Cinco efectos colaterales del cierre parcial del Gobierno en EE. UU. 

Parques nacionales sin personal, largas filas en los aeropuertos y centros de asistencia para las personas más pobres: los efectos del cierre parcial del gobierno de Estados Unidos son numerosos y no hay ninguna solución a la vista.

La basura se está acumulando alrededor de los botes de desechos en los parques nacionales que carecen de empleados federales. Tras el cierre, estos fueron considerados no esenciales y dejaron de recibir sueldo. En algunos casos, han sido reemplazados por voluntarios.

1. Parques nacionales, museos y zoológicos 

A diferencia de los shutdown anteriores, algunos parques nacionales han permanecido abiertos incluso sin guardaparques para garantizar la seguridad.


La entrada a dichos sitios, ahora gratuita, no está exenta de riesgos para los visitantes. Al menos siete personas han muerto en accidentes desde el 22 de diciembre, según el informe de los medios.

Para pagar a los empleados de los lugares más visitados, el Servicio Nacional de Parques ha decidido utilizar el presupuesto de las tarifas de las entradas, generalmente reservado para financiar la infraestructura.

Los famosos museos Smithsonian y el Zoológico Nacional en Washington se cerraron al público el 2 de enero debido a la falta de fondos, aunque algunos empleados todavía están alimentando a los animales.

2. Espera en los aeropuertos

El cierre está afectando las operaciones de seguridad en los aeropuertos, donde los empleados de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) han sido considerados como esenciales, pero un número cada vez mayor de personas se están ausentando por enfermedad, ya que en la actualidad no están recibiendo salarios.

3. Impacto en los tribunales 

Los tribunales encargados de tratar casos de inmigración, que ya tienen más de un millón de casos pendientes, se vieron impactados por el cierre. Mientras que 400 jueces especializados continúan revisando los archivos de los migrantes detenidos, todas las demás audiencias fueron suspendidas y los funcionarios judiciales no están trabajando.

4. Los pobres, víctimas colaterales

Las personas más pobres son víctimas colaterales del cierre, que afecta al Departamento de Vivienda y Desarrollo (HUD, en inglés), la agencia responsable de la vivienda pública. HUD ha pedido a mil 500 propietarios que utilicen sus cuentas de reserva y que no desalojen a los inquilinos que no puedan pagar el alquiler.

Los cupones de alimento emitidos por el Departamento de Agricultura, para alimentar a 38 millones de personas, también podrían ser limitados a partir de febrero, ya que la financiación de emergencia cubriría menos de dos tercios de ese mes, según informaron los medios.

Las comunidades de nativos americanos también se ven afectadas por la falta de fondos para la Oficina de Asuntos Indígenas, que proporciona servicios básicos a casi dos millones de personas, según The New York Times.

Sharice Davids, un congresista nativo americano que representa a un distrito de Kansas, dijo a la Radio Pública Nacional que un nativo americano falleció recientemente porque los servicios de emergencia no habían sido capaces de intervenir a tiempo, ya que la carretera estaba intransitable debido a la falta de mantenimiento.

5. La devolución de impuestos en peligro 

Con cerca del 90% de su fuerza laboral con licencia forzada, el Servicio de Impuestos Internos se enfrentará pronto a una avalancha de papeles de los contribuyentes, que tienen hasta abril para presentar la declaración.

Un retraso en los reembolsos podría tener un impacto tanto en el consumo de los hogares como en la economía de Estados Unidos.

Contenido relacionado

> Analistas: respuesta oficial ante muerte de niños migrantes guatemaltecos ha sido débil

> EE. UU: asume un Congreso más equilibrado en el tema migratorio

> Trump y el muro: el mandatario amenaza con cerrar completamente la frontera con México si no obtiene el presupuesto que pide

0