La bella razón por la que un abuelo recibió regalos en el Día de la Madre

En octubre del 2017 se dio a conocer la historia de Ubaldo Villatoro Marroquín, de 78 años, quien en medio de la falta de recursos y a pesar de su edad tiene a su cargo a dos de sus nietos, para quienes es padre y madre; el tiempo ha pasado y este abuelo aún continúa con el cuidado de los dos niños.

Ubaldo Villatoro recibe regalos de parte de sus nietos, a quienes cuida desde que nacieron. (Foto Prensa Libre: Cortesía de Moisés Hernández).
Ubaldo Villatoro recibe regalos de parte de sus nietos, a quienes cuida desde que nacieron. (Foto Prensa Libre: Cortesía de Moisés Hernández).

Sus vecinos y conocidos lo llaman abuelo Ubaldo, junto a los menores reside en la 4a. calle C, 7- 90 zona 2 de Boca del Monte, Villa Canales, donde este viernes 10 de mayo sus nietos le dijeron “feliz día de la madre abuelo”.

Luego de conocer la historia del abuelo y sus nietos Mynor, de 9 años, y José Villatoro, 8, muchos guatemaltecos mostraron su bondad para ayudar al anciano y mejorar sus condiciones de vida.

Muchas personas les llevaron alimentos, remozaron su humilde vivienda y también lo han apoyado para que los dos niños estudien.

Los menores estudian en una escuela cercana a su vivienda a donde el abuelo Ubaldo los lleva, pero antes de eso les prepara desayuno y refacción, se preocupa por el aseo personal de estos y en que hagan sus tareas.

Lea también: Guatemaltecos apoyan a hombre que tiene 21 años de estar postrado en cama a causa de un accidente

El abuelo ha indicado que ama a sus nietos y que nunca ha pensado en sacarlos a la calle, pues son niños y luchará por ellos hasta cuando las fuerzas se le acaben.

Los dos menores fueron abandonados por sus padres, por lo que Ubaldo y su esposa se quedaron a cargo de ellos, pero hace unos años falleció la abuela.

Ubaldo ha agradecido la ayuda que le han brindado y afirma que eso lo ha motivado a seguir al cuidado de los niños. Previo a conocerse la historia, el anciano hacia mandados en una carreta de madera para conseguir para la comida de los niños.

Sus condiciones eran precarias, pues no tenía energía eléctrica ni agua entubada en su vivienda localizada a la orilla de un barranco; además, cuando no lograba agenciarse de recursos, solo hacían un tiempo de comida al día.

Villatoro recorría varias calles del sector para ganar clientes, y aunque tenía dificultades para ver, afirma que no se detendrá en su lucha por los dos niños.

Para leer más: Don Juan Pablo ya no duerme en el bus y se recupera de la operación en su ojo

La unidad entre abuelo y nietos persiste, aunque no faltan los regaños cuando hacen alguna travesura.

Mynor Ubaldo, uno de los niños, ha afirmado que desea continuar con sus estudios.  José Emiliano, el otro niño, expresó que cuando sea grande le gustaría manejar tráiler y también estudia.

Video del 2018

En estas condiciones vivían antes el abuelo Ubaldo y sus dos nietos. (Foto Prensa Libre: Oscar García).

Contenido relacionado

Los hermanos Cúmez y cómo hace un año un post en Facebook les cambió la vida

Cómo los tuiteros se volcaron para construir una escuela de párvulos en una aldea de Yepocapa

La vida de 48 familias cambiará con la construcción de viviendas gracias al aporte de los guatemaltecos

1

Daniel Cifuentes Hace 1 semana

Este Abuelo y sus nietos merecen todo nuestro respeto. Millones de bendiciones y que buen ejemplo da ud Señor Villatoro