El barrio La Villita de Chicago despide a don Fidencio, el anciano mexicano que conquistó con su carrito de paletas

Fidencio Sánchez, el anciano que conquistó a muchos con su carrito de paletas, falleció y es recordado en medio de honores y actividades religiosas.

Archivado en:

ChicagoEstados Unidos
Fidencio Sánchez a diario recorría las calles de Chicago en los veranos de los últimos 23 años. (Foto Prensa Libre: AP).
Fidencio Sánchez a diario recorría las calles de Chicago en los veranos de los últimos 23 años. (Foto Prensa Libre: AP).

La historia de Sánchez, de 92 años, se dio a conocer cuando   una persona compartió una foto suya en redes y la imagen mostraba que a pesar de su edad aún trabajaba.

Luego de conocerse su deseo de superación, se efectuó una campaña de recaudación de fondos que le permitió retirarse de esa labor al recibir 350 mil dólares (Q2.6 millones).

Univisión reportó que la Iglesia adventista del Séptimo Día del barrio de La Villita, Chicago, EE. UU. ha sido el lugar escogido por su familia para despedir a Don Fidencio, el famoso paletero mexicano que falleció el pasado miércoles 6 de noviembre.

“Cada día me canso más y ya no me da el cuerpo”, dijo el anciano en el 2016 cuando recibió el aporte.

Sánchez, originario de Chalcatzingo, Morelos, es recordado por ser una persona trabajadora y luchadora, pese a sus años.

La publicación añade que arrastrando los pies y un tanto encorvado se desplazaba Fidencio por las calles de Chicago, donde empujaba su carrito de helados.

Fidencio Sánchez fue un ejemplo de superación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Perseverancia

El anciano, que comenzó a vender paletas en 1993, intentó retirarse del negocio en el 2015, pero debido a la muerte de su única hija tuvo que retomar la actividad para mantener a su esposa y dos nietas.

Así lo vio en 2016 Joel Cervantes Macías, un habitante más de la ciudad que se sintió conmovido al ver al anciano mexicano.

Lea también: Esta es la historia de Juana Us quien vende billetes de lotería para darle un futuro mejor a sus hijos

Video del 2016

Cervantes se acercó al anciano, le compró 20 paletas, le dio $50 dólares (Q385) y se despidió con una bendición. También le hizo una foto y se le ocurrió utilizarla para iniciar la referida campaña de recaudación.

El miércoles último, el mismo Cervantes anunciaba en Facebook el fallecimiento del querido heladero.

Contenido relacionado

Universitarios crean app de enseñanza para niños con discapacidad intelectual

Fernando López, el guatemalteco que le pone sazón al okonomiyaki, platillo típico de Hiroshima

Guatemaltecos apoyan a hombre que tiene 21 años de estar postrado en cama a causa de un accidente

0