La Tierra pasa penas para darnos de comer

París.- Ya en apuros para alimentar a siete mil millones de habitantes, el planeta Tierra recibirá varios millones más en las próximas décadas, de modo que solo una revolución en el uso de los recursos podrá evitar una catástrofe, opinaron expertos.

La sequía es uno de los fenómenos climáticos  que más golpea por  el crecimiento rápido de la población mundial.
La sequía es uno de los fenómenos climáticos que más golpea por el crecimiento rápido de la población mundial.

El 31 de octubre próximo, la población mundial alcanzará oficialmente la cifra de siete mil millones, un aumento de dos mil millones en menos de un cuarto de siglo, informó la Organización de las Naciones Unidas.

En más de seis décadas, la tasa de fertilidad global se ha reducido por la mitad, lo que equivale, en estadísticas, a dos niños y medio por cada mujer. Pero esto varía considerablemente entre los países.

Además no se puede saber si la población del planeta se estabilizará en nueve mil millones, 10 mil millones o 15 mil millones de habitantes, en el siglo XXI, porque ello dependerá de lo que pase en los países en desarrollo, sobre todo en África, la región con la mayor tasa de natalidad.

Lo cierto es que el aumento de la población mundial ha significado una mayor presión sobre los recursos, desde el agua dulce hasta las tierras agrícolas, que incluye bosques y mares.

Al ritmo actual, la población necesitaría para el 2030 un segundo planeta para poder satisfacer su apetito y absorber los residuos, según la organización defensora del medio ambiente Global Footprint Network (GFN, en inglés).

El carbón, petróleo y gas que precisa la economía mundial para funcionar emiten gases de invernadero que alteran el clima, lo que perjudica potencialmente los ecosistemas que permiten alimentarnos.

“Desde la fuerte alza de los precios de los víveres a los dañinos efectos del cambio climático, nuestras economías están haciendo frente a las consecuencias de años durante los cuales se ha gastado por encima de nuestros medios”, explicó el presidente de GFN, Mathis Wackernagel.

El diplomático francés Brice Lalonde, uno de los dos coordinadores de la conferencia de las Naciones Unidas de Desarrollo Sostenible, conocida como “Río+20”, que se celebrará en junio próximo, afirmó que el aumento de la población plantea un desafío sobre cómo se usan los recursos del planeta.

Para algunos expertos, el control natal voluntario es crucial. Geoff Dabelko, director de Cambio Climático en el Centro Woodrow Wilson en Washington, cita el caso de Somalia para examinar qué pasa cuando las mujeres no tienen acceso a los métodos anticonceptivos.

Muchos economistas argumentan que lo más urgente es reducir la pobreza y aumentar el nivel educativo, especialmente el de las mujeres.