Opinión

Pluma invitada

¿Qué realmente ocurre en Gaza?

Mattanya Cohen

Mattanya Cohen

Archivado en:

Israel Mattanya Cohen

La gente de Gaza está sufriendo. La situación humanitaria en la Franja de Gaza se está deteriorando. Los habitantes de Gaza tienen recursos limitados, escasas oportunidades de trabajo y restricciones en los viajes ¿Cómo llegaron a ser tan malas las cosas en Gaza? En resumen, Hamás es el responsable. Veamos por qué.

Primero, hay que recordar: en 2005, Israel abandonó la Franja de Gaza. Esto abrió la oportunidad para que los habitantes de Gaza tomarán el control de su propio destino y convirtieran a Gaza en el lugar que querían. Hamas, una organización islámica terrorista cuyo objetivo principal es la erradicación de Israel ha gobernado la Franja de Gaza desde 2007, desviando la mayor parte de sus recursos a esfuerzos militares: comprar armas y misiles para atacar a Israel y cavar unos 40 túneles de terror para atacar a Israel.

Después de que la Autoridad Palestina impuso sanciones a Gaza en el último año, los habitantes de Gaza se quedaron dependientes, aún más, en la ayuda y los bienes de Israel y de la comunidad internacional. Sin embargo, esto no evitó que Hamas incendiara, en mayo pasado, el principal cruce por donde Israel y la comunidad internacional ingresaron ayuda humanitaria a la Franja de Gaza. Hamas destruyó el combustible y las tuberías de gas y dañó gravemente la moderna terminal que proporciona suministros cruciales a la población de Gaza. Hamas, literalmente, ha cortado las líneas de vida a Gaza. Si la gente de Gaza quiere protestar por su sufrimiento, debe dirigirlo a la dirección de Hamas, no a Israel.

La carta fundacional de Hamás de 1988 está cargada de retórica antisemita y genocida, declarando que "Israel existirá hasta que el islam lo borre.” Además, hasta hoy, Hamas insiste en que "La resistencia armada es considerada como la opción estratégica ..." Y sigue las palabras con acciones: más de 10,000 cohetes y bombas de mortero se han lanzado a Israel desde Gaza desde la retirada total de Israel de esa área.

En los últimos meses, Hamas está utilizando a civiles inocentes, entre ellos mujeres y niños, en una serie de manifestaciones bien organizadas y muy violentas de decenas de miles de personas. Se insta a los civiles a acercarse a las líneas fronterizas, con elementos terroristas entre ellos. Hamas ha instruido a los participantes a equiparse con pistolas y cuchillos, a cortar la cerca fronteriza y cruzar la frontera, para atacar y secuestrar ciudadanos israelíes.

La campaña ha sido calificada por Hamas como "La Gran Marcha del Retorno", donde "Retorno" se refiere a todos los rincones de Israel, en otras palabras, el establecimiento de un Estado palestino no al lado de Israel, sino en lugar del mismo. Ningún país soberano en el mundo puede retroceder y abstenerse de proteger a sus ciudadanos ante semejante amenaza.

Este no es un liderazgo que quiere vivir en paz con el Estado de Israel. Por lo contrario. Israel ha declarado una y otra vez que desea una Gaza exitosa, floreciente y pacífica como su vecino y está dispuesta a ayudarlo.

Para todos los que se preocupan y para todos los gobiernos del mundo que quieran ayudar a los palestinos en Gaza, es necesario condenar a Hamas y exigir un cambio. El objetivo único de Hamas es destruir a Israel mientras que los que sufren son los palestinos de Gaza.

* Embajador de Israel en Guatemala