El caso de un hombre que murió tras caer en hierro fundido a más de 2,500 grados centígrados, en EE. UU.

El hombre cayó dentro del líquido altamente caliente y murió por “aniquilación térmica”.

Publicado el
Dierkes, padre de tres niñas, murió en un trágico accidente. (Foto: Facebook Steven Dierkes)
Dierkes, padre de tres niñas, murió en un trágico accidente. (Foto: Facebook Steven Dierkes)

Steven Dierkes, un trabajador de la compañía Caterpillar en Estados Unidos, murió el pasado 2 de junio tras caer en un crisol que contenía hierro fundido a una temperatura de más de 2,500 grados centígrados. El hecho ocurrió en Mapleton, Estados Unidos (EE. UU.).

Dierkes, padre de tres niñas, estaba trabajando en el área de fusión principal cerca de las 9 horas, cuando cayó en circunstancias que se desconocen dentro del líquido altamente caliente.

Según dijeron trabajadores a medios de comunicación locales, solo la mitad de su cuerpo estaba dentro del líquido.

Personal de la oficina del Alguacil de Peoria acudió a la planta una hora después del incidente, pero ya no había nada qué hacer.

Los reportes preliminares apuntan a que el trabajador murió de “aniquilación térmica”. Hubo que esperar a que el hierro se enfriara para luego clasificar los fragmentos de metal y encontrar sus restos.

Los restos de Dierkes fueron cremados y se enviaron a su familia.

Según el medio Journal Star, anteriormente ya había ocurrido otro incidente similar, en el que un hombre de 50 años cayó 20 metros por un agujero en el piso mal tapado.

Las oficinas de investigación local se encuentran investigando los hechos para esclarecer si hay algún tipo de responsabilidad en terceras personas.