Cinco muertos, decenas de heridos y balaceras se registran en tercer día protestas en Nicaragua

Al menos dos jóvenes murieron este viernes por disparos en medio de las protestas, que ya dejaban tres muertos, contra las reformas a la seguridad social aprobadas por el Gobierno de Daniel Ortega, lo que elevó a 5 las víctimas mortales en tres días de violencia que además han dejado cerca de cien heridos.

Un grupo de personas quema llantas durante una protesta el jueves último en Managua, Nicaragua.(Foto Prensa Libre: EFE)
Un grupo de personas quema llantas durante una protesta el jueves último en Managua, Nicaragua.(Foto Prensa Libre: EFE)

Este viernes un estudiante menor de edad falleció luego recibir un balazo durante un brote de violencia en el centro de Managua, confirmó la Cruz Roja Nicaragüense.

El adolescente pasaba por el lugar y no estaba relacionado con la escena según sus familiares.
En la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), al este de Managua, fue reportada la segunda víctima de este viernes, un estudiante que según testigos recibió un disparo en el corazón.
Estudiantes universitarios denunciaron que las fuerzas de choque del Gobierno, conocidas como “turbas”, dispararon contra los manifestantes, lo que EFE pudo confirmar.
Reportes de disparos con plomo por parte de las “turbas” en contra de los manifestantes han llegado desde la Upoli, la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), la Catedral de Managua y la ciudad de Masaya.

Lea más | ¿Existe un deterioro en la democracia en Latinoamérica? Esto dice un estudio reciente

La Cruz Roja Nicaragüense atendió este viernes a 27 personas heridas, de las cuales 17 necesitaron traslado a centros hospitalarios debido a su estado de la gravedad.

Los brotes de violencia se mantenían a final de la tarde en varias ciudades de Nicaragua en medio de la inconformidad con el Gobierno Central, que tuvo como detonante las reformas a la seguridad social que aumentan la cuota patronal y laboral, y establecen la cotización perpetua.
Las manifestaciones pacíficas contra el Gobierno, que incluyeron hacer bulla con cazuelas al atardecer, se desarrollaban en toda Nicaragua, pero los brotes más violentos se registraban en las ciudades de León, Managua y Masaya.
Tanto manifestantes como organizaciones de la sociedad civil y empresarios han solicitado al Gobierno, a sus fuerzas de choque conocidas como “turbas”, y a la Policía Nacional, que dejen de un lado la violencia y den lugar a la libre expresión de la ciudadanía.

Las manifestaciones en Nicaragua contra reformas al Seguro Social han dejado varios muertos y decenas de heridos.(Foto Prensa Libre: EFE)

Por su parte, la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, dijo este viernes que “movimientos artificiales” son los responsables de la escalada de violencia.
“Estos movimientos artificiales, propios de un pensamiento desconectado, desconsiderado y destructivo no van a desmovilizar la voluntad y el compromiso cristiano, socialista y solidario de este Gobierno”, dijo la también primera dama de Nicaragua cuyo presidente, Daniel Ortega, no ha comparecido públicamente. 

Ataques contra los manifestantes

Durante los primeros dos días de protesta, la Policía sumó a grupos de choque y activistas proclives al Gobierno en sus ataques contra los manifestantes, incluyendo ancianos que fueron vapuleados en las ciudades de Managua y León (occidente), según relataron varios afectados.
En declaraciones la medianoche del jueves, la vicepresidenta Rosario Murillo condenó lo que llamó “crímenes de odio” y pidió castigo para los responsables. Murillo fustigó a los universitarios que han participado en las protestas señalando que son jóvenes “manipulados” por “grupos tóxicos”.

El portal gubernamental también publicó una nota del Gobierno nicaragüense a la Cancillería de Costa Rica, en la cual rechazó por “injerencistas” las opiniones de San José, que el jueves reprobó la violencia y el cierre de varios canales de televisión en Managua y en el interior.

Las protestas se extendieron el jueves a 11 ciudades de Nicaragua. Las protagonizaron jóvenes y ancianos que se oponen a una reforma al sistema de pensiones decretada por el Gobierno sin aprobación de la empresa privada, a fin de cubrir un déficit de 75 millones de dólares en el Seguro Social.

Tensión

El Nuevo Diario publicó un video en su canal de YouTube donde se muestra lo que se vive en Nicaragua

Censura a medios

El Gobierno de Nicaragua ordenó cerrar cuatro canales de televisión, de los cuales dos -el 15 y el 23- seguían sin señal la noche del jueves por haber trasmitido temprano las protestas.

“El gobierno ha ordenado a las empresas de cable sacar del aire la señal”, dijo el director de canal 15, Miguel Moral, denunciando “una clara violación al derecho a la libertad de prensa”.

 La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham) pidió que los medios “suspendidos puedan reiniciar sus labores de forma inmediata”.

La organización de escritores y periodistas afiliados a PEN Nicaragua denunció que al menos 11 periodistas fueron agredidos y algunos despojados de sus medios de trabajo por la policía y grupos oficialistas cuando cubrían las manifestaciones.

El colectivo demandó la reapertura de “los medios de comunicación independientes” cerrados.

“Los ataques contra personas que se manifestaban pacíficamente y los periodistas que cubrían la protesta, representan un intento flagrante e inquietante de restringir los derechos a la libertad de expresión y reunión“, advirtió por su lado la directora para América de Amnistía Internacional, Erika Guevara-Rosas.

Preocupación de la ONU

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos instó hoy a las autoridades nicaragüenses a evitar nuevos ataques contra los manifestantes y los medios de comunicación, después del fallecimiento de al menos tres personas en los enfrentamientos violentos por la reforma de la Seguridad Social.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos instó a las autoridades de Nicaragua a evitar enfrentamientos con manifestantes y medios de comunicación. (Foto Prensa Libre: EFE)

La portavoz Liz Throssell destacó la “profunda preocupación” de la Oficina de Derechos Humanos por la muerte de estas personas y por las decenas de heridos durante las protestas en las calles nicaragüenses por la reforma, que aumenta la cuota patronal y laboral, y crea una nueva cotización para los jubilados.

Throssell dijo en un comunicado que, según la información que maneja la oficina del alto comisionado de los derechos humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, se han producido enfrentamientos en Managua entre la policía y los manifestantes, algunos de los cuales arrojaron piedras contra los agentes, mientras que, en la ciudad de Masaya, los manifestantes fueron atacados por partidarios del Gobierno.

Asimismo, agregó, fueron atacados aparentemente algunos periodistas durante las protestas.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU considera además “preocupante que varios canales de televisión que estaban cubriendo las protestas hayan sido cerrados por el Gobierno”.

“Hacemos un llamamiento a las autoridades nicaragüenses para que actúen, a fin de evitar nuevos ataques contra los manifestantes y los medios de comunicación”, señaló Throssell.

“El Estado nicaragüense debe cumplir sus obligaciones internacionales para garantizar que las personas puedan ejercer libremente sus derechos a la libertad de expresión y a la libertad de reunión pacífica y asociación”, recordó.

Contenido relacionado

>¿Qué es de Venezuela luego de 5 años de la muerte de Hugo Chávez?

>Los presidentes latinoamericanos destituidos envueltos en casos de corrupción

>Reguetoneros arremeten contra Nicolás Maduro en una canción