Huracán Iota: prevén impacto “potencialmente catastrófico” en Nicaragua y Honduras

Meteorólogos advierten que Iota puede golpear las costas con fuerza de huracán categoría 4.

Iota se fortalece a medida que se acerca a Nicaragua, Honduras y Guatemala. (Fuente: Centro Nacional de Huracanes)
Iota se fortalece a medida que se acerca a Nicaragua, Honduras y Guatemala. (Fuente: Centro Nacional de Huracanes)

Iota, que la tarde del domingo 15 de noviembre se intensificó en huracán categoría 2, se acerca hacia Nicaragua y Honduras, países azotados hace poco por otro ciclón y que ahora se alistan para recibir el impacto de lo que en las próximas horas puede llegar a ser un huracán mayor de categoría 4, de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Según el centro, Iota se intensifica y puede ser un huracán “extremadamente peligroso” de categoría 4 cuando se aproxime a la costa caribeña de Nicaragua y Honduras, posiblemente el 16 de noviembre.

“Se esperan vientos potencialmente catastróficos y marejadas ciclónicas amenazantes a la vida a lo largo de la costa noreste de Nicaragua y este de Honduras”, dice el boletín oficial más reciente.

Iota azotará con fuerza de huracán en la localidad de Providencia, Nicaragua, y se espera que, debilitado a tormenta tropical, impacte en San Andrés esta noche.

Pero su fuerza arrojará agua hasta el 19 de noviembre, con efectos en inundaciones, crecidas repentinas de ríos que amenazan la vida en Nicaragua, Honduras, Guatemala y Colombia.

Aunado a eso, la lluvia de Iota inevitablemente golpeará las zonas ya resentidas por el huracán y posterior depresión tropical Eta “resultando en impactos significativos a potencialmente catastróficos”, dice el centro de pronósticos.

Fuertes vientos y lluvias

La isla de Providencia, en el Mar Caribe, y una franja costera que va desde Sandy Bay Sirpi, en Nicaragua, hasta la hondureña Punta Patuca, se hallan bajo aviso de huracán, y donde se esperan “vientos catastróficos”, fuertes lluvias y marejada ciclónica.

Las autoridades han activado alertas rojas en varias zonas de estos países ante el impacto inminente de Iota, cuyo centro fue localizado a las a 195 millas (315 km) al este de la isla colombiana de Providencia y a 335 millas (540 km) al este-sureste del Cabo Gracias a Dios, en la frontera entre Nicaragua y Honduras, de acuerdo al NHC.

En las últimas horas ha aumentado su velocidad de desplazamiento y ahora se mueve con dirección oeste-noroeste a 9 millas por hora (15 km/h) y se espera que este domingo Iota se mueva a través del suroeste del Mar Caribe y el lunes pase cerca o sobre la isla Providencia.

Acumulación por lluvias

Los meteorólogos prevén que en partes del noreste de Nicaragua y el norte de Honduras Iota produzca hasta 30 pulgadas (750 mm) de acumulación de lluvias, con el consecuente peligro de fuertes inundaciones repentinas, desbordes de ríos y deslizamientos de tierra.

En las costas de Nicaragua y Honduras, el NHC advierte sobre la “peligrosa” marejada ciclónica que elevará los niveles del mar hasta unos 15 pies (4.5 metros) por encima de su nivel normal.

Belice, El Salvador, Costa Rica, Panamá y el norte de Colombia registrarán también fuertes lluvias, de acuerdo al NHC.

Lea también: Siga estas recomendaciones ante el posible impacto de Iota en Guatemala

El pasado 3 de noviembre, el huracán de categoría 4 Eta tocó tierra en la costa noreste de Nicaragua, con vientos máximos sostenidos de 140 millas por hora (220 kilómetros por hora).

Según cálculos de este país centroamericano, Eta dejó unas 1 mil 890 casas destruidas y otras 8 mil 30 con daños parciales.

Hasta ahora ha habido 30 tormentas tropicales con nombre, de las cuales 13 han sido huracanes y, de éstos, cinco han sido mayores.

Queda hasta el 30 de noviembre para que se acabe oficialmente la temporada de huracanes en el Atlántico.