“El Chapo” Guzmán: el día que el narcotraficante envió serenata a uno de sus socios antes de intentar asesinarlo

Uno de los ex pilotos de “El Chapo” reveló que el capo del narcotráfico mandó decenas de mariachis afuera de la prisión en la que estaba recluido horas antes de intentar asesinarlo.

Publicado el
"El Chapo" Guzmán
Joaquín "El Chapo" Guzmán era conocido por ser uno de los narcotraficantes más peligrosos del mundo. (Foto Prensa Libre: AFP)

Joaquín “El Chapo” Guzmán, fundador del Cártel de Sinaloa, era conocido por ser uno de los capos del narcotráfico más peligrosos y vengativos.

En muchas ocasiones, “El Chapo” no perdonaba los errores de sus colaboradores y, de manera irónica, actuaba con sangre fría para castigarlos.

Un claro ejemplo de esto fue compartido por Miguel Ángel Martínez Martínez, alias “el Gordo”, quien fue piloto y mano derecha de Joaquín Guzmán Loera por más de 12 años.

En 2019, durante el juicio contra “El Chapo”, Miguel Ángel Martínez Martínez, quien fue uno de los testigos cooperantes de la Fiscalía, relató que el narcotraficante mexicano intentó asesinarlo en al menos cuatro ocasiones.

Sin embargo, el atentado que más llamó la atención fue el último, cuando Joaquín Guzmán Loera le envió serenata a prisión antes de intentar acabar con su vida.

Lea también: “El Chapo” Guzmán: el día que el narcotraficante estuvo involucrado en el asesinato de un cardenal (y la confusión que causó esta tragedia)

La noche previa al ataque, “el Gordo” declaró que escuchó mariachis llevando serenata afuera de la cárcel en la que estaba recluido.

“Estaban tocando una canción que le gustaba mucho al señor Guzmán (…) y la empezaron a tocar una y otra vez… como 20 veces”, reveló durante el juicio.

Lea más: Dificultad con el inglés, ceguera parcial y falta de contacto humano: los problemas a los que “El Chapo” Guzmán se enfrenta en prisión

Asimismo, Martínez Martínez declaró que la canción Un Puño de Tierra, tema compuesto por Carlos Coral, fue tocada de manera ininterrumpida hasta las tres de la mañana.

“El día que yo me muera, no voy a llevarme nada, hay que darle gusto al gusto, la vida pronto se acaba”, indica uno de los versos de esta canción.

Le puede interesar: “El Chapo” Guzmán: la polémica cena del narcotraficante con Pablo Escobar y Evo Morales (y por qué solamente fue un rumor)

Al día siguiente, un sicario enviado por Joaquín “El Chapo” Guzmán irrumpió en esta cárcel y lanzó dos granadas dentro de la celda en la que se encontraba “el Gordo”.

No obstante, el ex piloto de “El Chapo” alcanzó a refugiarse en el baño y se lanzó “cabeza para atrás”, según su testimonio, sobre una barba para salvar su vida.