1993: Guatemala retorna al orden constitucional

El 1 de junio de 1993 el país recobraba el orden constitucional ya que la Corte de Constitucionalidad declaró ilegales las medidas temporales de gobierno dictadas por Serrano el 25 de junio de dicho año. Así lo contó Prensa Libre aquel día.

Titular de Prensa Libre del 2 de junio de 1993. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 2 de junio de 1993. (Foto: Hemeroteca PL)

El presidente Serrano abandonó el cargo de presidente sin dar mayores explicaciones acompañado de su Estado Mayor esa mañana de junio sin contar con el respaldo de ningún sector. 


“Jorge Antonio Serrano Elías, presidente de Guatemala hasta ayer, abandonó el cargo al no aceptar una resolución de la Corte de Constitucionalidad, apoyada por el Ejército, y en la que ordenaron el establecimiento al orden jurídico quebrado por el ex mandatario”, iniciaba la nota periodística.

Mientras Serrano Elías y su familia continuaban anoche en la Casa Presidencial, el vicepresidente Gustavo Espina Salguero asumió temporalmente la primera magistratura de la nación, en tanto el Organismo Legislativo acepta su renuncia, presentada momentos después de conocer la dimisión de Serrano.

En una histórica conferencia de prensa en la que participaron representantes de la prensa nacional, de la Corte de Constitucionalidad, del sector político, universitario, económico y el procurador de los derechos humanos, el alto mando del Ejército anunció el retorno a la institucionalidad y a la democracia, y el cumplimiento de la petición de la CC. 

En una histórica conferencia de prensa, la Corte de Constitucionalidad y el Ministerio de la Defensa acompañada de varios sectores del país dan a conocer el retorno a la institucionalidad el 1 de junio de 1993 en el Palacio Nacional. (Foto: Hemeroteca PL)
La corte constitucional, disuelta por Serrano el 25 de mayo, declaró ese mismo día inconstitucional el decreto del ex presidente, y el 31 del mismo mes resolvió que el ex mandatario siguió actuando en evidente inobservancia de la sentencia. En virtud de la desobediencia y oposición a las decisiones emanadas de la Corte, requirió a los ministros de la Defensa Nacional y de Gobernación el auxilio para el cumplimiento de la sentencia.

El ministro de la Defensa, general José Domingo García Samayoa, expresó ayer, en nombre del alto mando del Ejército, que acatan “la petición de la Corte de Constitucionalidad y el sentimiento popular para que se mantenga la plena vigencia de la Constitución”. 

Confirmó que Serrano abandonó el poder y anunció que Espina Salguero asumió temporalmente la presidencia de la República, según lo establecido por la Constitución Política de la República, que desde ayer recobró su plena vigencia.

Ante la renuncia de Espina Salguero, el Ejército informó que la solicitud del funcionario se cursará al Congreso de la República y que este organismo designe a la persona que completará el periodo para el que fue electo Jorge Serrano Elías.

Ante la incertidumbre de quien tomaría la presidencia y de rumores de que el Ejército haría un golpe de Estado la población se manifestó en rechazo al militarismo de años atrás. (Foto: Hemeroteca PL)
García Laguardia: Cometió delito

El magistrado de la CC, Jorge Mario García Laguardia, dijo que “Serrano cometió delito” y que deben deducirse las responsabilidades civiles correspondientes. 

Según la resolución del 25 de mayo de la CC, los actos de Serrano no sólo transgredieron artículos constitucionales, sino que representaron el rompimiento del orden constitucional, por lo que fueron declarados nulos “ipso jure”.

De acuerdo a la misma resolución, los actos del ex presidente Serrano carecieron de toda validez jurídica y determinaron imperativo dejar sin efecto las disposiciones gubernamentales contenidas en el decreto denominado “Normas Temporales del Gobierno”.

Desde la ruptura del orden constitucional, Serrano fue objeto de duras críticas de parte de todos los sectores nacionales que objetaron sus medidas ya los que el ex mandatario no prestó, ni siquiera, la mínima atención.

Incluso el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Joao Baena Soares, urgió el inmediato retorno de la institucionalidad y no salió convencido de los argumentos que durante dos sesiones arguyó el Jefe de Estado. 

En el inicio de un marco general de protestas iniciadas por sectores de la prensa, a pesar de las restricciones arbitrarias del Ejecutivo, la cúpula militar anunció el retorno de la institucionalidad y el obedecimiento a las decisiones que a partir de ayer adoptaron legalmente la CC. 

El ex presidente Jorge Serrano Elías sale de la Casa Presidencial por el callejón del Manchén el 1 de junio de 1993, esta sería la última vez que se le vio en público en el país. (Foto: Hemeroteca PL)
Serrano abandona el cargo

El ex presidente Serrano prefirió abandonar el cargo, antes de aceptar el fallo dictado por la CC, refirió el magistrado García Laguardia. 

Según explicó, el Ejército acató la decisión de la CC y conminó al ex mandatario a adoptar una postura similar y restablecer el orden jurídico quebrantado. Sin embargo, sin presentar su renuncia, se retiró de la casa presidencial a un lugar no determinado.

Acontecimientos previos

Previo a conocerse el desestimiento del ex mandatario, Serrano sostuvo una reunión con la mayoría de diputados del Congreso de la República, en la casa presidencial, que inició desde muy temprano y que fue interrumpida luego de conocer la decisión del alto mando del Ejército. 

Jorge Serrano se resistió siempre a dar marcha atrás a la ruptura del orden constitucional y en varias oportunidades expresó su disposición a no abandonar el cargo, a pesar de las múltiples solicitudes de diversos sectores sociales, políticos y económicos del país.

Las actividades en el Palacio Nacional y en la casa presidencial se desarrollaron normalmente en las primeras horas de la mañana de ayer, a excepción de la reunión extraordinaria entre Serrano y los diputados, que acudieron a la casa de gobierno ante un llamado del jefe de Estado. Según denunció el diputado Juan Francisco Reyes López, Serrano ofreció Q150 mil a los congresistas que acudieron a la reunión. 

La Sociedad Civil también se manifestó y clamaba por el retorno de la constitucionalidad. En la foto el procurador de los derechos humanos, Ramiro de León Carpio encabeza una manifestación en mayo de 1993. (Foto: Hemeroteca PL)
Después de finalizar una manifestación de la prensa nacional, apoyada por sectores civiles, el Ejército ordenó cerrar las puertas principales de acceso al Palacio Nacional, mientras que en la casa presidencial Serrano sostenía su reunión con aproximadamente 60 diputados. 

Un oficial del Ejército bajó, a las 10 horas, a la planta baja del palacio de gobierno, e informó que en las siguientes horas el alto mando castrense daría a conocer una información importante para el país, en virtud de los últimos acontecimientos. 

Personal del Estado Mayor de la Defensa Nacional procedió a desalojar el Palacio Nacional e ingresaron al edificio oficiales militares de alto rango. A las 11.35 horas, Serrano Elías sale de la casa presidencial e ingresa al parqueo del Palacio Nacional. 

Fue la última vez que apareció públicamente, acompañado del jefe del Estado Mayor Presidencial, Francisco Ortega Menaldo, y no obstante el intento de la prensa de entrevistarlo, el mandatario respondió insultando a los periodistas. 

La premio Nobel de la Paz 1993, Rigoberta Menchú Tum manifiesta en la plaza de la Constitución su rechazo a un gobierno militar con fachada de civil el 1 de junio de 1993. (Foto: Hemeroteca PL)
Futuro incierto

Al término de la conferencia de prensa, presidida por el presidente de la Corte de Constitucionalidad, Epaminondas González Dubón y por el ministro de la Defensa Nacional, un ambiente incierto prevaleció entre los presentes, mientras se dejó en manos del Congreso de la República decidir quienes asumirán la presidencia y vicepresidencia de la República.

El Ejército anunció la reinstalación del Organismo Legislativo, pero condicionó, según compromiso de los partidos políticos, a la depuración de los integrantes de la asamblea, “atendiendo el clamor popular”. 

Pastor Caballeros: Una mentira política

El pastor de la iglesia El Shadai, Harold Caballeros, aseguró anoche durante un servicio religioso que lo dicho por la cadena de radio y televisión respecto a la salida del gobierno, no es sino una mentira para botar al ingeniero Jorge Serrano Elías.

Agregó que es mentira que él haya renunciado, pues hasta anoche se encontraba dentro de casa presidencial en compañía de su esposa e hijos, así como con el vicepresidente Gustavo Espina Salguero, quien por apoyo moral no aceptó sustituirlo.

Aseguró Caballeros que el ingeniero Serrano Elías pidió la custodia de varios embajadores, entre los cuales se encontraba el representante de la embajada de Bélgica y el nuncio apostólico. “Nosotros tememos por su seguridad, porque él además de ser un amigo en un hermano en Cristo”, concluyó.