“Un verdadero monstruo dormido”: qué es un supervolcán y cómo podría acabar con la humanidad

De acuerdo con la ONU, ante una catástrofe mundial solo habría reservas de alimentos para unos 74 días.

Publicado el
La erupción del supervolcán Yellowstone, bajo esta extraña laguna, podría ser catastrófica para la humanidad. (Foto: AFP)
La erupción del supervolcán Yellowstone, bajo esta extraña laguna, podría ser catastrófica para la humanidad. (Foto: AFP)

La Agencia Aeroespacial de Estados Unidos (Nasa) ha hecho varias advertencias sobre la letalidad de los volcanes llamados “monstruos dormidos”.

Estos colosos, según los científicos, podrían representar un verdadero riesgo para la humanidad, pues han acumulado gran energía durante miles de años.

Una de estas estructuras naturales, llamados supervolcanes, se encuentra en el Parque Nacional Yellowstone, en Estados Unidos.

La Nasa ha advertido que una explosión de este coloso podría ser catastrófica para la humanidad.

De acuerdo con el Heraldo de México, citando a científicos, el peligro del supervolcán Yellowstone, ubicado en el estado de Wyoming, radica en que se formó hace 600 mil años, y la última explosión de la que se tienen cálculos ocurrió hace 175 mil años.

La Nasa considera que, de liberar la energía que ha acumulado por todo ese tiempo sin actividad, su erupción podría ser unas cien veces mayor a una normal.

Invierno volcánico

Como consecuencia de esa gran explosión, gran parte del mundo entraría en lo que se conoce como un invierno volcánico.

Es decir, la atmósfera se enfriaría por la presencia de ceniza volcánica, lo que haría descender las temperaturas en forma abrupta.

A la vez, la oscuridad se apoderaría de las zonas afectadas debido a que la ceniza impediría el paso de la luz del sol.

Entonces el clima cambaría radicalmente y miles de especies de animales y plantas morirían, con lo que llegaría la escasez de alimentos y de recursos.

Lea también: ¿Gran terremoto y una nueva pandemia? Las terribles profecías de Nostradamus para 2021

De acuerdo con el Heraldo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha advertido que con una catástrofe de este tipo, las reservas de alimentos en el planeta solo cubrirían unos 74 días, lo que causaría una crisis aguda de alimentos.

Por si fuera poco, el aire contaminado con ceniza y otros materiales volcánicos causaría un sinnúmero de enfermedades mortales.

Por estas razones, varios grupos de expertos trabajan en posibles soluciones para desgasificar este tipo de supervolcanes, pero hasta el momento, no se ha encontrado una propuesta viable.