Giammattei: “Jamás dije que la responsabilidad no era mía” y aseguró que en Guatemala no se ensayarán vacunas contra el covid-19

El presidente Alejandro Giammattei afirmó que Guatemala comprará vacuna certificada y que su gobierno ha cumplido con su trabajo para contener la pandemia.

Publicado el
El presidente Alejandro Giammattei se refiere a la situación de pandemia de coronavirus en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Byron García)
El presidente Alejandro Giammattei se refiere a la situación de pandemia de coronavirus en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Byron García)

El presidente de la República, Alejandro Giammattei, participó este viernes 14 de agosto junto a otros ministros, en la entrega de 16 mil escritorios para escuelas.

Luego del acto protocolario, el mandatario en conferencia de prensa se refirió al tema del coronavirus en el país.

Cuando lo cuestionaron de que ha habido una impresión de que él se estaría desligando de la situación de pandemia, Giammattei respondió que tiene una obligación que es gobernar y se prepararon desde un mes antes de que se registrara el primer caso.

Recordó que la primer medida fue impedirles el acceso a ciudadanos de siete países y para el 13 de marzo cuando se presentó el primer contagio ya habían establecido protocolos.

Añadió que le han recalcado a la gente la importancia de la mascarilla, distanciamiento social y lavado de manos.

Afirmó que lograron contener el virus durante ocho semanas y que todo el gobierno se ha dedicado durante cuatro meses única y exclusivamente al coronavirus, entre esto crear el sistema de alertas.

Frases contrarias

Señaló que algunos han tergiversado lo que significa decirle a la gente la responsabilidad es suya, no mía. “Yo jamás dije que la responsabilidad no era mía”, enfatizó.

En esto se contradijo el mandatario, ya que el 6 de agosto pasado manifestó: que ahora el coronavirus en Guatemala “ya es problema de la gente”

Resaltó que si las personas se cuidan regresarán a sus actividades a la nueva normalidad, de lo contrario es probable que la alerta roja se mantenga para limitar la contaminación de la epidemia.

Expresó que no pueden obligar a la gente que se lave las manos, pero sí lo han advertido y ha cumplido con su deber “en qué parte entonces está mi irresponsabilidad o mi falta de cumplimiento de deber, al decirles hoy, muchá el número de casos depende de lo que nosotros hacemos o dejamos de hacer”.

“Yo no puedo controlar a cada guatemalteco si usa la mascarilla o no”, puntualizó.

“Ensayo no, vacuna sí”

Dijo que se opusieron en primera instancia a que Guatemala fuera ser un centro de pruebas y que se convirtiera un país en el que se probara una vacuna.

Manifestó que no lo van a permitir “así sea de Rusia”. Añadió que la experiencia con ensayos humanos en Guatemala nos hace remontarnos a los años 40 o 50 cuando se hicieron las pruebas contra la sífilis en personas internadas en centros psiquiátricos y prisiones, esto trajo como consecuencia la muerte de personas.

Argumentó que, debido a ese antecedente, el gobierno tomó la decisión de “no prestar a población guatemalteca para que se pruebe o se ensaye”.

Indicó que estamos cerca de tener la vacuna y es probable que en el primer trimestre del 2021 tengamos esta y si está certificada la respuesta sería sí, ya sería el producto final y no ensayo.

Dijo que se comunicó con el embajador de Israel ante Naciones Unidas la semana pasada y le indicó en entrarán a la fase tres de la vacuna contra el coronavirus hecha en Israel y probablemente estará lista a principios del otro año.

Hay la posibilidad de que Israel comparta con Guatemala un lote de vacunas para principiar con la vacunación.

“Ensayo no, vacuna certificada sí”, argumentó el mandatario.

También se tiene información de avances de vacunas en Brasil por lo le pidió el canciller Pedro Brolo que se comunique con la Cancillería de ese país para que indiquen qué tan avanzados van, “estamos tratando de averiguar por todos lados dónde hay”, dijo el presidente.

Guatemaltecos salen a la calle con mascarillas para protegerse del coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Otros temas

Entre otras preguntas de los periodistas, el presidente Giammattei no quiso referirse a la solicitud del retiro de antejuicio que fue planteada contra el vicepresidente Guillermo Castillo, y se limitó a decir que hay gente interesada en dividir.

Respeto de una denuncia por parte de dos organizaciones contra su persona por supuesto incumplimiento de deberes, indicó que no han sido notificados de esta.

También añadió que ha estado en contacto con las comunidades indígenas, esto lo dijo luego que le preguntaron de qué decía que lo declararon non grato.

Se refirió que hay dos hospitales en caso se contagien los presidentes de los organismos de Estado, estos son el Hospital General San Juan de Dios y el Centro Médico Militar, y que él decidió en caso sea así, ser llevado al San Juan de Dios.

Aseguró que el presidente del Congreso, Allan Rodríguez, quien fue diagnosticado con covid-19, decidió internarse en el Centro Médico Militar.

Añadió que la salud del funcionario se ha visto delicada en dos ocasiones al grado que en dos ocasiones ha estado al borde la muerte.

También le preguntaron sobre cuánto fue lo que se le pagó a más de 15 asesores durante su campaña, a lo que el presidente respondió que él fue candidato a la Presidencia no secretario de partido y que no maneja las cuentas. Y que el partido sabe cuánto se le pagó a los asesores.