Dónde están los proyectos (y las inconsistencias) de la inversión de Q3 mil 100 millones del CIV para carreteras

La Ley fue aprobada en tiempo récord y los proyectos incluidos, pareciera que no fueron planificados técnicamente.

Publicado el
Guardar Compartir
La carretera a El Salvador, en el tramo del desvío a Santa Elena Barillas hasta el desvío a Pueblo Nuevo Viñas se encuentra en buenas condiciones, sin embargo, el CIV asigna Q105 millones para hacerle recapeos menores. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
La carretera a El Salvador, en el tramo del desvío a Santa Elena Barillas hasta el desvío a Pueblo Nuevo Viñas se encuentra en buenas condiciones, sin embargo, el CIV asigna Q105 millones para hacerle recapeos menores. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Una visita efectuada por Prensa Libre a proyectos, escogidos de forma aleatoria, incluidos en la recién aprobada Ley para Fortalecer el Mantenimiento y Construcción de Infraestructura Estratégica, dejó dudas en cuanto a cuestiones de planificación, necesidad, magnitud de la obra y asignación de recursos.

En total se visitaron 10 tramos carreteros cercanos a la capital en los cuales hay proyectos enlistados, nueve en rutas centroamericanas y uno más en una ruta departamental, cuyos montos de inversión suman Q442 millones 338 mil.

Todos aparentan tener inconsistencias. En unos proyectos, por ejemplo, se piensa invertir cantidades millonarias cuando el tramo a trabajar se encuentra en buenas condiciones. En otros casos no coincide la ubicación de la obra, o su construcción pareciera ser no tan útil o si no imposible o muy difícil de llevarse a cabo.

En otros se trata de proyectos de mantenimiento en carreteras que presenta algunos problemas, pero en términos generales está en buenas condiciones. Esto genera suspicacias en analistas porque ya la Unidad Conservadora de Ejecución Vial (Covial) cuenta con un presupuesto asignado este año de Q1 mil 296 millones, para atender estos casos de la red vial.

LEA TAMBIÉN:
CIV ha gastado más de Q5 mil millones en carreteras con pocos resultados

La aprobación de la Ley, cuyo financiamiento se obtendrá de los saldos de caja no ejecutados del presupuesto 2021, levantó una ola de críticas de analistas, diputados opositores y organizaciones civiles por la premura de su aprobación y porque, aparentemente, los proyectos carecen de criterios técnicos.

También se señala que los Q3 mil 100 millones de los que dispondrá el Ministerio de Comunicaciones se convertirán en botín político en año preelectoral o bien servirán para consolidar votos en el Legislativo, o simplemente se despilfarrarán.

Lea también: El superministerio que buscan crear diputados para dar poder totalitario al MARN sobre los recursos del país

El sentido es electoral y de corrupción

“Nada de esta ley es para otra cosa más que para corrupción y campaña política”, dijo Karin Slowing exsecretaria general de Planificación de la Presidencia. Por eso las incoherencias en los proyectos visitados, añadió.

A criterio de Slowing, estas inconsistencias no tienen nada que ver con mala planificación “sino con la perversidad del sistema político que sabe cómo extraer el dinero público del sistema con una fachada de gasto necesario en temas necesarios”. Esto no es nuevo, aunque sí es más descarado hoy en día, subrayó.

“Como controlan con total impunidad el sistema, pues cada vez se ocupan menos de disfrazar con elementos técnicos esas asignaciones”, se lamentó Slowing.

Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana, aseveró que ellos también han detectado inconsistencias.

Con la construcción del Puente Belice 2, que contaría con un prepuesto multianual de Q1 mil 200 millones, no se sabe a la fecha qué pasará con las familias que habitan en asentamientos bajo esa estructura, si ya hay planes para trasladarlos o estudios de factibilidad.

En tal sentido no duda en afirmar que los proyectos de esta ley son “con muy poca planificación, casuísticos, sacados de la manga” y dedicados al “financiamiento de los partidos y de diputados que piensan reelegirse y que son afines al oficialismo”.

Pero, más que haber inventado estos proyectos, Flores considera que, debido a la “total cooptación del Estado” desde el Tribunal Supremo Electoral, Contraloría General de Cuentas, Ministerio Público y las cortes Suprema de Justicia y de Constitucionalidad, quienes tienen el poder de decisión en las instituciones públicas “se sienten con toda la libertad e impunidad de hacer un pequeño bacheo” en obras a las que se le asignan millones de quetzales.

“Estos proyectos casi que serán fantasmas si el ciudadano no acciona ni reacciona, ya que sabemos que con la Contraloría General de Cuentas no va a pasar nada”, añadió el analista.

Prensa Libre solicitó a la oficina de prensa del Ministerio de Comunicaciones una entrevista con algún responsable para que explicara estas inconsistencias, pero hasta el cierre de esta nota no se había recibido respuesta.

Proyectos

  1. En ruta a El Salvador

Este proyecto está catalogado dentro del listado como un “recapeo menor”, y se hará sobre la ruta CA1-oriente —carretera a El Salvador—, desde Pradera, zona 10, hasta el desvío hacia Santa Elena Barillas. El tramo comprende poco más de 17 kilómetros, pero según la lista de proyectos se atenderán solo 5.5 kilómetros, por los cuales se invertirá Q21.1 millones en el primer tramo hasta Santa Rosalía —3.5 kilómetros— y otros Q12 millones desde este punto hasta el mencionado desvío —2 kilómetros—.

En el recorrido se pudo constatar que, en términos generales, la ruta se encuentra transitable y en buenas condiciones, probablemente tenga algún hoyo o pequeño problema que podría ser atendido con el presupuesto de Covial.

Tramo de la carretera del puente Rosalía hacia el desvío hacia Santa Elena Barillas, en buen estado. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Tramos de la zona 10 hasta el puente Rosalía, en ruta a El Salvador, también se ve en buen estado. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
  1. Otro sobre la CA1 Oriente

También sobre la ruta a El Salvador se tiene contemplado otros dos proyectos cuyos lugares de ejecución fueron visitados por Prensa Libre. Esta obra también será un recapeo menor a trabajarse entre el desvío a Santa Elena Barillas y el desvío hacia Pueblo Nuevo Viñas, Santa Rosa, un tramo de 15.5 kilómetros de los cuales se atenderán 12, según la Ley aprobada por el Congreso de la República.

En este recapeo se invertirán Q72.5 millones, lo que equivale a que cada kilómetro atendido costará más de Q6 millones. Al igual que en el primer proyecto se pudo ver que la cinta asfáltica de los cuatro carriles está en buenas condiciones, aunque con algunos pequeños agujeros que se han formado con el paso de los años.

Tramo de la ruta a El Salvador entre el desvío a Santa Elena Barillas y el desvío a Pueblo Nuevo Viñas que se encuentra en buen estado y en el cual se gastarán Q72 millones en recapeos menores. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
  1. Hasta Barberena

Sobre la misma ruta, la CA1-oriente, se contempla el proyecto de “rehabilitación” del tramo que comprende del desvío hacia Pueblo Nuevo Viñas, hasta Barberena, un total de 13 kilómetros aproximadamente.

Según el plan, el objetivo sería atender cuatro de esos 13 kilómetros que, a diferencia de los dos tramos previos, son de concreto y varias de las planchas tienen grietas y agujeros, algunos de los cuales han sido rellenados con asfalto. No obstante que en esta parte de la ruta los problemas son mayores el proyecto costaría menos, Q42.7 millones.

Además, no está claro qué ruta para llegar a Barberena es la que se trabajaría en el tramo final, aunque se supone que sería la antigua carretera que pasa por El Cerinal puesto que al primero de los municipios también se puede llegar por el libramiento que fue inaugurado en 2017 y que se encuentra en buenas condiciones.

Tramo de la ruta a El Salvador desde el desvío a Pueblo Nuevo Viñas hasta Barberena, en donde partes de la carretera si necesitan atención, pero donde se invertirán menos recursos. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Antigua ruta a El Salvador, en su paso sobre Barberena. El proyecto no aclara si será esta ruta o el libramiento para los que se dedicarán más de Q47 millones. Esta parte de la ruta es menos utilizada desde que se construyó el libramiento. (Foto Prensa Libre: Esbin García).
  1. Pequeño tramo

Otra de las obras incluidas en la Ley es una sobre la carretera al Atlántico o CA9-norte. El proyecto dice que se hará un recapeo menor de apenas 150 metros que costará Q907 mil 200 en algún tramo no especificado entre el Puente Belice y el puente Rodriguitos ubicado en el desvío hacia Centra Norte, 4.4 kilómetros aproximadamente. La ruta es ampliamente transitada y es probable que tenga algún problema que no es notorio a simple vista.

El proyecto está catalogado como funcionamiento, no como inversión, y estará a cargo de Covial, dependencia del Ministerio de Comunicaciones que ya contaba con Q1 mil 296 millones de presupuesto aprobado el año pasado y que con la ampliación aprobada en marzo pasado por el Congreso recibirá otros Q1 mil 748 millones adicionales.

Sobre la ruta al Atlántico, desl puente Belice hasta acá se invertirán Q907 mil para recapear apenas 150 metros, sin que se aclare donde será porque este tramo está en buen estado. (Foto Prensa Libre: Esbin García).
  1. Dos de 21.3 kilómetros

Sobre la ruta al Atlántico también se incluyó como proyecto aparte otro recapeo menor en un tramo que tampoco es especificado entre el puente Rodriguitos, zona 18 capitalina, y el puente Corozal en Agua Caliente, San Antonio La Paz, El Progreso. El tramo total es de 21.3 kilómetros, de los cuales se hará recapeo solamente en dos a un costo de Q9.7 millones.

Esta parte de la ruta suele ser afectada por derrumbes en época lluviosa, pero constantemente la maquinaria del Ministerio de Comunicaciones despeja la vía y da mantenimiento a la carretera. Durante la visita se pudo observar que hay algunos agujeros y grietas en el asfalto, pero a grandes rasgos, está en buenas condiciones.

Carretera hacia el Atlántico antes de llegar a Aguas Calientes. (Foto Prensa Libre: Esbin García).
  1. ¿Nuevo puente?

De los proyectos visitados el más oneroso será la construcción de un puente, que se entiende será paralelo al puente Corozal que se encuentra en el kilómetro 29 de la ruta al Atlántico. El costo inicial de la obra, de acuerdo con la Ley aprobada por el Congreso, es de Q200 millones que serán ejecutados por la Dirección General de Caminos.

No está claro si el puente ya cuenta con todos los estudios de factibilidad. En una búsqueda simple en el portal Guatecompras no figura ninguno. Por lo tanto, no se sabe si parte de los recursos se usarán para dichos análisis y de ser así cuánto tiempo tomaría comenzar con la construcción de la estructura. Por experiencias anteriores, si no hay estudios, la obra podría arrancar, incluso en años.

El puente es el único lugar de la ruta al Atlántico hasta El Rancho en el que la carrera deja de ser de cuatro carriles y se convierte en dos; sin embargo, en el lugar no suelen hacerse embudos, pero quizás por la disminución de los carriles se piense construir otro puente a la par.

Puente Corozal en el km 29 ruta al Atlántico. Supuestamente se construirá otro paralelo, aunque esto no está claro. (Foto Prensa Libre: Esbin García).
  1. Ruta antigua a Amatitlán

Otro de los proyectos catalogados como recapeo menor se llevará a cabo en la ruta CA9-sur que conduce a Escuintla. La información del CIV que fue incluida en la Ley señala que los trabajos se dividirán en dos tramos de tres kilómetros cada uno, los cuales, en total, sumarán Q18.1 millones.

El proyecto dice que uno de los tramos será “entre Guatemala y Naciones Unidas” y el segundo “entre Naciones Unidas y Amatitlán”. En la ruta antigua a Amatitlán se encuentra el Parque Naciones Unidas, dicha carretera justamente comprende seis kilómetros, pero hace poco tiempo fue rehabilitada y se encuentra en muy buenas condiciones, casi óptimas.

En caso los trabajos se fueran a realizar en la actual ruta a Amatitlán, sobre la ruta a la Costa Sur, se trataría de un tramo de más o menos 15 kilómetros, en buen estado. Acá tampoco se especifica en qué parte se harían los trabajos.

La antigua ruta a Amatitlán está casi en perfecto estado porque recién se rehabilitó. (Foto Prensa Libre. Esbin García).
Si el proyecto se refiere a la ruta al Pacífico, tampoco está claro donde se invertirían los recursos porque la carretera, en el tramo hasta Amatitlán están bien. (Foto Prensa Libre: Esbin García).
  1. Más recapeos

Sobre ruta CA9-sur se trató de ubicar otro de los proyectos mencionados también considerado recapeo menor y que costará Q12.6 millones. Según la información, los trabajos se harían “entre Amatitlán, Palín y avenida Centro América”, Escuintla, en donde se repararán las planchas de concreto del kilómetro “59+500” hasta el “60+500”.

Este kilómetro a reparar, prácticamente está al final de la avenida citada y ya comprende el tramo que va hacia Masagua, Escuintla, en donde justo por estos días se llevan a cabo trabajos de recapeo. Además, este tramo de la carretera no es de concreto.

Diez kilómetros antes, en la entrada a la cabecera departamental, sí se pueden ver planchas de concreto en mal estado con rajaduras y levantadas, pero se ignora si serán reparadas o si el proyecto tiene incorrecta la información, de ser así, para poder invertir en ese lugar el Congreso tendría que modificar la Ley.

En el km 59 de la CA9 Sur, a final de la Avenida Centroamérica, en Escuintla, no hay planchas de concreto. (Foto Prensa Libre: María René Barrientos).
  1. Recapeo “mayor”

En la ruta departamental Gua-06 se piensa reparar un tramo de 8.7 kilómetros desde la aldea Santa Rita, Palencia, hasta el ingreso a San José Pinula. El proyecto está considerado un recapeo mayor y, en efecto, aunque la ruta está transitable, es evidente que el asfalto ya es muy antiguo y que necesita ser remozado.

Lo curioso acá es que al proyecto se le asignaron Q27.1 millones, lo cual significa que es menos costoso que los recapeos menores que se harán en las áreas visitadas sobre la carreta CA1-oriente o ruta a El Salvador, en donde se asignaron Q105.8 millones para 17.5 kilómetros, poco más de Q6 millones por cada kilómetro, mientras que en este recapeo mayor cada kilómetro costaría alrededor de Q3.1 millones.

Tramo de la carretera de la aldea Santa Rita, Palencia, hacia San José Pinula, en donde se piensan invertir Q27 millones. (Foto Prensa Libre: Esbin García).
  1. Carretera sobre barranco

La otra obra de infraestructura que el CIV planea construir se antoja difícil puesto que se trataría de reconstruir una carretera nacional que fue destruida por el paso, primero del huracán Mitch en 1998 y luego por la tormenta tropical Ágata en 2010.

Según el proyecto, se trata del “mejoramiento” de la 8ª calle de la 1ª a la 5ª avenida de la zona 3 de Palín, Escuintla, donde algún día hubo una carretera nacional que llevaba hasta Antigua Guatemala. Con el tiempo a los automovilísticas ya no les hizo falta la ruta. Se ignora si el proyecto ya cuenta con los estudios de factibilidad.

El área, prácticamente es un pequeño barranco en donde al fondo corren las aguas servidas que genera el municipio. Las familias que ahí habitan comentan que el alcalde ya ofreció la carretera, pero ignoran si en esta ocasión se hará realidad y más bien piden apoyo para asegurar las laderas en donde viven que en cada inverno representan un riesgo.

Área de Palín, Escuintla, donde supuestamente se invertirán Q20 millones en un proyecto carretero. (Foto Prensa Libre: María René Barrientos).

0