Puigdemont ignora su cese y mantiene el pulso soberanista en Cataluña

El ya destituido presidente del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont, evitó referirse este sábado a su cese por parte del Gobierno español de Mariano Rajoy y pidió “paciencia, perseverancia y perspectiva” para seguir adelante en su plan independentista y crear un “país libre”.

Archivado en:

Cataluñaespaña
Carles Puigdemont decidió no intervenir en la sesión del parlamento en la que se declaró la independencia. (Foto Prensa Libre: AFP)
Carles Puigdemont decidió no intervenir en la sesión del parlamento en la que se declaró la independencia. (Foto Prensa Libre: AFP)

“Ayer vivimos un día histórico, cargado de sentido democrático y sentido cívico”, sostuvo Puigdemont en un mensaje institucional grabado, aludiendo a la votación en la que el “Parlament” en Barcelona aprobó una resolución para proclamar una “república soberana” en Cataluña.

Puigdemont criticó que Rajoy respondiera horas después ordenando el cese de todo “Govern” y convocando elecciones para el 21 de diciembre. “Son decisiones contrarias a la voluntad expresada por los ciudadanos en nuestro país en las urnas”, sostuvo. “Son los Parlamentos los que escogen y cesan los presidentes”.

Por todo eso, el ex “president” llamó a una resistencia pacífica a la intervención del autogobierno por parte de Madrid en virtud del artículo 155 de la Constitución. “Habéis entendido que la etapa en la que hemos entrado la debemos seguir defendiendo”, dijo. “Vuestra reacción es propia de un país maduro que sabe a donde quiere ir”.

El primer ministro español, Mariano Rajoy, anunció el pasado viernes la destitución de todo el gobierno catalán. (Foto Prensa Libre: AFP)

“No nos desviemos”, concluyó. “Tengamos paciencia, perseverancia y perspectiva. La mejor forma para defender las conquistas es la oposición democrática a la aplicación del artículo 155”. Puigdemont insistió en seguir trabajando por la república “sin abandonar una conducta cívica y pacífica”.

La declaración ofreció la primera reacción pública de Puigdemont desde que Rajoy anunciara el viernes la destitución de todo el “Govern” catalán y convocara elecciones autonómicas para el 21 de diciembre, horas después de que el “Parlament” en Barcelona aprobara la creación de una república independiente.

Las reacciones al mensaje del exlíder catalán no se hicieron esperar. “Esto es gravísimo. La irresponsabilidad de Puigdemont no tiene límites”, escribió la cuenta de Twitter del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy.

Varias personas se han reunido este sábado para rechazar la independencia de Cataluña. (Foto Prensa Libre: AFP)

Los ceses se hicieron efectivos al ser publicados esta madrugada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), pero ningún miembro del Gobierno catalán los había comentado hasta el momento. El Ejecutivo de Rajoy avisó de que cualquier negativa a dejar el cargo podría entenderse como un delito de usurpación de funciones.

La negativa a reconocer las decisiones del Gobierno en Madrid quedó sugerida ya la noche del viernes en un irónico tuit de la Asamblea Nacional Catalana, una de las principales entidades civiles independentistas: “Nos preguntan por las medidas de Rajoy, pero la ANC no suele comentar la política de Gobierno extranjeros”.

Autoridades de los partidos nacionalistas mantuvieron este sábado el tono de celebración por la “república” y evitaron darse por destituidos: “Con nuestra firmeza, convicción y valentía, defendamos la república. Entre todos y todas estamos haciendo historia”, tuiteó Marta Rovira, secretaria general de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).