Ideas

#Fiscal_Digital o cómo recuperar la confianza

Jorge Jacobs Fb/jjliber

En la reunión de hoy de la Comisión de Actualización y Modernización Electoral (Came), Carlos Toriello Herrerías, representante de #Fiscal_Digital, presentará la propuesta de esa organización para modernizar el proceso de la información de las elecciones. Su solución me parece una forma muy sencilla, elegante y, además, económica de resolver de una vez por todas el problema de la transmisión y proceso de la información, para garantizar su fidelidad, así como para presentar de manera muy rápida los resultados preliminares de las elecciones. Bien harían los magistrados del TSE en incorporar estas buenas prácticas, que servirían para que la ciudadanía pueda recuperar la confianza en el TSE, luego de los problemas del año pasado.

La propuesta de #Fiscal_Digital consta de tres componentes básicos. El primer paso propone que en cada mesa receptora de votos se disponga de un dispositivo electrónico —similar a un celular— cuya única función sea tomarle una foto al acta # 4 original de cada elección, luego de que esta haya sido certificada por los directivos de la mesa y los fiscales de partidos presentes. A la foto se le añadirá un hash —especie de firma criptográfica— que incluya la ubicación en donde fue tomada, la fecha y la hora a la que se tomó, el identificador de la mesa y el identificador del aparato.

El aparato, entonces, subirá la foto, ya autenticada, a varios blockchains. Estos son archivos públicos de registro, encriptados, que están copiados en muchos servidores alrededor del mundo, que, una vez verificados en varios servidores, ya no se pueden cambiar y queda una copia exacta en todos los servidores que formen la red. Estos servidores son los que se utilizan para criptomonedas, como el bitcoin o EOS, pero se puede guardar en ellos cualquier tipo de información. La propuesta es que las imágenes de las actas se suban a varios blockchains distintos, para que haya todavía más redundancia y seguridad de los datos.

Esta copia digital de las actas reemplaza todas las copias y fotocopias que ahora se hacen, necesitándose ya solo tener en papel el acta original, que es la que se entrega a la Junta Electoral y que sirve para oficializar los datos —como ya se hace actualmente—, y la copia que le queda al Departamento de Auditoría del TSE. Todos los demás pueden acceder a la copia digital de las actas.

El segundo paso propone rediseñar el formato del acta # 4, actualizándolo a los formatos modernos que permiten automatizar la lectura digital de los datos (OCR). Eso permitirá que los datos de las actas puedan ser leídos por una computadora de manera automática, lo que elimina la necesidad de contratar cientos de digitadores que realicen esa labor a mano.

El tercer paso implica reenfocar el trabajo del Departamento de Informática, ya no a tener cientos de operadores que ingresen los datos a máquina, sino simplemente implementar el sistema de certificación para que los encargados de las mesas suban la información de las actas a los archivos blockchain, e implementar el sistema de OCR digital que lea las imágenes subidas y genere, de manera eficiente y transparente, los resultados preliminares. Como todas las actas estarían en el blockchain, cualquier persona puede verificarlas.

A mí me parece que de esta manera tendríamos un sistema pionero en el mundo, que permitiría a la ciudadanía recuperar la confianza en los datos del TSE. Si los magistrados quieren dejar un buen legado de su gestión, luego de los problemas del año pasado, bien harían en implementar esta propuesta.