Ideas

Borrón y cuenta nueva

Jorge Jacobs Fb/jjliber

Es un tablero nuevo. Luego de las decisiones de esta semana de la CC, dejando fuera de la contienda presidencial a Zury Ríos y a Thelma Aldana, el panorama se reconfigura y empieza una nueva partida. ¿Quiénes se beneficiarán?

En el caso de Zury, el resultado dependía del azar, y el azar no le favoreció. Uno de los suplentes estuvo a favor de que se le permitiera participar y uno estuvo en contra, con lo que se mantuvo el “balance” de poderes dentro de la CC. Es interesante conocer —a través del voto disidente de Dina Ochoa— que la ponencia del magistrado Neftaly Aldana —a quien le correspondía presentarla y que era favorable a la participación de Zury Ríos— fue desechada de entrada, “sin profunda discusión”, y que fue sustituida por una “ponencia alternativa” presentada por la magistrada Gloria Porras. En pocas palabras, ya la sentencia estaba decidida con antelación y el proceso que se siguió solo era para guardar las apariencias de la “institucionalidad”.

Su inscripción ya quedó anulada. Su caso ante la CIDH de seguro tomará más tiempo del que queda para la elección, por lo que ya es virtualmente imposible que todavía pueda participar. Eso sí, tiene muchas posibilidades de que la amparen en la CIDH, por lo que probablemente sí pueda participar en el 2023.

Lo importante ahora es qué sucederá con ese 15 por ciento de los ciudadanos que, según las encuestas, consideraban votar por Zury. En primera instancia considero que la mayoría de esos votantes se decantarán por apoyar a Alejandro Giammattei, algunos también considerarán a Roberto Arzú y quizás a Edmond Mulett o algún otro. Dudo que Zury vaya a “apoyar” a algún candidato “a lo Aldana”.

Y en el caso de Aldana, pues también queda fuera de la contienda, aunque todavía deba terminar el proceso del amparo en la CSJ. Este caso no dependía tanto del azar, ya que cuatro de los magistrados titulares votaron en su contra, con lo que la postura de los suplentes no podía cambiar el resultado.

Al igual que en el caso de Zury, ahora empieza la batalla por los “votos de Aldana”. Manfredo Marroquín quiso adelantarse en esta carrera publicando el martes un video en donde apoyaba la participación de Thelma. La jugada le habría salido, de no ser porque en una jugada aparentemente incomprensible de Aldana, durante la entrevista que le hizo Fernando Del Rincón, en CNN, ella se inclinó por Thelma Cabrera, del MLP.

Considero que fue un error de su parte hacer esa afirmación, y aunque luego intentó desdecirse, ya lo había dicho, y en un medio internacional. No pasó mucho tiempo para que empezaran a circular comentarios vinculando la falta de acción del MP durante su administración contra los delitos cometidos por miembros de Codeca, vinculación que seguramente le será recordada por mucho tiempo.

Al final, considero que el “voto de Aldana” se diluirá, no tanto por este apoyo, sino por la contradicción interna de muchos que la apoyaban por la “lucha contra la corrupción”, no porque se inclinaran por las “ideas de izquierda” inherentes a los demás miembros del Movimiento Semilla. Ya sin la imagen de Aldana, lo que queda son partidos “de izquierda” con los que muchos de los seguidores de Thelma simplemente no se podrán identificar. Ahora Thelma Aldana deberá dedicar su tiempo a resolver su situación jurídica, para tener oportunidad de participar nuevamente en 2023.

¿Qué va a pasar ahora? Es muy temprano para decirlo, aunque, como considero que no van a quitarle el antejuicio a Sandra antes de la elección, lo importante es quién logrará hacerse del segundo lugar, quien seguramente tendrá las mayores posibilidades de alcanzar la presidencia, a lo Jimmy Morales.