Hechicero guatemalteco es denunciado en EE. UU. por abuso sexual

Christian Robles es un inmigrante guatemalteco de 32 años que reside en Nueva York, donde fue capturado por prácticas de aborto y abuso sexual.

Publicado el
Uno de los ritos que supuestamente efectuó el guatemalteco Christian Robles causó un incendio. (Foto de referencia: HemerotecaPL)
Uno de los ritos que supuestamente efectuó el guatemalteco Christian Robles causó un incendio. (Foto de referencia: HemerotecaPL)

Según autoridades de EE. UU. Robles ha sido denunciado por cinco personas que requirieron de sus servicios de hechicería, pero que abusó de ellos cuando llevaban a cabo los ritos.


Una de las víctimas acusa al guatemalteco de haberle causado un aborto, mientras que otros aseguran que los hacía beber un aceite que les causaba efectos en su cuerpo, los cuales aprovechaba para abusar de ellos.

Además, Robles es señalado de haber amenazado a sus víctimas si denunciaban los abusos que cometía.

>Lea también | El simbolismo del puro y el alcohol en los ritos de sanación

Las autoridades capturaron a Robles y es sindicado de abuso sexual, agresión y acto sexual criminal, posesión de armas, y práctica ilegal de aborto.

Algunos vecinos del guatemalteco comentaron a las autoridades que no sospechaban de las actividades que efectuaba en su apartamento, pero que comúnmente recibía numerosas visitas y escuchaban ruidos extraños.

La Policía de Nueva York también investiga una denuncia de un incendio, el cual supuestamente fue causado durante un rito que Robles protagonizó.

¿Conoce al santo de los narcos?

Jesús Malverde es uno de los personajes a los que acuden quienes están involucrados en el crimen organizado, el cual ha sido nombrado santo por capos de la droga en México.

Según relatos de la cultura mexicana, Jesús Malverde fue un delincuente que operó en Culiacán durante el comienzo del siglo XX.

Se dedicó al robo de empresas y familias ricas, pero como luego el botín lo entregaba a personas necesitadas, se ganó el apoyo de clases populares.

La Iglesia no lo reconoce como santo, pero como ha ocurrido con otras imágenes, líderes criminales que lo idolatran portan estatuillas y le elaboran altares para pedirle favores y buena suerte.

Contenido relacionado

>Así capturaron a un guatemalteco perseguido por el FBI desde hace 23 años

>Guatemalteco es acusado por la muerte de un jugador de la NFL

>La PNC capturó al “Gringo Loco”, uno de los más buscados por EE.UU.