Florescencia

Guaisná, Ixtatán

La forma asertiva para transformar nuestra sociedad es uniéndonos tras la visión de crear prosperidad para nuestras hijas e hijos. Heredarles una sociedad equitativa, donde todos tengan las mismas oportunidades y todos puedan desarrollar al máximo sus talentos y su creatividad. ¡La educación lo cambia todo!

Con esa visión, en XumaK plantamos la semilla de Café Con Causa en diciembre de 2017. Nuestro propósito es apoyar la transformación del país a través de la comercialización de café y destinar el 100% de las ganancias a proyectos educativos en el área rural de Guatemala. Gracias a Dios, no estamos solos. Personas, empresas y organizaciones se han apropiado solidariamente de nuestra causa. Más de dos años después, decenas de niños y jóvenes de comunidades remotas tienen hoy acceso a educación gratuita, un derecho básico que, por años, sus padres buscaron.

La solución a cualquier problema se logra cuando nos enfocamos, precisamente, en buscar soluciones y crear oportunidades que nos permitan visibilizar a los olvidados y poner en el mapa a quienes no han tenido voz, a quienes han estado relegados en la pobreza y supervivencia. Debemos proveer la mejor herramienta a aquellos soñadores que aspiran a un mejor futuro para su familia, aunque a menudo lastrados por la necesidad de sobrevivir y la lucha contra las adversidades.

Queremos un país diferente, para que el niño que hoy anda lustrando zapatos llegue a ser un presidente académicamente preparado y éticamente íntegro; o que el que ahora anda en su bicicleta en el parque pueda ser el primer guatemalteco que viaje al espacio para explorar nuevas fronteras. Todo es posible, y la educación es la mejor herramienta para lograrlo.

Café con Causa sigue sembrando semillas de esperanza en lugares donde no existían. En el 2016 se creó un laboratorio de computación y el Instituto Nacional de Educación Básica en la aldea Cocolá Grande, Santa Eulalia, Huehuetenango. Después se instaló el Instituto Nacional de Estudios en Diversificado, sostenidos con fondos de esta iniciativa y es el único centro de estudio en ese municipio que brinda educación gratuita.

Este 2020, después de un año de gestiones, Café con Causa expandirá su alcance y permitirá que, por primera vez, 53 jóvenes de la aldea Guaisná, en San Mateo Ixtatán, puedan cursar los básicos. Durante años, los líderes y la comunidad querían un instituto y no lo habían logrado. Gracias al apoyo del Ministerio de Educación, a los padres de familia que nunca se dieron por vencidos y a los que creen en la visión de Café Con Causa, estos 53 jóvenes tendrán la oportunidad de estudiar en su propia comunidad. Juntos le damos a Guaisná y aldeas vecinas un rayo de esperanza.

Es un pueblo sufrido, con altos índices de pobreza —un reflejo de todo el municipio de San Mateo Ixtatán—, un reflejo del área rural guatemalteca.

En 1980, siendo niño recuerdo el paso por San Mateo Ixtatán cuando iba de Santa Eulalia a Santa Cruz Barillas. Viajar por sus tierras en pleno conflicto armado era rifarse la vida misma. Las balas cruzadas de esa guerra sin sentido arrebataron la vida de muchos inocentes. Décadas después, aún no se recuperan de ese dolor y siguen en el abandono, con promesas incumplidas. Por eso creo fielmente en que, si se pueden superar los desafíos de esta región, es posible transformar Guatemala. Es un proceso colectivo, de unión y perseverancia. Usted, que lee esto, nos puede ayudar a continuar y crecer, comprando este café, recomendando y compartiendo en sus redes digitales la razón de ser de este proyecto. Mientras disfruta un buen café de las montañas de Huehuetenango, usted planta una semilla de transformación. Más información en cafeconcausa.com