Vinicio, Esquipulas II ha muerto

Opinión

Los Acuerdos de Paz de Esquipulas II han llegado a su final; han muerto. Fueron enterrados para siempre por sus propios fundadores vivientes, quien no quiera verlo así está participando de una  festiva demagogia llena de vacíos logísticos, insensibles e  impertinentes incapaces de frenar la violencia y la inestabilidad social que actualmente vive Nicaragua, donde  nuevamente el crimen, la crueldad institucional y la represión gubernamental han vuelto de la mano de Daniel Ortega,  por lo que no considero oportuno lo dicho recientemente por el creador de dichos acuerdos y actual Secretario General del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), Vinicio Cerezo.

Un TSE para el siglo 21

Opinión

El 7 de diciembre de 1996, en Estocolmo se firmó uno de los acuerdos de paz más importantes, el  “Acuerdo sobre Reformas Constitucionales y Régimen Electoral”. Subrayamos su importancia porque se refería a dos normas de especial relevancia dentro del Estado y con la adopción de lo sugerido se esperaba no  repetir los horrores del siglo 20.

Lo simbólico, lo real, lo militar

Opinión

Cuando Otto Pérez ganó las elecciones del  2011 compartí con algunas personas una preocupación: que la vuelta de un militar de alto rango a la cabeza del Estado podría implicar una amenaza para la Guatemala de la posguerra, que transitaba con mucho esfuerzo hacia la democracia que queríamos. Esta reflexión partía tanto del ámbito de lo simbólico como del ámbito de lo real.

Con lugar prominente en la historia

Opinión

Fue un hombre polifacético; empresario, político, músico artesanal, deportista, con don de gentes, de mando y liderazgo. Pisó fuerte en el escenario nacional durante casi cuatro décadas y así cultivó a personas que lo seguirían al final del mundo y también despertó fuertes animosidades, como es propio de un líder. La noche de su vida le llegó practicando deporte con uno de sus hijos, una buena forma de llegar al final para un deportista. Podrá decirse cualquier cosa sobre la carrera de Álvaro Arzú, pero no podría negarse que tenía un alto sentido del deber y amor profundo por su patria.

Recurso busca que los Acuerdos de Paz tengan rango constitucional

Guatemala

Un grupo de organizaciones sociales y de abogados presentó el viernes, cuando se conmemoraban los 21 años de la firma de la paz en Guatemala, un recurso "amicus curiae" ­–amigo de la corte– ante la Corte de Constitucionalidad (CC) para pedir que se respete "el rango constitucional" de los Acuerdos de la Paz.

Acuerdos de Paz no se cumplen por pasividad política y falta de reformas

Guatemala

La agenda política establecida en los Acuerdos de Paz, firmados <span class="_Tgc"><b>el 29 de diciembre de 1996</b>, </span>es un  horizonte que la ciudadanía ve lejano y la clase política ha relegado. Después de 21 años de suscritos, la discusión sobre la necesidad de un  nuevo pacto social y político resurge entre algunos sectores.

Persiste deuda con la agenda de la paz

Opinión

La ausencia de guerra no equivale a una paz automática y Guatemala puede dar testimonio de ello, pues a 21 años de la firma de los acuerdos de paz prevalece un sentimiento de frustración porque mucho de lo plasmado en esos documentos se mantiene en letra muerta y persisten varias de las situaciones que originaron una de las mayores tragedias nacionales.

Una paz (todavía) largamente deseada

Opinión

Hoy, que en muchas partes del mundo se celebra una fiesta donde se combina el final de una espera (el Adviento) con una llegada (la Natividad), en Guatemala restan unos días para que se cumplan 21 años desde que se suscribiera un acuerdo para lograr una paz “firme y duradera” en este país. Es un tanto insólito que esto se parezca a la postrera reminiscencia pública de un difunto, a quien, según la costumbre, se le recuerda a los 9 días, a los 40 días, a los 365 días. Bastante después vendrían rememoraciones, a los 7 y a los 14 años del fallecimiento; y aún mucho más adelante, a los 21 años… de muerto.