Vicepresidente Guillermo Castillo pide a Giammattei que renuncien los dos y acentúa la diferencia entre ambos

Castillo ve en la renuncia conjunta una solución al distanciamiento con Giammattei y las cuestiones que no comparte dentro del Ejecutivo, como el Centro de Gobierno.

Guillermo Castillo, vicepresidente de la República. Foto Prensa Libre: Vicepresidencia
Guillermo Castillo, vicepresidente de la República. Foto Prensa Libre: Vicepresidencia

La crisis en el Ejecutivo se acentuó este 20 de noviembre cuando el vicepresidente Guillermo Castillo le pidió al presidente Alejandro Giammattei que ambos presenten su carta de renuncia.

En una explosiva declaración luego de una reunión con Giammattei y testigos, Castillo dijo que no comparte muchos asuntos dentro de la administración y no se le consultan, con lo que considera que junto a Giammattei no está cumpliendo la promesa de llevar las riendas del país. “Con mucha claridad le he manifestado al presidente que las cosas no están bien”, afirmó Castillo, que reconoció que tiene “poca comunicación” con el gobernante. “Fui elegido vicepresidente y juntos -con Giammattei- prometimos llevar las riendas conforme a la población lo requería, sin embargo, no ha sido como se esperaba”, señaló.

Aseguró que le ha pedido al gobernante vetar el presupuesto de 2021 porque tiene anomalías, devolverlo al Congreso para que sea modificado. En caso no fuera aprobado usar el de 2020 y buscar readecuaciones en enero del próximo año y apelar a la eficiencia, transparencia y austeridad para no tener más endeudamiento, pero no ha sido escuchado.

Lea más | Presupuesto 2021: Estos son siete pecados cometidos por 115 diputados la noche del martes

Castillo fue más allá. Hizo público que le ha pedido a Giammattei que sea desintegrado el Centro de Gobierno, dirigido por Miguel Martínez, quien dice dar seguimiento a las prioridades del Ejecutivo, porque el presidente coordina directamente con los ministros de Estado y por tanto esa estructura no solo es costosa sino que no abona al Ejecutivo.

También apuntó contra los ministros. Castillo dijo que le ha pedido a Giammattei que juntos evalúen a los ministros, para separar a las “personas cuestionadas” (ya había pedido la destitución del ministro de Comunicaciones, Josué Edmundo Lemus).

Una solicitud fue tener más acercamiento con sectores sociales, escucharlos e involucrarlos más en la toma de decisiones. Insistió en que esas acciones se hagan juntos, “pero no hubo éxito”, lamentó.

Renuncia conjunta
Castillo sostuvo que le pidió a Giammattei “por el bien del país” una renuncia conjunta ante el Congreso porque quiere descartar “ideas sediciosas” de un golpe de Estado. Enfatizó que no renunciará. Tampoco quiere asumir el cargo (hablando de Giammattei y la Presidencia) de “alguien que posiblemente ha hecho mal las cosas” sino dejar el espacio para que una comisión de notables, entre cuyos integrantes podrían ser representantes de las iglesias católica y evangélica, para que el Legislativo nombre a sus sucesores que “oxigenen” el rumbo de Guatemala”.

No deje de leer | Presupuesto: Cada guatemalteco deberá Q13 mil 152 al nacer, por la deuda que autorizó el Congreso

Pero dio un beneficio de la duda a Giammattei y “rescatar” las acciones de Gobierno “si juntos nos sentamos y resolvemos los problemas del país sin revanchismos, de forma honesta y sin dañar al otro”, o caso contrario solo ve una solución en la renuncia conjunta.

Francis Maseck, secretaria de comunicación, dijo que la Presidencia no tiene comentarios sobre las solicitudes de Castillo.

Antes de la declaración de Castillo, el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) pidió que, sobre el presupuesto, se busquen salidas técnicas que atiendan las preocupaciones. Esas soluciones, añadió, deben garantizar la transparencia y el uso eficiente de los recursos públicos para atender las necesidades de Guatemala en la “coyuntura tan compleja”. Sobre la marcha convocada por ciudadanos mañana 21 de noviembre, el sector privado pidió que las opiniones se expresen en un clima de respeto y civismo, conservando la paz y la tranquilidad del país.