Mujica achaca elección de Trump a una sociedad disconforme

El expresidente de Uruguay José Mujica ha achacado el ascenso del republicano Donald Trump a la Casa Blanca y el renacer del “chovinismo” en Europa a una sociedad “disconforme” con las reglas de los mercados, en declaraciones a Europa Express.

El Papa saluda a José Mujica durante el Encuentro Mundial de Movimientos Populares. (EFE).
El Papa saluda a José Mujica durante el Encuentro Mundial de Movimientos Populares. (EFE).

A su juicio, la victoria de Trump se explica por el apoyo de una “enorme clase media-baja” estadounidense “disconforme” con la “desigualdad” y la “concentración de riqueza” que generan unos tratados internacionales de libre comercio que “favorecen” a las empresas transnacionales y no a los pueblos.

Mujica, de 81 años, participó e un encuentro de casi dos horas con los alumnos de secundaria de Santander, norte de España, donde comentó que en su opinión lo peor de la victoria del candidato republicano es que “establece una patología muy fuerte” en Estados Unidos, porque “Trump pasará y queda la gente que le apoya”.

No obstante, matizó que él tampoco tenía una “esperanza desmedida” en la candidata demócrata Hillary Clinton, porque “no es una carmelita descalza”.
 
“Trump y Clinton son versiones distintas de lo mismo”, resumió el ex mandatario, quien considera que “si Trump aplica parte de lo que prometió, las consecuencias pueden ser dramáticas”, aunque se mostró optimista con la “esperanza” de que el presidente electo fuera “un poco demagógico” en campaña y que “haga poco de lo que prometió”.

Mujica cree que las “repercusiones” de las políticas de Trump, si aplica “parte de lo que pensó”, pueden ser “dramáticas”. “Pero esperemos que sea un poco demagogo y que haga otras cosas y no las que prometió porque las que prometió…”, ha aseverado.

Y ha opinado que si Estados Unidos “levanta un proyecto ultraproteccionista y se cierra puede estar bastante complicado el comercio mundial”.

Mujica, que a su llegada a este instituto santanderino y, a preguntas de los periodistas sobre la elección de Trump como presidente de Estados Unidos, respondió con un escueto “dejemos que salga el sol”, ha reconocido que él “tampoco tenía una esperanza desmedida” en la candidata demócrata, Hillary Clinton.

“Clinton no es una carmelita descalza tampoco, son versiones distintas de lo mismo”, ha apostillado el expresidente de Uruguay, que ha ironizado con la idea de que los estadounidenses podían elegir en estas elecciones a la Casa Blanca entre “Guatemala y Guatapeor”.

Mujica, ha expresado su perplejidad y descontento con la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos con un expresivo y elocuente “¡Socorro!”.

Mujica, fue mucho más expresivo: “Solo te voy a decir una palabra que lo dice todo, así que grabala bien: ¡socorro!” . “Es suficiente. Es explícita (…) Chau” , dijo en declaraciones al programa de radio de Montevideo 'No Toquen nada' de Océano Fm.
 
Mujica, un exguerrillero que presidió Uruguay del 2010 al 2015, se encuentra en Roma donde participa en el Tercer Encuentro Mundial de los Movimientos Populares.

En su intervención, lamentó que el poder político esté al servicio de la concentración económica de una minoría y opinó que existe una “globalización que es tan concentradora del beneficio en favor de poca gente, que está estancando las expectativas de vastísimos sectores de clase media que se ven en la incertidumbre” .

“Son los votantes de (el candidato republicano Donald) Trump, los que dicen Francia para los franceses, Inglaterra para los ingleses” , apuntó.

“Pertenecen a ese mundo de clase media trabajadora de buenos salarios que se va sumiendo en la incertidumbre y se va sumando a esa dinámica de la culpa la tiene China, México, los inmigrantes, los sirios… en cada lugar una literatura que ya vivió el mundo en los años 30” , agregó.

José Mujica (D) durante en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares en Roma.(EFE).

Mujica reconoció que no le asusta Trump, “sino la gente que le acompaña” , porque el candidato republicano a la Casa Blanca “va a pasar, pero esa gente va a seguir allí” .

“La imagen (de Trump) es tan grotesca, que uno siente hasta una suave afinidad con la señora (Hillary) Clinton, que es una mujer bastante conservadora” , reconoció.

Consideró que “el mundo en el que estamos viviendo es atroz”  porque unos pocos poseen la mayoría de las riquezas en detrimento de la mayoría, lo que genera que la brecha de la desigualdad se amplíe en todo el mundo.

La concentración económica, expuso, “termina siendo concentración de poder político” , porque “las decisiones que se toman en el circulo político”  acaban favoreciendo los intereses económicos de la minoría.

Este contexto es el que explica que en las sociedades estén apareciendo “movimientos de la gente que tiende a ser excluida” .

“Vamos a asistir a un largo periodo en el que el sistema representativo no represente a toda la sociedad” , dijo.

Respecto al papa Francisco, opinó que está dando un nuevo sentido a la concepción del cristianismo y aseguró que con sus discursos a favor de los pobres “honra a su Iglesia pero más honra a la humanidad entera” .

“Alguno dirá que son solo discursos (…), pero tiene una importancia que lo diga nada menos que el papa” , concluyó.