Guerra sin tregua contra la democracia

Opinión

Por culpa de Jimmy Morales, el 31 de agosto de 2018 pasará a la historia como el día en que un presidente civil, que muy podrá haber sido electo en las urnas, pero igual traicionó la democracia cuando se embriagó de poder, miedo y cobardía, enfrentó a la ciudadanía con un mensaje simbólico que amenaza con retornarnos de lleno al pasado deplorable y oscuro de donde aún luchamos por salir.