La migración acapara últimos discursos políticos en EE. UU. antes de las elecciones legislativas

A pocas horas de las elecciones legislativas, que serán una prueba para el gobierno de Donald Trump, el mandantario criticó la caravana de mingrantes, en tanto que el expresidente Barack Obama cuestionó las medidas antimigrantes. 

El expresidente Barack Obama criticó duramente las políticas antimigratorias de Donald Trump, horas antes de las elecciones legislativas. (Foto Prensa Libre: AFP)
El expresidente Barack Obama criticó duramente las políticas antimigratorias de Donald Trump, horas antes de las elecciones legislativas. (Foto Prensa Libre: AFP)

Con un estilo que mezcla las declaraciones grandilocuentes, lenguaje llano y toques de humor cruel, Trump coloca a los votantes en la vicisitud de elegir entre su gestión, en la cual la expansión de la economía llevó al desempleo a un mínimo de 3.7%, y su visión de la seguridad, y las posturas de los demócratas, a los que califica de izquierdistas extremos.


La estrategia de centrar el debate político sobre sí mismo es una apuesta, al igual que el viraje de su discurso, que pasó de elogiar los logros de su gestión a una narrativa dura -que algunos califican de racista- en la que ha denunciado la inmigración ilegal como una “invasión”. 

Los demócratas “quieren borrar las fronteras de Estados Unidos”, dijo en la noche del domingo en un mitin en Tennessee, en el centro del país.

Esta táctica le funcionó en 2016, cuando en contra de todos los pronósticos fue elegido, pero estos discursos también irritan a muchos, lo que ha dado a los demócratas la esperanza de una mayor movilización.

A pocos días de las elecciones, Trump envió a más de cuatro mil 800 efectivos a la frontera con México y sugirió que si los migrantes centroamericanos que marchan por miles en caravanas hacia Estados Unidos tiraban piedras a los agentes, éstos podrían responder a balazos, aunque después se retractó. 

Lea también: Cuatro países investigan quiénes movilizan caravanas de migrantes

El discurso de Trump también se ha centrado en criticar la caravana de migrantes, a quienes ha llamado “delincuentes”, y ha dicho que se trata de una “invasión” que hace peligrar la seguridad nacional. 

Conscientes de lo fundamental del momento, los demócratas han recurrido a pesos pesados, como el expresidente Barack Obama (2009-2017), quien no ha descansado en la última semana recorriendo distritos en disputa y expresando su apoyo explícito a los candidatos, y criticando duramente las políticas migratorias de Donald Trump. 

“Van a votar en las que pueden ser las elecciones más importantes de mi vida, quizá más importantes que en 2008″, dijo Obama este sábado en Chicago, en referencia a los comicios en los que fue elegido presidente estadounidense. 

En Miami, Obama abogó por una nación “más generosa y más amable”, en el que la política “esté al servicio de la gente”. 

Respecto de la caravana de migrantes, el expresidente demócrata descartó que esta sea una amenaza para la seguridad y tidó de “truco político” el envío de militares a la frontera para contener a los desplazados. 

También critió la política de Trump sobre quitar la nacionalidad de hijos de inmigrantes nacidos en Estados Unidos. “Un presidente no tiene que decidir quién es estadounidense y quién no, así no funciona la Constitución ni la democracia”, dijo en su discurso, citado por El Nuevo Herald. 

En las elecciones legislativas de este martes están en juego la totalidad de los escaños en la Cámara de Representantes, un tercio de los puestos del Senado, 36 gobernadores y decenas de legislaturas estatales.Elecciones Legislativas EE. UU.

Contenido relacionado

> Casi 200 niños separados por Tolerancia Cero siguen sin ser reunificados

> Gobiernos ven en caravanas características “atípicas” a la migración

> Jimmy Morales viaja a tres países por tema migratorio