¡Hasta el último aliento! Maestro califica exámenes en el hospital y muere poco después

Tras saber que sería hospitalizado, un profesor llevó su vocación hasta el final sin saber que moriría en la sala de urgencias.

Alejandro Navarro trabajó en la docencia. (Foto Prensa Libre: FB)
Alejandro Navarro trabajó en la docencia. (Foto Prensa Libre: FB)

El docente estadounidense Alejandro Navarro compartió sus conocimientos con sus estudiantes durante varios años de su vida y sin saberlo, dejó una enseñanza no necesariamente académica, pero sí una gran lección humana.

Navarro no se desprendió de su computadora y la llevó al hospital para continuar con las asignaciones docentes, sin saber que poco después moriría.

“Este es mi papá Alejandro Navarro, el día antes de que falleciera, preocupado por finalizar las notas para los informes de progreso. Sabía que iba a urgencias así que empacó su portátil y cargador para poder entrar en ellos”, publicó en Facebook Sandra Venegas, hija del docente.

“Los médicos venían a verlo. Estaban haciendo pruebas, le decían que necesitaba decidir lo que quería en el caso de que su corazón se detuviera: RCP e intubación o para ir en paz. Él respondería a sus preguntas y cursaría con notas. La última vez que lo vi fue el lunes (14 de diciembre) y pasó las dos horas que estuve en su casa trabajando. Ojalá hubiera cerrado su portátil y disfrutado de pasar tiempo con él”, agregó Sandra.

“Los profesores dedican tantas horas extras, horas que muchos no se dan cuenta. Incluso durante una pandemia, incluso durante una crisis de salud, los profesores se preocupan por cumplir sus funciones. Gracias a tus maestros. Si estás casado con uno, ayúdales a establecer límites, si eres la hija/hijo de uno, no dejes que trabajen una vez que estén en casa. Sé amable con tus maestros. Profesores no normalicemos el trabajo después de horas, no normalicemos quedarse en el trabajo hasta tarde. Eres reemplazable en el trabajo. No eres reemplazable en casa. Papá, te echaremos mucho de menos. ¡Te quiero!”, agregó Sandra junto a una fotografía del docente.

El testimonio, que se ha compartido más de 80 mil veces, ya acumula más de 186 mil reacciones y 12 mil comentarios. Además, se volvió viral en redes sociales debido a que los usuarios se han conmovido y han compartido reflexiones sobre la labor que ejercen los docentes ante cualquier adversidad como la pandemia del coronavirus.

“Edité esta publicación para agregar que no me di cuenta de que recibiría tanta atención, pero sí quería aclarar, mi padre no falleció de Covid ni nada relacionado con la pandemia”, añadió la hija del docente.