Tensión y temor marcarán comicios regionales de hoy en Cataluña 

Cataluña vota este jueves en unas elecciones con impacto histórico marcadas por la tensión acumulada durante meses de proceso independentista y por un importante refuerzo de seguridad para evitar incidentes o posibles ciberataques, según los datos difundidos este miércoles por el gobierno español.

Publicado el
Militantes de la organización ultraderechista "Hogar Social" protestan contra la independencia de Cataluña. (Foto Prensa Libre: EFE)
Militantes de la organización ultraderechista "Hogar Social" protestan contra la independencia de Cataluña. (Foto Prensa Libre: EFE)

El Ejecutivo de Mariano Rajoy, quien convocó a esta cita con las urnas tras intervenir en octubre la autonomía de Cataluña en el punto cumbre del desafío soberanista, es en esta ocasión el responsable del despliegue de seguridad, que contará con unos 17 mil agentes, entre ellos policías nacionales y guardias civiles que apoyarán a las fuerzas de seguridad regional y local.


La cifra es muy superior a los algo menos de 10 mil efectivos movilizados en las últimas elecciones del 2015 en Cataluña, en aquella ocasión por parte de las autoridades regionales.

El Ministerio del Interior español destinará una patrulla in situ a cada uno de los dos mil 700 locales electorales habilitados, cuando lo habitual en otras citas electorales es que una se fuera moviendo entre varios colegios.

A los desafíos habituales de seguridad en unos comicios marcados por la tensión entre independendistas catalanes y partidarios de la unidad en España se une además el temor a posibles intentos de alterar los comicios por medio de ciberataques.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, recordó que “últimamente” se incrementó la actividad de hackers, pero aseguró que el Gobierno cuenta con “dispositivos especiales” para evitar intentos de “atacar cualquier sistema”.

“Estamos seguros de que habrá normalidad y que nadie alterará la pacífica participación”, señaló. El objetivo es “mantener el control y que nadie pueda alterar el orden ni la pacífica participación de todos”.


El fantasma de la manipulación también asomó ante el aumento de la desconfianza mutua, con temor incluso a que los resultados puedan ser alterados.

El diario El Mundo publicó este miércoles en portada que el partido independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que se disputa el primer puesto en los sondeos con el “constitucionalista” Ciudadanos, instruyó a sus apoderados para “defender el voto” soberanista en los comicios de donde saldrá el próximo “Govern”.

“Legalmente, no podéis hacer nada, pero con mano izquierda podéis hacer todo”, dice una funcionaria del partido en un encuentro con parte de los voluntarios que desplegará mañana en los colegios electorales, según una grabación difundida por el diario.

Fue la propia ERC la que hace semanas planteó el fantasma de supuesto un “pucherazo” (manipulación de resultados) por parte de los partidos constitucionalistas y se propuso por eso llevar a cabo un “recuento paralelo”, para lo que reclutó a miles de voluntarios que desplegará mañana en los colegios.

La advertencia de Rajoy

Los dirigentes regionales en España “ya saben lo que pasa” si incumplen la ley, advirtió este miércoles el jefe del ejecutivo español, Mariano Rajoy, en referencia a la intervención de la autonomía de Cataluña, un día antes de las elecciones en esa región.

España “tiene instrumentos para defenderse cuando alguien actúa contra la Nación, esa enseñanza queda ahí para la historia, ahora ya sabemos lo que es el artículo 155″, indicó Rajoy durante un evento de su Partido Popular en Madrid.

Dicho artículo de la Constitución fue utilizado por el gobierno español para poner bajo tutela a Cataluña el 27 de octubre, horas después de que el Parlamento de esa región del noreste español declarara unilateralmente la independencia.

Rajoy destituyó al gobierno independentista catalán, disolvió el Parlamento y convocó las elecciones regionales de este jueves.

Pese a cumplirse este miércoles la jornada de reflexión antes de los comicios, en los que no debe haber actividad política, Rajoy se refirió a Cataluña en su discurso.