Economía para todos

Fábrica Cantel como empresa familiar

José Molina Calderón josemolina@live.com

Paul J. Dosal, en su libro El Ascenso de las Élites Industriales en Guatemala, 1871-1994, Piedrasanta Editorial, 338 pp., trata sobre la Fábrica Cantel. El autor indica que la familia Sánchez adquirió tierras en las orillas del río Salamá, en Cantel, en ese entonces una aldea de Quetzaltenango. La construcción de la fábrica comenzó en 1881, bajo la dirección de Domingo Goicolea, un arquitecto vasco que se estableció en Guatemala en 1874 y luego contrajo matrimonio con Dolores Sánchez Coutiño.

Después del fallecimiento del patriarca Francisco Sánchez, Dosal explica: Para la mala fortuna de la familia Sánchez, la política fue una espada de doble filo que los hizo caer casi tan pronto como los había hecho subir. Urbano Sánchez murió junto a Barrios, su suegro, en la Batalla de Chalchuapa en abril de 1885. Con la prematura muerte de Delfino Sánchez meses después, la familia sufrió tres muertes en menos de una década, pérdidas de las cuales no se recuperarían.

…Guillermo, el hijo sobreviviente… en 1890… transformó la empresa familiar en una corporación pública, estableciendo la Compañía de Hilados y Tejidos Cantel… (páginas 62-63).

Comentario: Un aspecto que las empresas familiares (EF) han de considerar para preservar el patrimonio son los riesgos y amenazas que pueden producirse con la muerte prematura de sus miembros, por los efectos de un acto de la naturaleza, por súbitas pérdidas económicas o por fuerza mayor.

Continúa Dosal: Por primera vez personas fuera de la familia adquirieron acciones de la empresa, incluyendo a Manuel Lisandro Barillas… y al Ministro de Gobernación, Francisco Anguiano (página 63).

Comentario: Barillas era el presidente de la República. Acá se observa algo que puede ser muy inconveniente, que funcionarios públicos compren acciones de la EF a la que no pertenecen, porque esto puede dar lugar a problemas futuros.

Dice Dosal: La formación de la Corporación desencadenó los eventos que llevaron a la adquisición de Cantel por los Ibargüen. Guillermo transfirió la responsabilidad administrativa a su cuñado Domingo Goicolea…, pero cuando Guatemala se deslizaba hacia una prolongada depresión en 1897, los Sánchez y Goicolea perdieron el control financiero de la empresa… Guillermo respondió a la crisis intentando aumentar la producción de café, y utilizó las acciones de Cantel como garantía para asegurar cuatro préstamos con el Banco de Occidente, por un total aproximado de $300 mil entre 1899 y 1901… (página 63).

Comentario: En las EF un riesgo grande es endeudarse desproporcionadamente. Muchas EF han desaparecido por esta causa.

Continúa Dosal: Guillermo habiéndose extralimitado y desmotivado, vendió sus intereses en Cantel a sus acreedores en el Banco de Occidente, incluyendo a León N. Diebold, un finquero nacido en Estados Unidos, y a Rufino Ibargüen, inmigrante español con intereses en las exportaciones de café y en las finanzas… Los nuevos accionistas de Cantel … modernizaron la fábrica y … Cantel sobrevivió a la crisis económica. (página 63).

En 1907, la propiedad de Cantel pasó a los accionistas minoritarios, Rufino Ibargüen, Marcelina Uribe de Ibargüen y Máximo Stahl. A este último, la señora Marcelina, ya viuda, en 1911 lo acusó de mala administración y presentó una demanda, la que después de dos años el juzgado determinó que Stahl debía vender sus acciones en Cantel. Así doña Marcelina Uribe se convirtió en la propietaria principal de Cantel hasta 1922, cuando sus hijos formaron Ibargüen Hermanos para administrar Cantel, el Banco de Occidente y sus propiedades de café.

Hoy la fábrica se encuentra en otro lugar cercano de la sede original.