TSE se asesora y capacita para no cometer los mismos errores de la primera vuelta

A un mes de celebrarse la segunda vuelta electoral, en la que los guatemaltecos definirán a su futuro gobernante entre Sandra Torres de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y Alejandro Giammattei, del partido Vamos por una Guatemala diferente, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) trabaja para evitar que se repitan los errores que se cometieron el 16 de junio.

Fiscales de partidos políticos y el Tribunal Supremo Electoral revisan las actas que presentaron presuntas anomalías. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Fiscales de partidos políticos y el Tribunal Supremo Electoral revisan las actas que presentaron presuntas anomalías. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Para evitar una nueva crisis, los magistrados del TSE contarán con el apoyo de al menos media docena de expertos extranjeros que los apoyarán en temas como la comunicación, manejo de procesos electorales y se dará una nueva capacitación a las personas que participaron en las juntas electorales de mesa, municipales y departamentales para uniformar criterios.

De esa forma, el TSE reaccionó a la ola de críticas que desataron los resultados preliminares que se dieron a conocer el pasado 16 de junio, día de la primera vuelta, en los que los fiscales de los partidos políticos denunciaron errores en el conteo de actas, en la transmisión de los datos y entre otros, que llevaron a algunos sectores a denunciar “un fraude”.

La crisis llevó al punto de que el Ministerio Público (MP) practicara un allanamiento en una de las dependencias del TSE, se solicitara  la renuncia del jefe de informática del ente electoral, Gustavo Castillo, y que otros sectores pidieran lo mismo a los magistrados titulares y que incluso se repitieran las elecciones.

En una conferencia de prensa, Castillo reconoció que se cometieron errores en el conteo de votos, entre ellos la duplicidad en el registro de los sufragios, pues a algunos partidos políticos se les colocó el mismo número de votos que le correspondía a otra agrupación y también admitió que en la recepción de las actas que registran los votos, algunos de estos documentos tenían información errónea.

Durante la crisis los magistrados del TSE anunciaron que esos errores no afectarían los resultados de las elecciones presidenciales, pues, luego de las revisiones de las actas, solamente podrían haber algunas pequeñas variantes en las asignaciones para diputaciones y algunas alcaldías

Errores en las juntas

Uno de los fiscales más inquisitivos del proceso de revisión de actas es Elmer Palencia, del partido Valor, quien explicó que el error más común se cometió en las juntas receptoras de votos cuando redactaron las actas, pues hicieron mal los testados, emplearon las actas de diputados distritales para asentar datos de los de listado nacional o la inversa y se anotaron mal algunos números.

Así también dice que la ley establece que las actas deben ir firmadas por el presidente, secretario y vocal de la mesa, lo cual no se cumplió en varios casos. “Es evidente de que se deben cambiar algunas juntas receptoras, porque sus integrantes no tienen las capacidades necesarias para ejercer esa función”, aseveró.

Palencia relató que otro de los errores que se cometieron fue en el momento de digitalizar los datos del acta física a la base de datos pues no fueron trasladados correctamente y que además se descubrieron algunos casos donde aparecen datos en el sistema, pero que al cotejarlo no se encontró el acta física. ¿Cómo es posible que tengamos datos y no tengamos las actas, de dónde sacaron los datos?, cuestiona.

Los integrantes de las mesas electorales podrán conservar su celular durante el conteo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Palencia considera que también fue un error emplear un software que fue creado por el mismo TSE, cuando lo mejor era contratar una empresa de reconocida capacidad nacional e internacional que también permitiera auditar la información por parte de los partidos políticos, para así reducir los problemas.

Mala comunicación

El abogado y constituyente Aquiles Faillace está seguro de que todos los males del TSE radican en que carecen de un equipo y estrategia de comunicación. “Casi todos los errores que se les achaca son porque se malinterpretaron las declaraciones de los magistrados, y además, no pudieron informar de manera transparente los procesos de contratación, entre ellas, el de la empresa que les proveyó el software.

“¿Cómo contrataron esta empresa? No lo comunicaron, por eso los están criticando tanto, y más aún porque se registraron algunas fallas en el sistema. Si ellos hubieran permitido que la sociedad civil conociera cómo adjudicaron el proceso no habría tanto problema, pero repito, no lo comunicaron ni transparentaron”, cuestiona Faillace.

El constituyente considera que debido a la falta de comunicación y las fallas del sistema de software mucha gente sospecha que hubo alguna prebenda en la contratación de los servicios o que se haya contratado a la empresa más barata, que, a su vez, contrató a los digitadores más baratos sin entrenamiento para hacer el trabajo y el resultado se ve ahora. “Todo viene de la falta de comunicación”, apuntó.

Tampoco, al parecer de Faillace, los magistrados fueron capaces de trasladar muchas de las decisiones que tomaron en los últimos días previos a las elecciones como el acuerdo que prohibía el uso de celulares y el pago de un hotel, entre otros. “El grave error del TSE es no haber permitido una comunicación transparente con la sociedad”.

Deben hacer simulacros

El dirigente de Mirador Electoral, Gustavo Berganza, opina que después de la experiencia del pasado 16 de junio, el TSE debe dar a conocer  el programa que van a utilizar dentro de un mes para que los guatemaltecos conozcan los resultados. “Debe estar nítido”, afirmó.

Lea además: Fiscales propondrán al TSE que conteo de actas se haga en 26 mesas electorales

Berganza propone que este equipo se ponga a prueba mucho antes del día de la segunda vuelta. Debe haber un simulacro del envío de las actas digitalizadas para comprobar si aguanta y es rápido”, afirma.

El analista considera que durante este evento no deberían registrarse mayores contratiempos, porque solo participarán dos candidatos, por lo que los conteos y los porcentajes son más fáciles y los resultados se deberían de obtener pronto.

Capacitación suficiente

El expresidente del TSE, Mario Guerra Roldán, considera que el principal error de las elecciones de la primera vuelta se debe a que no hubo capacitación suficiente para los integrantes de las juntas receptoras de votos y, que, a la vez, la escogencia de las personas no fue la idónea, aunque aclara que los errores no fueron por mala fe, y que incidió mucho la gran cantidad de candidatos.

El problema, dice Guerra Roldán, es que en algunas mesas los resultados de las sumas no cuadraron y por otro lado algo no funcionó bien en informática, pero afortunadamente no incidieron en los resultados. “No alteraron la expresión de la voluntad de los electores, pero sí causaron desazón y preocupación, pero sobre todo inconformidad”.

El exmagistrado del TSE señala que otro error de los magistrados fue carecer de firmeza en el momento de la crisis, porque no tuvieron carácter para contener los abusos y tendencias mal intencionadas de los políticos, e incluso, de funcionarios.  “Les permitieron que se les subieran hasta las barbas”, comentó.

Además: Fiscales de partidos políticos no confían en el TSE y piden la renuncia del director de Informática

El expresidente del TSE considera que los magistrados tuvieron una dura lección durante la primera vuelta, por lo que en la segunda, deberán tener la suficiente capacidad y estrategia para no repetir los errores. Los resultados del próximo 11 de agosto deben ser claros y exactos para que no haya dudas, sospechas ni suspicacias para evitar problemas.

Los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), convocaron a una reuni—n con los fiscales de los partidos Unidad Nacional de la Esperanza y Vamos para definir su lugar en la papeleta (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

TSE con asesores extranjeros

Las autoridades del TSE trabajan para corregir los errores que se cometieron durante la primera vuelta y reconocen que el principal problema fue carecer de una estrategia de comunicación para dar a conocer la información electoral, tampoco supieron comunicar las decisiones que tomaron y mucho menos las adquisiciones que se hicieron.

Julio Solórzano, presidente del TSE, expuso que para solucionar el problema de comunicación se ha pedido apoyo a organizaciones internacionales, y que ya cuentan con la asesoría de un exmagistrado del tribunal electoral de Bolivia, que es experto en estrategias de comunicación, y que  tendrá el apoyo del equipo de la institución.

También contarán con la asesoría, a partir del lunes 15 de julio, de tres expertos del Instituto Nacional Electoral de México, que son expertos en eventos electorales y que por el tamaño del territorio de ese país la experiencia que han adquirido es muy amplia en integración de juntas.

Le puede interesar: TSE garantiza proceso electoral en Baja Verapaz luego de que cajas con papeletas cayeran de camión

Adicionalmente, a partir de este jueves y el lunes se integrarán otros expertos del Protocolo de Tikal, en el cual participan todos los tribunales electorales de Centroamérica, El Caribe y México.

Para evitar problemas con el software, hace algunos días, arribó al país un experto originario de Panamá, quien efectuó un diagnóstico del problema y para verificar su eficiencia será sometido a muchas “pruebas de estrés”, como le llaman los técnicos, para verificar qué es lo que se debe hacer”, explica Solórzano.

Además, se está buscando una empresa nacional —porque las internacionales llevan mucho tiempo el proceso de contratación— que se dedique al tema de seguridad cibernética.

En cuando a los digitadores, el presidente del TSE explicó que ya se detectaron los puntos donde hubo problemas y que los que ocuparon ese puesto serán reemplazados. “Nuestra primera alternativa es sustituir a todos, pero estamos viendo si es factible contratar muchas personas, sin que nos acarree problemas de última hora”.

El sector que acumuló más críticas fue el de las juntas electorales receptoras de votos, municipales y departamentales, pero Solórzano considera que son el mejor soporte que tiene el sistema electoral, aunque reconoce que en algunas sucedieron algunas situaciones adversas, debido a conflictos, reelecciones y presiones de grupos del crimen organizado.

Le puede interesar: Fiscales propondrán al TSE que conteo de actas se haga en 26 mesas electorales

Para reducir estos problemas el TSE organizará reuniones, a partir del viernes 24 de julio con los integrantes de las mesas, para lo cual se ubicará a los municipios en donde hubo más conflictos. Durante estas sesiones se analizarán los problemas que surgieron y sus soluciones. Además, se solicitará que las juntas generen un banco de datos de ciudadanos de suplentes para que en cualquier momento se pueda acudir a ellos.

En la segunda fase de esta capacitación se unificará la forma de los números, porque algunos integrantes los dibujan de manera que se confunden con otros. Así también, se les explicará sobre la forma correcta de testar las actas.

Finalmente, Solórzano dice que hay que ser optimistas y que se debe tomar en cuenta que el 11 de agosto solo participarán dos candidatos: Sandra Torres y Alejandro Giammattei, en una sola papeleta, lo cual no tendría que generar ninguna crisis.

Notas relacionadas:

> Manifestantes frente al MP dicen que el TSE no puede prohibirles decir que “hubo fraude” en el proceso electoral

>Maldonado Aguirre: más que la sindicación de fraude, lo más aproximado es “desorden”

>Pese a insinuar fraude electoral en varias ocasiones, Jimmy Morales ahora evita hablar de este tema

2

Estuardo Solis Hace 3 meses

Con que la asesoria No venga del sector privado Guatemalteco.
Entonces todo sera limpio.

    Daniel Cifuentes Hace 3 meses

    Estuardo….nadie esta limpio….estamos jodidos.