1999: Rechazo a Reformas Constitucionales

El 16 de mayo de 1999 los guatemaltecos fueron llamados a las urnas para aprobar o rechazar las Reformas a la Constitución Política de la República, para dar cumplimiento a varios puntos de la firma de los Acuerdos de Paz.

Portada del 17 de mayo de 1999 donde se informaba de la poca participación ciudadana (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Portada del 17 de mayo de 1999 donde se informaba de la poca participación ciudadana (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Durante los años 1997 y 1998 el Congreso de la República y múltiples instancias de la Sociedad Civil luego de múltiples sesiones y discrepancias entre partidos políticos y los participantes se logró 50 reformas constitucionales, divididas así: Nación y Derechos Sociales, Organismo Legislativo, Organismo Ejecutivo, Organismo Judicial y Administración de la Justicia.

El Tribunal Supremo Electoral convocó a la población a Consulta Popular el 1 de marzo de 1999 definiendo las papeletas donde se dividieron las reformas a realizar. En dicha consulta se prohibía al Estado realizar propaganda que pueda influir en la decisión de los ciudadanos, sin embargo se señaló al gobierno de Álvaro Arzú por medio del noticiero oficial de la época “Avances” de pronunciarse a favor de las reformas. Al estar a las puertas de las Elecciones de 1999 los diferentes candidatos se inclinaron a favor y en contra de las reformas.

Ellos iban por el Si

La posición del Si es la que más apoyo aparentaba tener en los diferentes sectores del país. Los partidos políticos PAN y FRG fueron los que hicieron proselitismo por medio de sus precandidatos presidenciales. Óscar Berger y Alfonso Portillo. La URNG, el Frente por el Sí, encabezado por el ex presidente del CACIF, Luis Reyes Mayén, Agrupaciones Mayas, Cooperativas, la Universidad de San Carlos, la Unidad de Acción Sindical y Popular y la Asamblea de la Sociedad Civil.

Ellos fueron por el No

A pesar de la intensa campaña por el Sí, cobró fuerza la campaña por el No en las últimas semanas. El partido ARDE encabezado por su precandidato Francisco Bianchi, ligado a los sectores más conservadores, sumándosele la cúpula del CACIF, la Liga Pro Patria y el Cedecon, Amigos del País y sectores de la Iglesia Evangélica.

El temor del Tribunal Supremo Electoral era que al final el abstencionismo representara un alto porcentaje, por el escepticismo y desinformación de gran parte de la población y la polarización de los diferentes sectores por las diferencias ideológicas que arrastraron las propuestas a las reformas constitucionales. Quienes se oponían por el No temían que el reconocimiento de los pueblos mayas fuera a dividir al país otorgándole privilegios sobre los ladinos por mencionar una de las razones a la negativa.

La Votación

Se llegó el día 16 de mayo de 1999, día de la votación, el TSE elaboró el padrón que contaba 4.8 millones de guatemaltecos aptos para votar; 6,971 mesas de votación instaladas en los 330 municipios y 1,234 juntas receptoras de votos. Otro dato destacable es la participación de 70 observadores internacionales.

El ambiente en los diferentes puntos del país era de apatía y desinformación. A traves de sondeos en diferentes lugares la respuesta era similar “No sabemos qué se va a cambiar, ni los beneficios o perjuicios que se obtendrán” era la respuesta que se repetía en Occidente y en el Sur. En Puerto Barrios solo se encontró un anuncio llamando al voto, este caso se repetía en varias localidades. No se reportaron incidentes, todo el proceso se realizó con relativa calma sobresaliendo la poca participacion ciudadana.

El resultado

El gran ganador de la consulta popular fue el abstencionismo, al reportarse un 81.45%, participando únicamente 757 mil 940 votantes, un 18.55% del padrón. Se esperaba mínimo un 20% de participación de acuerdo con el TSE. El No a todas las reformas ganó la consulta.

Los resultados finales a nivel de país fueron: Referente a Nación y pueblos indígenas, el Sí obtuvo 327 mil 854 votos y el No obtuvo 366 mil 591. La pregunta dos sobre el Organismo Legislativo, consiguió 284 mil 423 votos en la respuesta afirmativa, y 402 mil 566 fueron para el No.

La tercera pregunta, acerca del Organismo Ejecutivo, el Sí obtuvo 294 mil 849 votos, y el no, 392 mil 223. La cuarta pregunta, acerca del organismo Judicial y administración de justicia, 316 mil 656 votos fueron por el Sí, en tanto 373 mil 25 por el No. El no fue votado por el 55.6% de los electores, y el Sí por el 40.4%. Ante el resultado no se realizaron las modificaciones planteadas. Despúes de ésta consulta no se ha concretado ninguna propuesta de reformas a la Constitución.