Semana violenta es marcada por atentados en diferentes partes del mundo

Al menos 41 personas murieron esta semana en atentados en ciudades de tres continentes, entre las víctimas hay varios niños, reportan autoridades.

Siria permanece afectada por los bombardeos rusos. (Foto Prensa Libre: EFE).
Siria permanece afectada por los bombardeos rusos. (Foto Prensa Libre: EFE).

“Cinco personas murieron, entre ellas una mujer y un niño, mientras que más de otras 13 resultaron heridas en bombardeos rusos sobre la ciudad de Qalaat al Madiq y los pueblos de Tel Hawash y Al Sahiriya”, explicó Abu Mohamed al Idliby, responsable en la provincia de Idlid de la Defensa Civil Siria, también conocida como Cascos Blancos.

Además, Al Idliby agregó que siete personas resultaron heridas alrededor de la ciudad de Al Latamna. “Hay un gran movimiento de desplazados desde Qalaat al Madiq debido al bombardeo ruso”, detalló al Idliby, encargado de la información de los Cascos Blancos en zonas de operaciones miliares en el noroeste del país.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó la muerte de cinco personas durante los bombardeos rusos esta madrugada en Qalaat al Madiq, aunque según su cómputo hay al menos dos niños entre las víctimas.

La referida ONG con sede en Londres señaló que con estas nuevas víctimas ya son 20 personas las que han perdido la vida, entre ellas cuatro niños, en bombardeos rusos desde el viernes pasado en Hama e Idlib.

Lea también: “Maté a más de cien personas y no me arrepiento”, un asesino del autodenominado Estado Islámico le cuenta su historia a la BBC

Por su parte, un comandante del ejército de Al Eza, que forma parte del Ejército Libre de Siria (ELS), informó que los aviones rusos efectuaron nueve bombardeos; además, ataques con misiles contra Qalaat al Madiq y zonas periféricas de AL Latamna en el norte y oeste de Hama.

El comandante, que pidió el anonimato, afirmó que además Rusia “lanzó ataques de artillería desde su cuartel al sur de Halfaya contra granjas que rodean la localidad de Kafrzita en el norte de Hama”, y que la artillería de las fuerzas gubernamentales atacó cuatro pueblos en la misma provincia. Según la fuente, estos ataques causaron incendios de las casas de civiles que se desplazaron a los alrededores.

No deje de leer: Éxodo masivo por ataques en ciudad siria de Alepo

Otro líder de las fuerzas del Gobierno sirio confirmó que “las facciones armadas lanzaron ataques contra Al Suqaylabiyah con cuatro misiles que causaron daños en las propiedades de los civiles”. Aviones rusos mantienen constantes bombardeos en la zona en apoyo a las fuerzas del régimen, unas acciones que los responsables de Moscú han anunciado que continuarán para acabar con “grupos terroristas” en el área.

Ataque en Camerún

A parte, un nuevo ataque de Boko Haram en el norte de Camerún dejó al menos cinco muertos, y eleva a más de medio centenar los fallecidos solo en el mes de abril por el grupo yihadista.

Este último ataque se produjo en la isla de Kofia, situada en el lago Chad, según confirmó este domingo una fuente de seguridad camerunesa de la zona.

Se trata del séptimo ataque de los yihadistas, esta vez en la región del Extremo Norte de Camerún, una zona donde son habituales los ataques de Boko Haram, pero cuya presencia había sido muy baja en el último año. Según un recuento realizado por EFE a través de las cifras publicadas en medios locales, los muertos solo este mes en estos siete ataques superan el medio centenar.

Le puede interesar: Jonas, el niño alemán de 5 años cuya denuncia en España condujo a los cadáveres de su madre y su hermano

“Los ataques se han multiplicado a lo largo de este mes debido a cierto relajamiento de las tropas camerunesas”, explicó el experto en seguridad Youssouf Paguain. El Gobierno de Camerún ha decidido en los últimos meses reforzar la presencia militar en las dos regiones anglófonas del oeste del país, donde el conflicto con los grupos armados separatistas se ha agudizado.

Y eso ha provocado, según este analista, que se descuide la presencia en la zona de influencia de la insurgencia yihadista, que lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria y pretende convertir el área del lago Chad -que también comprende territorios de Níger, Chad y Camerún- en su nuevo bastión.

Ataque en sinagoga

Un hombre de 19 años que afirmó ser antisemita e islamófobo mató a una mujer e hirió a tres personas, incluido el rabino, al atacar con un arma automática una sinagoga cerca de San Diego, en el sur de California, Estados Unidos.

El tiroteo en esta ciudad de unos 50 mil habitantes, 40 km al norte de San Diego, tuvo lugar en el último día de la Pascua Judía, exactamente seis meses después de que un supremacista blanco matara a 11 personas en un ataque en una sinagoga de Pittsburgh, en Pensilvania, el peor contra un lugar de culto judío en la historia de este país.

“Tuvimos cuatro personas con heridas de bala. Hay un muerto”, dijo el alcalde Steve Vaus a la cadena de noticias por cable MSNBC.
La víctima mortal es una mujer de 60 años, mientras que los heridos son una menor y dos adultos, el rabino y un hombre de 34 años, agregó en rueda de prensa.

Dos israelíes, una niña de 8 años y su tío, resultaron heridos en el ataque, precisó por su parte un portavoz del ministerio israelí de Relaciones Exteriores, Emmanuel Nashon, agregando que estaban en “buen” estado de salud. La policía anunció que detuvo al presunto autor del tiroteo, un joven de 19 años que vive en San Diego. Se llama John T. Earnest y no figuraba en los registros de la policía.

Según medios locales, había anunciado públicamente en internet su intención de matar a judíos.  “Tenemos copias de sus publicaciones en las redes sociales y de su carta abierta y las estudiaremos para determinar su autenticidad y saber qué aporta eso a la investigación”, precisó el sheriff del condado de San Diego, Bill Gore.

Policías acordonaron el área donde ocurrió el hecho en la sinagoga en Poway, cerca de San Diego (California). (Foto Prensa Libre: AFP)

Matan a 15 civiles en Mali

Al menos 15 civiles malienses murieron en un ataque en la región de Mopti, en el centro del país, por un grupo de hombres armados no identificados, supuestamente pertenecientes a los dozos “cazadores tradicionales”, informaron fuentes locales y de seguridad.

El ataque ocurrió el pasado jueves contra un pueblo en la localidad de Mondoro, cuando un grupo de personas vestidas de cazadores tradicionales empezaron a disparar contra los habitantes del pueblo (pertenecientes a la etnia peuls), incendiaron las casas y se llevaron el ganado. Las comunidades peuls sospechan de que el ataque fue perpetrado por los “dozos” pertenecientes a la etnia de los Dogon de Dan Nan Amassagou, una milicia que fue disuelta por el Gobierno hace casi un mes, explicaron fuentes locales.

Tras el ataque, la ONG peuls “Juventud Tabital Pulaaku” lanzó un llamado a la “comunidad internacional para garantizar la seguridad de la comunidad peuls en Mali antes de que sea muy tarde”. Por su parte, la agencia de prensa maliense AMAP informó de que las fuerzas militares y de seguridad mandaron refuerzos a Mondoro para investigar las circunstancias del ataque.

El ministro de Seguridad maliense, el general Salif Traoré, dijo recientemente que la violencia en el país costó la vida a 440 civiles y 150 militares (nacionales y extranjeros) en Mali en los tres primeros meses de 2019, uno de los periodos más sangrientos de los últimos años.

Los devotos cristianos de Sri Lanka encienden velas mientras rezan en una barricada cerca del Santuario de San Antonio en Colombo, una semana después de una serie de explosiones de bombas dirigidas a iglesias y hoteles de lujo el domingo de Pascua. (Foto Prensa Libre: AFP).

Niños entre las víctimas

Al menos 15 personas, entre ellas seis niños, murieron el sábado último en la madrugada en un asalto de las fuerzas de seguridad de Sri Lanka, menos de una semana después de los ataques suicidas que dejaron 253 muertos.

En un momento en que militares y policías intentaban entrar en lo que según sus informaciones era un refugio del grupo Estado Islámico (EI) en Kalmunai (este), tres hombres se inmolaron, matando a tres mujeres y seis niños.

No deje de leer: “Ustedes son los líderes del terrorismo mundial”: la fuerte respuesta del presidente de Irán a Estados Unidos

A estos muertos se añaden “otros tres hombres” hallados sin vida fuera de la casa, sospechosos también de ser kamikazes, agregó la Policía.
La tensión sigue viva en este país de 21 millones de habitantes, y al menos 74 personas fueron arrestadas desde el domingo.

Por razones de seguridad, se cerraron las iglesias católicas hasta nueva orden y algunas mezquitas anularon la oración del viernes. En las que se celebró, la asistencia no fue numerosa y el rezo se llevó a cabo en medio de fuertes medidas de seguridad.

“Ahora disponemos de información según la cual hay alrededor de 140 personas en Sri Lanka vinculadas al Estado Islámico; podemos y vamos a erradicarlas a todas muy rápido”, afirmó el viernes el presidente, Maithripala Sirisena, anunciando una ley para prohibir a los grupos islamistas.

Contenido relacionado

Los niños, las víctimas invisibles de la guerra contra el narco y el crimen organizado en México

Flota rusa acecha a civiles sirios; no hay sanciones para Moscú

Adolescente cuenta travesía desde Alepo en silla de ruedas