Todo problema de aprendizaje tiene solución

Para la mayoría de niños el aprendizaje en las aulas se da sin ningún tipo de dificultad, pero hay otros que requieren una ayuda especial, aún más cuando están diagnosticados con algún tipo de problema de aprendizaje.

Problemas de aprendizaje que tienen solución
Problemas de aprendizaje que tienen solución

Se dice que hay algún problema de aprendizaje cuando ocurre algún mal funcionamiento en determinada zona del sistema nervioso y como consecuencia hay dificultad para la abstracción y comprensión de la información, sobre todo aquello relacionado con los procesos de lectoescritura y cálculo, explica Jennifer Asturias,  psicóloga de Fundación Pediátrica Guatemalteca.

De acuerdo con Asturias, a los 7 años el pequeño alcanza la madurez esperada para iniciar el aprendizaje, por lo que este es el momento oportuno para detectar cualquier problema y ayudarlo de la mejor manera. Hay que prestar atención cuando el niño muestra frustración ante el aprendizaje de  contenidos, dificultad para seguir el ritmo de comprensión de sus compañeros o  inconvenientes para sumar.

Según la psicopedagoga Amarilis Beltrán, los problemas de aprendizaje no se deben confundir con pereza y otro tipo de conductas. “El chico que tiene estas dificultades regularmente se esfuerza en seguir instrucciones y concentrarse en captar, procesar y dominar la información”, añade.

Beltrán comenta que existen otros factores que provocan que el alumno tenga dificultades para desarrollarse en la escuela, y estos son  problemas emocionales, como separación de los padres, duelo, maltrato físico y emocional, así como visión borrosa y dificultad para escuchar o hablar.

El docente debe comunicarle a los padres de familia cuando observe algún comportamiento que afecte el aprendizaje de los niños para que juntos busquen la ayuda necesaria.

En esta edición se incluye los cuatro tipos de problemas de aprendizaje catalogados como tal.  

– DISFRAFÍA

Dificultad para reproducir las letras o palabras.

Señales:

Rigidez en la escritura

Letras difusas

Deficiente organización de las páginas

Dificultad para copiar las palabras del pizarrón, libro u otro cuaderno

– DISCALCULIA

Se manifiesta con una baja capacidad para el procesamiento numérico y el cálculo. En la mayoría de casos los niños pueden tener bajo rendimiento en matemática, mientras que en las demás materias todo transcurre con normalidad.

Señales:

Puede identificarse si el niño utiliza los dedos para contar, pero pocas veces aciertan

Dificultad para contar hacia atrás

Inversión de tiempo para hacer tareas de Matemáticas

Problema para multiplicar y manejar cifras altas

– DISLEXIA

Es un trastorno crónico (si no se trata) que afecta a uno de cada 10 niños, aunque muchos no son diagnosticados. Quien padece dislexia percibe que las letras bailan y se amontonan, por lo que tiene dificultad para establecer la relación entre imagen, sonido y lo que escribe.

Señales:

Cambia la “p” por la “q”, la “d” por la “b”

Tiene dificultades para aprender a leer y escribir

Manifiesta aburrimiento y falta de interés en clase

– DÉFICIT DE ATENCIÓN

Afecta la capacidad del niño para concentrarse y atender tareas escolares, trabajo u otras actividades. Se divide en dos grupos:

Los soñadores: por su falta de atención en clase pueden pasar inadvertidos. Son callados y parecen estar escuchando pero piensan en otras cosas.

Los hiperactivos: pierden rápido la atención. Tienen exceso de actividad, son desorganizados para hacer las tareas y esto produce graves problemas de aprendizaje.