Por qué una agenda populista dominará las prioridades del Congreso en 2022

Los diputados buscarán la atención de los medios y figurar en redes sociales con tal de ganar adeptos para las siguientes elecciones generales.

Publicado el
Guardar Compartir
El Congreso, por tercer año consecutivo, es presidido por el partido oficial Vamos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El Congreso, por tercer año consecutivo, es presidido por el partido oficial Vamos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Congreso tiene muchas responsabilidades este año. Debe elegir al próximo Procurador de los Derechos Humanos (PDH), al Contralor General de Cuentas (CGC) y definir qué harán con la tardía renovación de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Un escenario complejo para una novena legislatura que no ha podido dar la talla a las necesidades sociales, según la opinión de politólogos que destacan una pasividad parlamentaria en los últimos dos años.

Las ambiciones políticas van a ganar protagonismo por ser un año preelectoral, impidiendo debates de altura en la consolidación de acuerdos para leyes de carácter social, según los expertos.

Roberto Alejos, exdiputado y expresidente del Congreso, explicó que siempre en el tercer año de legislatura la mayoría de los diputados se preocupan por mantener el puesto y no por hacer un buen trabajo.

Le podría interesar
Alianza oficialista retiene comisiones legislativas estratégicas en el 2022

“Vemos que la legislación va a tener un enfoque muy preelectoral. Se van a ir en consolidar su alianza con el Gobierno y sus aliados, en presentar iniciativas con la búsqueda de popularidad y sobre todo en seguir buscando la protección para mantener la impunidad y el control de las Cortes”, señaló Alejos.

Dos propuestas que podrían enmarcar la “calidad” de las iniciativas que veremos este año, según él, son las que recientemente presentaron los diputados Allan Rodríguez y Patricia Sandoval.

La primera responde a las exigencias de los veteranos del Ejército que bloquearon carreteras y quemaron una parte del Congreso el año pasado, la segunda una propuesta que “vende” seguridad ciudadana.

Son iniciativas que según Alejos buscan quedan bien con grupos sociales que son “importantes” para una elección por la cantidad de personas que mueven, o bien ofrecerles aquello que más demanda la sociedad.

Iniciativas populistas

Este año muchos estudios de opinión se harán públicos, medirán la eficiencia del Gobierno, de los partidos políticos y su popularidad. Todo aquel que aspire a un cargo de elección pública necesita perfilarse ante los medios.

Alejandro Quinteros, analista independiente experto en dinámicas parlamentarias, señaló que cualquier propuesta que veamos de diputados difícilmente responderán a un problema serio y de fondo.

“No vamos a ver una agenda con un norte bien definido, con una visión de país, sino esperamos con mucha seguridad una agenda con visión de corto plazo pensando ya en la convocatoria de elecciones generales que es prácticamente en un año”, refirió.

Para Quinteros las propuestas serán iniciativas populistas, “veremos el tema de los veteranos militares por el grupos de personas que representan, temas vinculados a pactos colectivos y grupos sindicales, en el mejor de los casos que llamen a la población pero ellos (los diputados) buscarán que sean atractivos para esos sectores o grupos”.

Para Alejos cualquier iniciativa que se presente año tiene que ser estudiada a detalle, pese a que falta un año para la convocatoria a elecciones los políticos buscan desde ya estar en la mente de la población.

“La otra es tratar de salir en los medios y en las redes sociales proponiendo temas que sean populares para la población, o bien que les ayude a conseguir el apoyo de grupos como en el caso de los exmilitares y lo que hace Allan Rodríguez, suele suceder porque ya la campaña comienza en marzo de 2023 tienen este año para buscar y conseguir popularidad con sus iniciativas”, precisó.

Lea también: ¿Qué se puede esperar este 2022 en la relación bilateral Guatemala-EE. UU.?

Políticos sin resultados

Otro factor que va a ir de la mano de las iniciativas populistas será la evasión de los diputados y funcionarios a las responsabilidades y cumplimiento de las normas, ya que esto se traduce a un desgaste político.

Los expertos ponen de ejemplo la pasividad con la que el Gobierno amplió la obligatoriedad de los transportistas a pagar un seguro de daños a terceros, pese a que enero ha estado marcado por accidentes de tránsito.

Lindsay Tillit, analista política de la organización de mujeres Alas de Mariposa, estima que esas propuestas populistas van a ir caminando con tal de ir consolidando apoyo político mientras que temas urgentes se van a seguir postergando.

“Ya hay iniciativas populares que formarán parte de la agenda legislativa, recibirán dictamen favorable y van avanzar, pero habrá otros temas como la ley marco de protección a niñas que son víctimas de violencia sexual ni ha sido leída en el Pleno, ya tiene más de un año y así hay un montón más, todas esas iniciativas que responden a compromisos electorales del 2023 si van a ir caminando para ir consolidando apoyos”, comentó.

Para la experta ya se han dado muestras de esa agenda populista en estas sesiones, “la primera iniciativa aprobada del año fue la de la chatarra en la escuela, propuesta por el bloque Valor a quien le dejaron la Comisión de Derechos Humanos, todo esto ya es una muestra de esos compromisos políticos que tienen”.

Priorizar la economía

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), es clave que los diputados pongan los ojos en iniciativas que ya están más encaminadas.

“Es muy probable que veamos iniciativas de ese tipo (populares), pero hay que tomar conciencia de todas esas iniciativas que ya tienen dictamen favorable y que están en discusión par segundo o tercer debate”, refirió.

A su criterio la agenda de reactivación económica tiene que ser una prioridad,  pero para que esas iniciativas caminen deben ser aprobadas en el primer semestre del 2022.

Tras este punto ya será difícil que el Pleno apruebe iniciativas porque tendrán encima la elección de autoridades y los intereses políticos ya estarán más cerca, según Zapata.

“Debe de ser prioridad todo el paquete de iniciativas de ley de carácter económica, una que ya está por ser aprobada es la ley de insolvencias, esperamos que ya pueda ser aprobada en las próximas semanas, así como el contrato del aerómetro que le dejaría a la ciudad un medio de transporte mucho más eficiente y con energía limpia, además de fortalecer la movilidad”, puntualizó.

Populismo político

Las fuentes consultadas coinciden que el termino “populismo” al hablar en un contexto político tiene que ver con propuestas que buscan ganar la aceptación del pueblo, todo ello debido a intenciones políticas de fondo con las que buscarán su simpatía para futuros fines electorales.

Además de los obsequios que los candidatos hacen en sus viajes de campaña ofrecimientos como la aplicación de la pena de muerte, que se traduce a matar a delincuentes, hacen eco en una sociedad violenta donde sus autoridades no pueden brindar seguridad y garantizar uno de lo derechos más fundamentales como la vida.

Pero tratados internacionales a los que Guatemala forma parte impiden que la pena de muerte se pueda aplicar entre los castigos judiciales, pero es algo que omiten los políticos para ganar “popularidad”, haciendo ofrecimientos de leyes de intereses colectivo que a la práctica sin casi imposibles de hacer.

El populismo político busca mover a las masas, tener adeptos y ganar votos, todo mediante a ofrecimientos vacíos y sin fundamentos técnicos, judiciales o científicos.


0