Economía para todos

Oficial de cumplimiento de ética empresarial

José Molina Calderón josemolina@live.com

El Dr. Hugo Cruz explica cómo medir la ética empresarial en la investigación titulada Clima Ético de la Empresa Privada en Guatemala. Grado de Implantación de Prácticas Éticas, que fue elaborada por el Centro de Investigación Humanismo y Empresa (CIHE) de la Universidad del Istmo (Unis), Fraijanes, Guatemala.

El Sistema de Gestión de la Ética Empresarial es el conjunto de esquemas, mapas de procesos, procesos y guías de trabajo, creado para orientar y facilitar el fortalecimiento de una cultura ética en los diferentes niveles de una organización empresarial.

El Sistema responde a la convicción de que las organizaciones pueden y deben crear una cultura en la cual quienes quieren actuar movidos por altos valores morales puedan hacerlo en un entorno que les apoya, y que quienes, por alguna razón, quieren pasar por encima de las normas éticas de la empresa, encuentren rápidamente un ambiente que les deja al descubierto, de tal forma que la empresa sea capaz de reaccionar de un modo a la vez ético y eficaz contra una eventual falta a la ética.

Este Sistema, tal como se describe aquí, es un concepto original creado entre 2011 y 2012 por el coautor de la investigación, que se encuentra inscrito en el Registro de Propiedad Intelectual del Ministerio de Economía de Guatemala. Con este concepto se ha asesorado a algunas empresas de Centroamérica, incluyendo a Guatemala.

En general, dicho sistema se fundamenta en que las organizaciones empresariales son, en la actualidad, un oasis para la aplicación cotidiana de criterios éticos, puesto que en el mundo de la empresa, por lógica, no tienen ninguna cabida el relativismo ni el cinismo. Por el contrario, las organizaciones empresariales son, en su naturaleza y por sus fines, una prueba fehaciente de que la aplicación consistente en los más altos valores morales es condición necesaria y suficiente para el logro de la sostenibilidad organizacional.

El Sistema tiene tres componentes esenciales: un equipo líder del sistema; los procesos estratégicos, nucleares y de soporte que el equipo líder debe echar a andar y supervisar; y los resultados de esos procesos que el equipo quiera medir a nivel personal, organizacional y social.

La medición de resultados en las personas, en la organización y en el impacto social de la empresa generará datos que constituirán una retroalimentación para el equipo líder. Con base en la medición periódica y en la retroalimentación, el equipo líder podrá introducir innovaciones o mejora continua en los procesos del sistema.

El equipo líder está formado, a la vez, por dos equipos complementarios y una persona que sirve de enlace coordinador, conocido normalmente como “Oficial de Cumplimiento”. Los equipos complementarios son, por un lado, los directores de las áreas de dirección de personas (recursos humanos) y/o de responsabilidad social empresarial; y, por otro lado, los miembros del comité de ética de la empresa.

La razón para separar el equipo líder en estos dos grupos es que no necesariamente los directores de RRHH y de RSE deben estar presentes en el comité de ética. Podría ser que RRHH y RSE actúen como promotores y facilitadores, pero no como miembros del comité en sí mismo. La ventaja de esto es que la labor de gestión y promoción de la cultura ética puede estar diferenciada de la función de deliberación sobre los reportes de malas prácticas recibidos, lo cual le compete en sí mismo al comité de ética. El comité de ética es el órgano institucional que las empresas constituyen para impulsar de modo sistemático una cultura organizacional favorable con la ética.