¿Volverá el teleférico de Amatitlán a funcionar?

Dos veces ha sido suspendido el teleférico de Amatitlán, desde su apertura en 1978.

La ilusión de los turistas que visitan Amatitlán resurgió en 2006 cuando fue reinaugurado el Teleférico el cual funcionó únicamente seis años. (Foto: Hemeroteca PL)
La ilusión de los turistas que visitan Amatitlán resurgió en 2006 cuando fue reinaugurado el Teleférico el cual funcionó únicamente seis años. (Foto: Hemeroteca PL)

Hablar del paseo en las cabinas de este funicular es remontarnos a recuerdos de la infancia de muchos guatemaltecos que observaban desde las alturas, el azul de las aguas del lago, aunque ya en los últimos años, verdes, por la contaminación indolente.


Este atractivo turístico fue inaugurado durante el gobierno del presidente Kjell Laugerud García el 29 de junio de 1978 y formaba parte del parque Las Ninfas. Tuvo un costo de Q1 millón 690 mil. Consta de 28 góndolas con capacidad de cuatro personas cada una.

El recorrido de las cabinas es de 2 mil 686.2 metros desde la estación hasta la cima del cerro El Filón. Su administración  está a cargo del Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

El teleférico de Amatitlán en 1978 recién inaugurado.  (Foto: Hemeroteca PL)

Desde su apertura, miles de personas disfrutaron del paseo, el cual en un principio tenía como tarifa Q1 adultos y Q0.50 por niño.

La esperanza de los comerciantes amatitlanecos era que el teleférico atrajera visitantes tanto nacionales como extranjeros y fuera un impulso a la economía local.

Desidia

A pesar de que se convirtió tanto en un símbolo del municipio y de un espacio de recreación sana para las familias, la falta de mantenimiento y otras tantas excusas de las autoridades forzaran al cierre del teleférico en 1998.

Según los funcionarios de la época indicaron que administraciones anteriores no le dieron el mantenimiento adecuado. Aunque el cierre en un principio era temporal, dos años después el complejo se mantenía cerrado, por desperfectos en el cable central.

Nota del 8 de mayo de 2000 que informaba sobre el abandono en el que se encontraba el Teleférico.  (Foto: Hemeroteca PL)

Tuvieron que pasar ocho años para que las góndolas volvieran a transportar a los turistas.

El 24 de febrero de 2006 se inauguraban los trabajos de remodelación del teleférico a un costo de Q16 millones. En esa época la tarifa era de Q15 adultos y Q5 niños.

La remodelación se hizo en el sistema eléctrico, mecánico y en las estaciones.

En la actualidad, el teleférico se encuentra fuera de servicio desde el 2012 a consecuencia de un rayo que dañó componentes eléctricos y la falta de mantenimiento.

En octubre de 2017 se anunció que sería reparado nuevamente a un costo de €6 millones, ya que tendría que ser arreglado por alguna empresa europea especializada. A la fecha, los trabajos siguen sin comenzar.