El Vaticano se pronuncia contra la Constituyente venezolana

Se trata de la primera reacción de la Iglesia Católica contra las iniciativas del presidente venezolano, Nicolás Maduro. 

Publicado el
El Vaticano dice que las medidas como la Constituyente sólo causarán más violencia en Venezuela. (Foto Prensa Libre: AP)
El Vaticano dice que las medidas como la Constituyente sólo causarán más violencia en Venezuela. (Foto Prensa Libre: AP)

El Vaticano pide que “se eviten o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente”  en Venezuela, en un comunicado divulgado este viernes en el que pide a las fuerzas de seguridad evitar el “uso excesivo y desproporcionado”  de la fuerza.


Se trata de la primera reacción oficial del Vaticano tras la elección de la Asamblea Constituyente, que la oposición pone en cuestión por considerarla fraudulenta.

En la nota, divulgada pocas horas antes de la instalación de la controvertida Asamblea Constituyente, el Vaticano se pronuncia por primera vez sobre el tema para rechazar la nueva Constituyente por fomentar “un clima de tensión”  e “hipotecar el futuro”.

Tras manifestar su preocupación por la “radicalización y agravamiento” de la crisis en Venezuela, la Santa Sede insta a “todos los actores políticos y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, como también de la vigente Constitución”.


El Vaticano pide que “se eviten o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente, que más que favorecer la reconciliación y la paz, fomentan un clima de tensión y enfrentamiento e hipotecan el futuro”, recalca la nota.

La Secretaría de Estado invita a que se “creen las condiciones para una solución negociada” de acuerdo con las indicaciones fijadas en una carta de diciembre del 2016 por el Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin.

Según el número dos de la Santa Sede, que fue nuncio en Venezuela, para salir de la crisis es necesario fijar un calendario electoral, la liberación de los opositores presos, la autorización de asistencia sanitaria internacional y la restitución de las prerrogativas del Parlamento, según la carta de diciembre.

El Vaticano recuerda que el papa Francisco “sigue de cerca”  la situación de Venezuela, así como “sus implicaciones humanitarias, económicas e incluso espirituales”  y asegura “su constante oración”  por todos los venezolanos.

Nicolás Maduro ha dicho que respeta las posturas del papa Francisco, por lo que el nuevo pronunciamiento es visto como una piedra en el zapato para el mandatario. 

Macron se ofrece para mediar

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se propuso como mediador para Venezuela y condenó la violencia registrada en el país sudamericano mientras su homólogo, Nicolás Maduro, intentaría consolidarse en el poder a través de una Asamblea Nacional Constituyente.


En un comunicado emitido el viernes, Macron condenó la detención de dos de los principales miembros de la oposición y dijo que Francia “apoyará cualquier mediación que permita la reanudación de un dialogo creíble, sincero y serio (…) y el final de la espiral de violencia”.  

El dirigente francés envió recientemente una carta Maduro proponiéndole la mediación, y el embajador de Francia, Romain Nadal, ha estado en contacto con el gobierno venezolano y miembros de la oposición.  

Mientras algunos piden sanciones, Francia espera una solución negociada a la crisis generada en torno al liderazgo de Maduro.  

La semana pasada, Macron organizó conversaciones de paz entre líderes rivales libios y, desde su elección en mayo, busca elevar el perfil diplomático del país. 

Ledezma vuelve al arresto domiciliario

El alcalde de Caracas, el opositor venezolano Antonio Ledezma, fue devuelto la madrugada de este viernes a prisión domiciliar por agentes del servicio de inteligencia, tras haber permanecido encarcelado tres días, informó su esposa Mitzy Capriles en su cuenta de Twitter.


“Informo al país que hace minutos sorpresivamente a Antonio lo trajo el Sebin (servicio de inteligencia) a nuestra residencia. Vuelve a la casa por cárcel”, escribió Capriles, quien se halla en Madrid.

Ledezma, de 62 años, y el líder opositor Leopoldo López, de 46, fueron llevados a la prisión militar de Ramo Verde  (en las afueras de Caracas) en la madrugada del pasado martes, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia  (TSJ) les revocara la prisión domiciliar, acusándolos de planear fugarse.

Ambos habían hecho llamamientos contra las elecciones de la Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, que se instala este viernes en medio de un fuerte rechazo internacional y cuestionadas por presunto “fraude”.

“Antonio dijo al entrar al apartamento que retorna con la angustia de que Leopoldo y más de 600 presos políticos siguen tras las rejas”, agregó la esposa del alcalde.

Agentes del Sebin habían sacado a Ledezma de su casa en pijama y con agresividad, entre los gritos de auxilio de una vecina, según imágenes difundidas en redes sociales, que provocaron indignación.

El arresto de ambos líderes opositores causó una fuerte condena internacional. El presidente estadounidense, Donald Trump, rechazó “las acciones de la dictadura de Maduro”  y dijo que lo hacía “personalmente responsable”  por la seguridad de los políticos.


Por su parte, López había sido puesto bajo detención domiciliaria el 8 de julio tras tres años y cinco meses en Ramo Verde, donde cumplía una condena de casi 14 años, acusado de instigar a la violencia en las protestas contra Maduro del 2014, que dejaron 43 fallecidos.