Registro akásico

Para qué lees, si no entiendes

Antonio Mosquera Aguilar http://registroakasico.wordpress.com

Publicado el

The Economist sorprende con su portada. En el 2019 señaló la salida de Evo Morales con un pangolín que huye de Bolivia. La exploración espacial llamó fusión superlenta a la formación de Thule y Última, en un cuerpo de dos lóbulos que se desplaza en el cinturón Kuiper. No se trataba de una nave espacial, aunque así parecía, de lejos. También China tuvo éxito al explorar la cara oculta de la luna.

El año pasado estaba dibujada la enojada Greta Thunberg, representada por Artemisa Gentileschi, por su gran parecido. Así como otras anticipaciones en el mundo al revés, de la revista propiedad de las familias superricas Rotschild y Gentile. Las advertencias y pronósticos necesitaban de mayor perspicacia para interpretar el arte de la portada. Lo obvio se cumplió, pero este año necesita mayor agudeza. En 2020, la revista presenta una tabla optométrica. El cartel existente en las tiendas de anteojos donde se nombran las letras para fijar el nivel de visión. Por lo tanto, envía un mensaje crítico donde alude a quienes no aciertan a entender lo visto.

La lista onomástica aparentemente destaca asuntos obvios: la exploración de Marte, 500 años de Raphael, pintor italiano; James Bond con nueva película, 250 años de Beethoven, la enfermera Florence Nigthingale en su aniversario, Tokio con los olímpicos. Así como los grandes actores: Trump, Xi y Modi, el premier hindú. Pero, ¡atención! al lado del hindú se puede formar la palabra muerte. Más adelante también está el apellido de Elizabeth Warren, ¿pronostica que será la rival de Trump y no el ladronazo de Biden?

De la misma manera que las tablas de agudeza visual aparece 2020 en dos colores: el verde y el rojo. Aunque para los exámenes de la vista consiste en descubrir falencias, los colores se presentan en todas las banderas del mundo, donde se luchó por la independencia: mexicanos, italianos, irlandeses y otros. Acaso se avisa que habrá luchas por la independencia de nuevo tipo en Escocia, Cataluña y otros países. Rusia también aparece mencionada, ¿se renovarán allí los movimientos en ese sentido? ¿La referencia al brexit se conecta con estos asuntos?

A la altura de las letras cuya agudeza se mide como visión 20/20, aparece clima. Obvio, ya se sabe la subida del nivel del mar en 1.6 cm. Y así seguirá hasta formar varias Venecias en el mundo. La profecía para el próximo año será observar eventos climáticos novedosos y desastrosos. Pero también se puede leer recesión. El tan anunciado declive de la economía mundial, pronosticado no solo por esta pasta, sino por muchos economistas.

Hay muchas palabras y siglas con alto sentido críptico. Seguro, para no asustar a los lectores, como indicar a los sistemas guiados de misiles por sus iniciales. También a la inteligencia artificial. El campo de batalla de las superpotencias y sus institutos científicos, atrapados entre popularizar sus descubrimientos o encerrarse sobre sí, para evitar espionaje industrial. Ya se sabe, no existe otro campo de expresión estratégica a largo plazo de las potencias. Además se refiere a la visión roja, es decir, la transformación de la observación en pequeña escala traducida en lenguaje digital, donde se indican las futuras fuentes de disturbios. Quien no desarrolle la tecnología de punta quedará postrado en su mundo atrasado.

Por primera vez, el mundo tiene una población mayor de 30 años frente a los jóvenes y niños. Como se indica, más sabe el diablo por viejo que por diablo. Igual, los profetas son más acertados en el desastre que en los éxitos. ¿Por qué costará tanto conseguir la gloria?