Denuncian plan represivo del gobierno nicaragüense para acallar a la Prensa independiente

Varios periodistas han sido detenidos y otros más fueron agredidos por las autoridades nicaragüenses mientras cubrían las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, denunció la organización internacional Fundamedios. 

Los ataques del Gobierno contra comunicadores y medios en Nicaragua buscan diezmar el periodismo independiente. (Foto: Hemeroteca PL)
Los ataques del Gobierno contra comunicadores y medios en Nicaragua buscan diezmar el periodismo independiente. (Foto: Hemeroteca PL)

Fundamedios, una una de las principales organizaciones para el monitoreo, promoción y defensa de la libertad de expresión y libertad de prensa en Latinoamérica, denunció, citando a periodistas nicaragüenses, que hay una campaña sistemática “para cerrar los pocos medios independientes de Nicaragua como el diario La Prensa, El Confidencial, Canal 10 y Radio Corporación.


El conglomerado periodístico de ese país centroamericano denunció que en la marcha del fin de semana último, denominada “Unidos por la Libertad”, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo reprimió con fuerza la protesta valiéndose de los antimotines y otros agentes, quienes arrestaron arbitrariamente a 38 personas, entre ellas varios periodistas, según corroboró la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua. 

“Uno de ellos fue el periodista Uriel Velásquez, de El Nuevo Diario. Los periodistas Roy Moncada, Engell Vega, Jader Flores, de La Prensa fueron retenidos por un grupo de antimotines en el sector de Altamira, donde la Policía no les permitía irse a pesar de que  habían mostrado sus identificaciones de periodistas. Ellos estarían entre los liberados el mismo día”, denuncia el comunicado de Fundamedios.

Lea al respecto: Nicaragua: Polícía arresta a manifestantes que protestan contra Ortega 

De acuerdo con los reportes, se supo que el fotógrafo internacional de la agencia Reuters Oswaldo Rivas fue atropellado por un paramilitar motorizado cuando cumplía sus labores.  

“La represión contra periodistas independientes es muy dura. Muchos han renunciado y están emigrando. Ortega quiere callar a la prensa independiente,  trabaja en una serie de leyes imponiendo restricciones en importaciones y exportaciones que pueden llegar al papel periódico y equipamiento”, denunció la la periodista de Radio Nicaragua Yelba López. 

De acuerdo con la comunicadora, el diario La Prensa ha denunciado que sus bobinas, indispensables para sus rotativas, han sido retenidas en las aduanas. 

En agosto último, el gobierno de Daniel Ortega envió un “emisario” al Canal 10 para que, en calidad de “editor”, ejerciera la censura en ese medio, a lo que el gerente Carlos Pastora se opuso, por lo que tuvo que refugiarse en la embajada de Honduras después de fuertes amenazas. 

Detenciones premeditadas

Fundamedios también denuncia que los arrestos de periodistas “no han sido aleatorios”, pues en la “redada” del fin de semana también había activistas de derechos humanos y opositores al régimen. Periodistas denunciaron que, incluso, el Gobierno se valió de “cárceles móviles” para arrestar arbitrariamente a los manifestantes. 

“El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) ha solicitado medidas cautelares a periodistas de forma individual y a colectivos de medios de comunicación para 87 personas. Estos casos son por denuncias de asedio con amenazas hechas con pintas en sus casas, llamadas telefónicas o a través de redes sociales. Los mensajes van desde asegurar que será capturado hasta amenazas de muerte contra la persona y su familia, denunció el organismo”, advierte la organización. 

Además: Guatemala se abstiene por segunda vez de votar sobre Nicaragua en la OEA

Como ejemplo, Fundamedios cita varios casos de agresiones contra medios y periodistas: Wiston Postome, herido de bala mientras cubría una manifestación; las agresiones contra el fotoperiodista de AFP Inti Ocón, así como al locutor Fredy Verna; el caso del comunicador Jackson Orozco, que fue golpeado por simpatizantes del Gobierno;0 amenazas contra la periodista Letty Gaitán; así como el incendio contra Radio Darío y los daños contra las instalaciones del canal 100% Noticias, a lo que se suma las detenciones de las documentalistas Anielka Juárez y Emilia Mello, y las fuertes amenazas contra Tim Rogers, que optó por abandonar el país. 

En los casos más graves de represión se denuncia el asesinato de Ángel Gahona mientras transmitía en vivo las protestas en abril último, y en octubre la deportación del periodista Carl David Goette-Luciak. 

Finalmente, en su comunicado Fundamedios enfatiza sus condenas a las detenciones de periodistas y represión del régimen de Ortega y Murillo contra la libertad de expresión y la labor periodística en Nicaragua, que pretende silenciar mediante el amedrentamiento, confiscación de equipos, hostigamiento a periodistas y medios de comunicación.

Contenido relacionado

> Daniel Ortega desafía a EE. UU. y lo conmina a no meterse con la crisis nicaragüense

> Nicaragua expulsa a misión de Derechos Humanos de la ONU, según una ONG

> Sociedad Interamericana de Prensa demanda respeto a la prensa en Nicaragua