toma de posesión de las nuevas autoridades municipales”, explicó Luna.

Identifican municipios

En el 2015, el TSE identificó 74 municipios de seis departamentos con riesgo de violencia electoral, el cual se hizo a través de un diagnóstico de conflictividad y violencia electoral.

El análisis de ese año fue realizado por la Agencia de los Estados Unidos de América para el Desarrollo Internacional (Usaid), a través de la Ifes.

El estudio reveló que la mayor conflictividad que se identificó fue en las regiones del noroccidente, Costa Sur, suroriente y el norte del país. Como antecedentes de procesos electorales anteriores se ha identificado la reelección de alcaldes como una de las causas que genera conflictividad y violencia, debido a que la mayoría está en contra de la gestión edil.

De acuerdo con datos del TSE, los eventos violentos relacionados con el proceso electoral 2015, en el período de enero a junio, refleja que el 24 por ciento de los hechos se relacionan con muertes violentas, 16 por ciento con enfrentamientos entre simpatizantes, y otro 16 por ciento con atentados.

Muerte de candidatos

Mirador Electoral en su informe final sobre el proceso electoral del 2015 detalla que se registraron 20 muertes violentas, de las cuales 15 tienen relación con personas vinculadas con el ámbito político electoral a nivel municipal.

Lea también: DPI en buen estado es lo que se necesita para empadronarse

Pedro Horacio Quiñónez Hernández, quien era candidato a alcalde de San Miguel Dueñas, Sacatepéquez, murió en un ataque armado en Nueva Concepción, Escuintla. Junto a él murieron otras tres personas.
Estuardo Anzueto, candidato a alcalde de El Rodeo, San Marcos, murió baleado en Malacatán.

Marvin Alexánder Samayoa, quien era precandidato a la alcaldía de Jalpatagua, Jutiapa, por el partido Libertad Democrática Renovada (Líder), y su esposa, María Guadalupe Soto, fueron localizados muertos en su vivienda, en la aldea San Francisco El Rosario del referido municipio.

En el 2015 después de conocerse los resultados hubo disturbios en Siquinalá, Escuintla, por la reelección del jefe edil.

En Pueblo Nuevo Viñas, Santa Rosa, un grupo entró al centro de votación para evitar el conteo de votos porque no estaban de acuerdo con que el candidato a la alcaldía por el partido Líder, Ervin Zamora, saliera ganador de la contienda.

En Sanarate, El Progreso, presuntos simpatizantes del Partido Patriota (PP) y de Unión del Cambio Nacional (UCN) se enfrentaron a golpes.

En El Jícaro pobladores se opusieron al resultado que benefició a Humberto Flores como nuevo alcalde por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

En San José El Ídolo, Suchitepéquez, un grupo de vecinos quemaron papeletas de un centro de votación.

También en Patzún, Chimaltenango, vecinos de la aldea Xeatzán Bajo, Patzún, Chimaltenango, quemaron las papeletas.

Contenido relacionado

> Guatemalteco que colocó narcomanta está retenido en el Ministerio Público Federal

> Capturan a supuesto cómplice de la Rancherita en la zona 18

> Ministro de Ambiente devuelve reconocimiento otorgado por el Colegio de Ingenieros Agrónomos

0