“Está súper caliente”: reportero se quema la mano en plena transmisión al tocar la lava del volcán de La Palma

El reportero decidió colocar su mano sobre el magma que “por dentro está al rojo vivo”.

Publicado el
Reportero se quema la mano al tocar la lava de volcán de La Palma. (Foto Prensa Libre: Tomada de YouTube)
Reportero se quema la mano al tocar la lava de volcán de La Palma. (Foto Prensa Libre: Tomada de YouTube)

Un reportero que hacía la cobertura de  la erupción del volcán de la isla española de La Palma se quemó la lava que expulsa el coloso.

En la grabación se ve al reportero cuando se cerca a la lava y se lo escucha decir: “Vemos la piedra volcánica que es impresionante. Está súper caliente”.

Posteriormente, el hombre se agacha para ver mejor el río de piedra volcánica derretida.

El video fue publicado por el programa de humor español Los teloneros(Cuatro), cuyos periodistas no podían creer lo que sucedió, informó La Nación.

La roca derretida puede alcanzar una temperatura que supera los 1000°C, por lo que no es recomendable manipularla.

El reportero decidió colocar su mano sobre el magma. “Por dentro está al rojo vivo”, aseguró, mientras rápidamente quita su mano de la roca de lava, aunque no hace comentarios al respecto.

“Es increíble esta roca volcánica que vemos por aquí, señores…”. En ese momento, interrumpe su discurso para volver a apoyar su mano sobre la roca y ahí sí se anima a exclamar, en señal de dolor: “¡Ay!”.

Como si fuera parte de una broma y no una acción peligrosa, el reportero continúa diciendo: “Por primera vez estoy tocando una piedra recién hecha al horno”.

“Dios mío, por fuera está…¡ay!”, sigue diciendo, pero no logra terminar la frase, dado que su actitud de querer comprobar la temperatura de la roca le genera quemaduras en su extremidad.

Desde que la lava del volcán Cumbre Vieja, en erupción desde hace 11 días, llegó finalmente al mar, esta se ha ido solidificando y conformando un delta o fajana que no para de crecer. La situación puso en alerta a las autoridades.

La lava que fluye continuamente hacia el mar formó una lengua que gana con velocidad terreno al agua y ya casi alcanza las 20 hectáreas de superficie.

Lea también: “Esto no es casual” “Todo está orquestado”: Los negacionistas del volcán de La Palma debaten en redes sociales, mientras la lava despierta temor a gases tóxicos

La lava que entra en el mar crea un delta al irse acumulando la nueva sobre los fragmentos inestables de la que llegó antes.

A medida que la lava va fluyendo y el delta va penetrando en el mar y extendiéndose lateralmente, puede ocurrir que este nuevo terreno inestable se quiebre o se hunda, si los restos de rocas que están más abajo ceden bajo el peso de la lava nueva.